Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.12-Si abandonamos el sábado bíblico y observamos otro día,¿qué excusa podemos ofrecer en el juicio? No hay ninguna razón bíblica para guardar el primer día de la semana en lugar del séptimo’ Category

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL -parte 12-

DESCUBRIENDO UNA ADORACIÓN MÁS PROFUNDA-parte 2- 

¿Qué diremos acerca de la resurrección de Cristo?  En ningún lugar de la Escritura se nos dijo que guardáramos un día en honor de la resurrección de Cristo. Hacer eso no está en armonía con la Escritura.  Por el contrario, poner a un lado la creación y el sábado santificador de la Biblia –sustituyendo por otro día de la semana- y excusar esto diciendo que lo hacemos “en honor a la resurrección de Cristo” –es ciertamente algo muy osado. 

¡Quién puede atreverse a rechazar el monumento recordativo de la creación y la salvación por cualquier motivo!  Hacerlo a sabiendas es una burla de los directos y repetidos mandamientos bíblicos, ordenados por el Dios del cielo.  Hacerlo, niega que El es nuestro Creador y Redentor.

Si abandonamos el sábado bíblico y observamos otro día, ¿qué excusa podemos ofrecer en el juicio? No hay ninguna razón bíblica para guardar el primer día de la semana en lugar del séptimo día.

PUNTO NUMERO TRES:

El pueblo de Dios guardó el sábado bíblico antes de que los Diez Mandamientos fueran dados en el Monte Sinaí.

La verdad del sábado fue dada por primera vez a nuestra raza en el Edén antes de la caída del hombre.  Esta fue dada antes de que el pecado existiera y separada de éste. Fue dada a todo hombre para unirlo con su Dios.  Y si Adán necesitaba el sábado, nosotros lo necesitamos mucho más hoy día.

El pueblo de Dios lo tenía antes del Monte Sinaí.  Cuatro capítulos antes de que los Diez Mandamientos fueran dados en el Monte Sinaí, el Dios del cielo habló de una manera tal, que es evidente que el sábado era ya bien conocido por el pueblo de Dios –pero no fue siempre bien observado. (Léase Éxodo 16).

Hay quienes dicen que el sábado del séptimo día no fue ordenado por Dios, ni guardado por el hombre antes que fuera pronunciado desde el Monte Sinaí en Éxodo 20.  Pero Génesis 2:1-3 y Éxodo 16 lo prueban de otra manera.

PUNTO NUMERO CUATRO:

El mandamiento del sábado del séptimo día se encuentra en el mismo centro de la Ley moral de los Diez Mandamientos.

“Acuérdate del día del sábado para santificarlo. “Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; más el séptimo día es reposo (sábado) para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.

“Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas la cosas que en ellos hay, y reposo en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó” Exo.20:8-11.

El mandamiento del sábado es parte de la Ley moral de los Diez Mandamientos. El apóstol Santiago nos dice que si violamos una parte de esa Ley, la hemos violado toda (Léase Sant.2:10-12). No podemos separar el cuarto mandamiento sin dejar de lado también los otros.  Todos ellos permanecen unidos, porque el Dios del cielo los puso juntos. Nosotros no decidimos cual día de la semana ha de guardarse santo para Dios, solamente El puede hacerlo. El es quien manda; a nosotros nos toca obedecer.  (Elena White)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: