Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.11-DESCUBRIENDO UNA ADORACIÓN MÁS PROFUNDA(IMPERD)Dios apartó el sábado como día de reposo 2000 años antesque existiera elprimer judío.De modo que el sábadobíblico espara TODA la humanidad’ Category

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 11-

DESCUBRIENDO UNA ADORACIÓN MÁS PROFUNDA –parte 1-

 

Hemos aprendido que muchas gemas de verdad se perdieron en la Edad Media, las cuales debemos recuperar hoy día. Una de las más valiosas es el hecho de que usted puede tener una relación mucho más íntima con Dios de lo que había imaginado.

Cuando estudiamos la Palabra de Dios-la Santa Biblia- y obedecemos sus verdades, podemos entrar en la senda de la obediencia en la que Dios nos invita a transitar.

A continuación usted descubrirá lo que las Escrituras dicen acerca de una verdad especial que Dios tiene para usted.

PUNTO NUMERO UNO:

El sábado fue dado a toda la humanidad en la Creación de este mundo.    

El sábado del séptimo día fue dado a la humanidad en el séptimo día de la semana de la creación.

“Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.  Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación”   (Gen.2:1-3).

Dios dedicó y apartó el sábado como un día de reposo- 2000 años antes de que existiera el primer judío. Abraham es considerado por todos como el primer judío.  El vivió alrededor del año 2000 A.C.  Los registros bíblicos indican que la creación de este mundo tuvo lugar aproximadamente en el 4000 A.C.  De modo que el sábado bíblico NO es judío!  Es para toda la humanidad; es para TODO EL MUNDO.

“El día de reposo fue hecho por causa del hombre…” (Marcos 2:27).

PUNTO NUMERO DOS:

El sábado es un monumento recordativo de la creación y de nuestra salvación.

Primero: Este es un monumento recordativo de la creación.

“Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó” (Éxodo 31:17).

Como un monumento recordativo de la creación de este mundo, el sábado no puede desaparecer sin que primero desaparezca este mundo -y ¡sea creado de nuevo! Nuestro planeta no podría tener un sábado nuevo u otro diferente, sin que éste fuera primero echado al olvido- y entonces un nuevo planeta fuera creado de la nada.  Pero un evento semejante no ha ocurrido.

Segundo: El sábado es un símbolo de nuestra salvación.  Cuando lo guardamos, le decimos al mundo que pertenecemos a Dios y que le servimos y lo obedecemos.  El sábado del séptimo día es una señal de nuestra conversión, santificación y salvación:

“En verdad vosotros guardaréis mis sábados; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico”  (Éxodo 31:13).

“Y les di también mis sábados, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová, que los santifico” (Ezequiel 20:12).

 “Y santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová, vuestro Dios” (Ezequiel 20:20). 

(Elena White)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: