Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.02-Aunque rodeado de abnegación, algo sucedió. ¿Qué podía transformar un ángel de luz en un diablo- en el mero centro del cielo?’ Category

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 2-

EL ORIGEN DEL MAL Y DEL DOLOR-parte 1-

EL ORIGEN DEL MAL Y DEL DOLOR –parte 1-

¿Cómo empezó el pecado?  ¿Por qué hay pecado? He aquí uno de los temas más abarcantes.  De toda las historias, la más asombrosa-¿cómo empezó el pecado?-

Aunque rodeado de abnegación, algo sucedió. ¿Qué podía transformar un ángel de luz en un diablo- en el mero centro del cielo? Esto es algo que Ud. querrá leer.  Le explicará ¿porqué Dios tuvo que esperar?, y el maravilloso futuro para sus hijos por haber esperado.

Para muchos el origen del pecado y el por que de su existencia es causa de gran perplejidad.  Ven la obra del mal con sus terribles resultados de dolor y desolación, y se preguntan como puede existir todo eso bajo la soberanía de Aquél cuya sabiduría, poder y amor son infinitos.  Es ésto un misterio que no pueden explicarse.  Y su incertidumbre y sus dudas los dejan ciegos antes las verdades plenamente reveladas en la Palabra de Dios y esenciales para la salvación.

Hay quienes, en sus investigaciones acerca de la existencia del pecado, tratan de inquirir lo que Dios nunca reveló; de aquí que no encuentren solución a sus dificultades; y los que son dominados por una  disposición a la duda y a la cavilación lo aducen como disculpa para rechazar las palabras de la Santa Escritura.  Otros, sin embargo, no se pueden dar cuenta satisfactoria del gran problema del mal, debido a la circunstancia de que la tradición y las falsas interpretaciones han obscurecido las enseñanzas de la Biblia referentes al carácter de Dios, la naturaleza de su gobierno y los principios de su actitud hacia el pecado.

Es imposible explicar el origen del pecado y dar razón de su existencia.  Sin embargo, se puede comprender suficientemente lo que atañe a la disposición final del pecado, para hacer enteramente manifiesta la justicia y benevolencia de Dios en su modo de proceder contra todo mal.  Nada se enseña con mayor claridad en las Sagradas Escrituras que el hecho de que Dios no fue en nada responsable de la introducción del pecado en el mudo, y que no hubo retención arbitraria de la gracia de Dios, ni error alguno en el gobierno divino que dieran lugar a la rebelión.  El pecado es un intruso, y no hay razón que pueda explicar su presencia.

Es algo misterioso e inexplicable; excusarlo equivaldría a defenderlo.  Si se pudiera encontrar alguna excusa en su favor o señalar la causa de su existencia, dejaría de ser pecado.  La única definición del pecado es la que da la Palabra de Diosel pecado es transgresión de la ley”; es la manifestación exterior de un principio en pugna con la gran ley de amor que es el fundamento del gobierno divino.

Antes de la aparición del pecado había paz y gozo en todo el universo. Todo guardaba perfecta armonía con la voluntad del Creador.  El amor de Dios estaba por encima de todo, y el amor de unos a otros era imparcial, Cristo el verbo, el Unigénito de Dios, era uno con el Padre Eterno: uno en naturaleza, en carácter y designios; era el Único ser en todo el universo que podía entrar en todos los consejos y designios de Dios.  Fue por intermedio de Cristo por quien el Padre efectuó la creación de todos los seres celestiales. “Por El fueron creadas todas las cosas, en los cielos,… ora sean tronos, o dominios, o principados, o poderes” (Colos.1:16); y todo el cielo rendía homenaje tanto a Cristo como al Padre. (Elena White)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: