Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.38-Cuando se come a una hora tardía el estómago no tiene el descanso debido, se perturba el sueño, el cerebro y los nervios se cansan,…’ Category

 

 

ALIMENTACION PARA EL PUEBLO DE DIOS –DIOS SIEMPRE NOS PROVEE-parte 38-

COMO BALANCEAR UN MENU-parte 2-

“En muchos casos, es mejor comer dos veces al día que tres. La cena, a una hora temprana, interrumpe la digestión de la comida anterior.  A una hora tardía, no tiene tiempo para ser digerida antes de la hora de acostarse.  En esa forma, el estómago no tiene el descanso debido, se perturba el sueño, el cerebro y los nervios se cansan, se pierde el apetito por el desayuno, y todo el organismo no recibe nuevo vigor, ni está  preparado para desempeñar los deberes del día”. (C.R.A. pág.208)

“La costumbre de comer solo dos veces al día es reconocida generalmente como beneficiosa para la salud.  Sin embargo, en algunas circunstancias habrá personas que requieran una tercera comida que debe ser ligera y de muy fácil digestión.  Unas galletas o pan tostado al horno con fruta o café de cereales, son los más convenientes para la cena.

Para algunos es una tentación irresistible el ver comer a otros comer la tercera comida (cena), y se imaginan que están hambrientos, cuando en realidad no se trata de una sensación que invite a comer, sino de un deseo de la mente que no ha sido fortificada con principios firmes, y disciplinada en el sacrificio propio”. (C.R.A. pág.209)

 Algunos piensan sinceramente que un régimen alimenticio adecuado consiste mayormente en  papillas o atoles de cereales. El alimentarse mayormente de esta manera no proporcionara salud a los órganos digestivos, porque esa comida es demasiado líquida.  Hay que estimular el consumo de frutas, legumbres y pan”. (C.R.A. pág.373)

En su libro “Ocho Recursos para Vivir Sano y Feliz”, Lucile H. Jones escribe lo siguiente:

“Mi familia y yo descubrimos que a la hora del desayuno nuestros estómagos se encontraban mejor preparados para recibir más alimentos que al medio día o en la noche.  También descubrimos que teníamos una mejor cena cuando ésta era ligera.

Podía planear el desayuno la noche antes, podía colocar las cosas en el horno cuando me levantaba en la mañana, y así tenía el desayuno listo a tiempo.

Este programa nos permite tener más energía durante toda la mañana y llevar a cabo una mayor cantidad de trabajo con más facilidad.  Nos sentimos más contentos y tenemos una mejor disposición para hacer frente a cualquier problema que se presente durante el día. Si el lector se pregunta como es posible comer tanto tan temprano en el día, trate de comer poco o nada a la hora de la cena. Luego a la mañana siguiente haga una buena caminata o trote antes del desayuno.

Es un hecho conocido el que los estudiantes que toman un desayuno adecuado regularmente se mantienen más alertas y se concentran mejor en sus tareas escolares que los chicos que desayunan mal.

Un estudio realizado acerca de la eficiencia de los trabajadores de una fábrica demuestra que los que toman desayuno producen más y tienen menos accidentes durante la hora que precede al almuerzo, que sus compañeros que toman desayunos insuficientes.

¿Qué produce estos cambios en el comportamiento, la actitud y el trabajo físico?

El diagrama que sigue contrasta los niveles de azúcar en la sangre de los que toman un buen desayuno con los niveles de azúcar en la sangre de los que toman un desayuno inadecuado.  Las diferencias son elocuentes. 

Continúa en parte 39

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: