Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.01-FISIOLOGIA DE LA DIGESTION. El tracto digestivo está formado por: boca, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso, hígado, vesícula biliar, páncreas.’ Category

 

 

 

 

 

 

ALIMENTACION PARA EL PUEBLO DE DIOS –DIOS SIEMPRE NOS PROVEE-parte 1-

FISIOLOGIA DE LA DIGESTION-parte 1-

La digestión es la elaboración de los alimentos en el aparato digestivo. La digestión de los alimentos que consumimos, es el método primario para obtener energía para todas las funciones de nuestro cuerpo, que realiza a nivel celular.

El tracto digestivo está formado por: boca, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso, hígado, vesícula biliar, páncreas.

a.    BOCA:

En la boca, los dientes realizan la primera tarea al partir el alimento. La lengua se encarga ahora de pasarlo a los molares, donde se trituran con la ayuda de la saliva que lo humedecerá, y comenzará a transformarlo en sustancias que el cuerpo pueda absorber.  En la boca hay tres pares de glándulas salivales que ayudan a convertir los alimentos en una papilla, a la vez que los carbohidratos empezarán a transformarse. La saliva está constituida esencialmente de agua, sales minerales y sustancias orgánicas tales como musina y diastasa digestiva.

“A fin de lograr una digestión saludable, el alimento debe comerse lentamente, para evitar la dispepsia. Si el tiempo de que disponen para comer es limitado, no engullir los alimentos, sino comer menos y masticar lentamente. 

El beneficio que proviene del alimento no depende tanto de la cantidad comida como de su completa digestión, y  la satisfacción del gusto no depende tanto de la cantidad de alimentos ingeridos como del tiempo que éstos permanecen en la boca. Los que están ansiosos o apurados, harían bien en  no comer hasta no encontrar descanso o alivio; porque las facultades vitales, ya severamente sobrecargadas, no pueden suplir los fluidos digestivos necesarios.

Conviene comer despacio y masticar perfectamente, para que la saliva se mezcle debidamente con el alimento y los jugos digestivos entren en acción.” (Consejos sobre el Régimen Alimenticio-Elena White-)

b.    ESOFAGO:

A través del esófago el alimento ya masticado es transportado desde la boca al estómago.  En la parte superior del esófago hay varios músculos que ayudan para que el alimento descienda al tercio inferior del esófago donde está el esfínter llamado “cardias”. Con el peso del alimento éste se abre y permite que el alimento pase al estómago.

El cardias es un engrosamiento muscular que cierra la abertura entre el esófago y el estómago, e impide que el contenido del estómago se devuelva al esófago cuando hay presión de una parte del estómago hacia el tórax.

c.    ESTOMAGO:

Es un órgano muscular con forma parecida a una “J”. La parte superior del estómago se llama “fundus”, la parte media “cuerpo” y la parte inferior “antro”, la cual termina en el píloro.

Las paredes del estómago se componen de varias partes de tejido muscular (lisas), capaces de contraerse fuertemente en forma de ondas peristálticas.  La cara interna del estómago está tapizada a la manera de un forro por una mucosa.  En la mucosa gástrica se fabrican diferentes secreciones encargadas de la digestión de los alimentos.

En el estómago el alimento se detiene por un tiempo variable según la clase de alimento, el líquido que se haya ingerido, la forma como se haya preparado y si ha sido o no bien masticado.

El alimento más fácil de digerir son las frutas. Una comida a base de frutas, que haya sido bien masticada e insalivada tiene un tiempo de vaciamiento del estómago de 2 horas o menos. Le siguen los cereales y después las verduras. Entre los alimentos de difícil digestión siguen las leguminosas secas y las oleaginosas.  Por último tenemos los productos animales, que son los de más difícil digestión.

Cuando los alimentos entran en el estómago se estimulan sus secreciones y se activan las contracciones de sus paredes.  En el estómago, los alimentos comienzan a reblandecerse y desintegrarse gracias a la acción de la pepsina. La acción de la pepsina es reforzada por la acción del jugo gástrico.

La pepsina actúa especialmente sobre las proteínas, convirtiéndolas en  compuestos más sencillos llamados polipépticos. La digestión de éstos continúa en el intestino delgado.  La digestión de los alimentos que se inició en la boca, continúa en el estómago; mediante la acción de la enzima lipasa se inicia la digestión de las grasas.

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: