Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.01-Algunos creen que el Orión es una fabulosa puerta que nos conecta con un mundo maravilloso,el pasadizo misterioso entre el Universo y el cielo de Dios, y que por allí regresará Jesucristo….’ Category

RESCATE DESDE EL ORION – LA ESPERANZA DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO-parte 1-

 

Según la leyenda griega, Orión fue un cazador quien después de provocar la ira de Zeus, fue enviado al cielo a formar parte de las estrellas junto con sus perros, el Can Mayor y el Menor.  Allí quedó para siempre, para alumbrar las noches y despertar la imaginación de los observadores.

En términos astronómicos, Orión es una de las constelaciones más visibles del firmamento.  Está compuesta por nueve estrellas y una nebulosa, entre ellas las gigantescas Rigel, de color azul, y Betelgeuse, de color anaranjado, ambas estrellas de primera magnitud.

La famosa nebulosa de Orión, que se percibe como la estrella en el centro de la espada del cazador, ha demostrado ser el centro de una agitada actividad estelar.  Un enorme volumen de gases y energía radiactiva está obligando a la nebulosa a expandirse. En el centro de la nebulosa se puede ver un grupo de cuatro estrellas llamado “Trapecio”, que muestra un extraordinario colorido.

Algunos creen que el Orión es una fabulosa puerta que nos conecta con un mundo maravilloso fuera del alcance de nuestra más atrevida imaginación: el pasadizo misterioso entre el Universo y el cielo de Dios.  Piensan que por allí regresará Jesucristo a esta Tierra como Rey de reyes.

La fama de Orión no comenzó hace poco.  Más de mil años antes de Cristo, el libro de Job preguntaba: “¿Podrás tú atar los lazos de las Pléyades, o desatarás las ligaduras de Orión?” (Job 38:31).  Y el profeta Amós (785-740 a.C.), con ardiente retórica proclamó: “Buscad al que hace las Pléyades  y el Orión….Jehová es su nombre” (Amós 5:8).

Contemplar el firmamento estrellado es una de la mejores terapias del alma; un ejercicio en el ajuste de perspectivas. Despierta la imaginación, disminuye el tamaño de los problemas meramente humanos, y nos obliga a creer en un Ser Supremo y benévolo; porque cualquiera que adornó la noche de una forma tan generosa y espectacular tiene que ser bondadoso.

El cantor de Israel miró el cielo, pulsó las cuerdas de su arpa y entonó hermosos himnos: “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos” (Salmo 19:1)…”Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: “¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?” (Salmo 8:3-4).  Y como David, otros hombres contemplan las estrellas, y piensan y sueñan y alaban a ese Alguien grande y bueno que conoce y recuerda a sus criaturas.

Y embargados por la grandeza inconcebible del espacio estrellado, nos atrevemos a pensar en un mundo mejor, en una vida más excelente, y nos llenamos de esperanza. No estamos solos.  Hay algo –Alguien- más allá de las estrellas, más allá del Orión.

LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO-parte 1-

Además de las maravillas  del Orión y de la inmensidad del espacio sideral, continuamente la existencia nos desafía con misterios difíciles de explicar. Las complejidades de la ciencia, la contemplación de innumerables elementos abstractos que nos rodean, todo nos invita a explorar dimensiones sobrenaturales de nuestra existencia.  La misma vida nos parece tan corta que buscamos por diversos medios la forma de asegurarnos la existencia en un más allá.     

Continúa en parte 2

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: