Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.51-La paz interior y una conciencia libre de ofensas hacia Dios agilizará y vigorizará el intelecto. Cada emoción y deseo debe estar sujeto a la razón y a la conciencia.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 51-

 

LA CONCIENCIA. La paz interior y una conciencia libre de ofensas hacia Dios agilizará y vigorizará el intelecto. Cada emoción y deseo debe estar sujeto a la razón y a la conciencia. –parte 3-

LA INFLUENCIA DE LA VERDAD SOBRE LA CONCIENCIA Y EL CORAZON: El salmista dice “La exposición de tu palabra alumbra; hace entender a los simples” (Salmo  119:130).

Cuando la verdad actúa sólo sobre la conciencia, crea mucha incomodidad; pero cuando se invita a la verdad a entrar en el corazón, todo el ser es llevado en cautividad a Jesucristo. Aún los pensamientos son capturados, pues la mente de Cristo trabaja donde la voluntad está sometida a la voluntad de Dios.

“Haya pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús” (Fil.2:5). La persona que ha sido liberada por el Señor es realmente libre, y no puede ser llevada a la esclavitud servil del pecado.

SI LA VERDAD ESTA SOLO EN LA CONCIENCIA TURBARA LA MENTE: “Todo juicio honrado estaba convencido por su conciencia de que Jesucristo era el Hijo de Dios, pero el corazón en su orgullo y ambición no se entregaba. Se mantenía en oposición contra la luz de la verdad, a la cuál ellos habían decidido negar y resistir”…

Cuando la verdad es tenida como verdad solo por la conciencia, cuando el corazón no es estimulado y hecho receptivo, la verdad sólo turba la mente.  Pero cuando se recibe la verdad como verdad en el corazón, ha pasado por la conciencia y ha cautivado el alma por medio de sus principios puros.

Es puesta en el corazón por el Espíritu Santo, que da la forma de su belleza a la mente a fin de que su poder transformador pueda verse en el carácter.

DIOS NO FUERZA LA CONCIENCIA: Dios no violenta nunca la conciencia; pero Satanás recurre constantemente a la violencia para dominar a los que no puede seducir de otro modo.  Por medio del temor o de la fuerza procura regir la conciencia y hacerse tributar homenaje.

CUANDO LA CONCIENCIA ES UNA GUÍA SEGURA: Quien tiene la conciencia como una guía segura no se detendrá a razonar cuando brilla sobre él la luz de la Palabra de Dios.  No será guiado por consejos humanos.  Pondrá todo interés egoísta a la puerta de la investigación y se acercará a la Palabra de Dios como alguien cuyo interés eterno está en la balanza.

LAS EMOCIONES Y LOS DESEOS SUJETOS A LA RAZÓN Y A LA CONCIENCIA: Si no hemos de cometer pecado hemos de evitarlo desde sus mismos comienzos.  Cada emoción y deseo debe estar sujeto a la razón y a la conciencia. Oremos con fe y con todo el corazón porque Satanás está velando para entrampar nuestros pies.

Debemos recibir ayuda de arriba si han de escapar a sus estratagemas. Podemos someter toda emoción y pasión a control, en serena sujeción a la razón y la conciencia. Entonces Satanás pierde el poder de controlar la mente.

LA GRACIA DE CRISTO ES SUFICIENTE PARA UNA CONCIENCIA CULPABLE: Cuando el pecado lucha por dominar en el corazón, cuando la culpa oprime el alma y carga la conciencia, cuando la incredulidad anubla el espíritu, acordémonos de que la gracia de Cristo basta para vencer al pecado y desvanecer las tinieblas. Al entrar en comunión con el Salvador entramos en la región de la paz.

LOS PADRES HAN DE AYUDAR A SUS HIJOS A CONSERVAR UNA LIMPIA CONCIENCIA: Debemos hacer todo lo que está a nuestro alcance para ayudar a nuestros hijos a tener una conciencia pura y limpia.  Enseñémosles a alimentarse de la Palabra de Dios, EL nos ha designado como los tutores de ellos. 

Si  les damos el alimento adecuado, y les enseñamos con diligencia la Palabra de Dios, mandato tras mandato, un poquito allí, otro poquito allá, con mucha oración a nuestro Padre celestial, nuestros esfuerzos serán ricamente recompensados.

LA CONCIENCIA HA DE SER LIMPIADA: Las ventanas del alma han de ser cerradas hacia la tierra y abiertas hacia el cielo, a fin de que los brillantes rayos del Sol de justicia tengan libre acceso a ella.  La memoria ha de ser refrescada por los principios bíblicos. 

La mente ha de ser mantenida limpia y pura a fin de que pueda distinguir entre el bien y el mal. El Espíritu Santo renovará la mente y el corazón y le dará fuerzas para llevar a cabo propósitos elevados y santos.

UNA CLARA CONCIENCIA PRODUCE PERFECTA PAZ: La paz interior y una conciencia libre de ofensas hacia Dios agilizará y vigorizará el intelecto. La voluntad está entonces dirigida y controlada rectamente, y es más decidida, y sin embargo libre de perversidad. 

Las meditaciones son agradables porque son santificadas.  La serenidad de la mente que podemos poseer bendecirá a todos los que tengan contacto con nosotros. Esta paz y calma, con el tiempo llegará a ser natural. La paz perfecta es un atributo del cielo que los ángeles poseen.

(Elena White)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: