Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.20-EL ESTUDIO DE LA BIBLIA Y LA MENTE…Revela el propósito de la vida. En ella se revela a los hombres la voluntad de Dios…. llegar a ser hijos de Dios,y compañeros de los ángeles sin pecado.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 20-

 

EL DESARROLLO DE LA MENTE

EL ESTUDIO DE LA BIBLIA Y LA MENTE. REVELA EL PROPÓSITO DE LA VIDA. EN ELLA SE REVELA A LOS HOMBRES LA VOLUNTAD DE DIOS…. llegar a ser hijos de Dios, y compañeros de los ángeles sin pecado. -parte 1-

FUNDAMENTO DE TODO ESTUDIO: La Palabra de Dios debe ser el fundamento de todo estudio, y las palabras de la revelación, cuidadosamente estudiadas, apelan tanto al intelecto como al corazón y los fortalecen.  Se requiere el cultivo del intelecto para que comprendamos la revelación de la voluntad de Dios para nosotros.

No puede ser descuidada por los que son obedientes a sus mandamientos. Dios no nos dio las facultades de la mente para ser dedicadas a proyectos vulgares y frívolos.

FORTALEZA DE PRINCIPIOS: Al ser recibidas, las verdades de la Biblia enaltecerán la mente y el alma. Si se apreciara debidamente la Palabra de Dios, jóvenes y ancianos poseerían una rectitud interior y una fuerza de principios que los capacitarían para resistir la tentación.

LA UNICA GUÍA VERDADERA: La familiaridad con las Escrituras agudiza la capacidad de discernimiento y fortifica el alma contra los ataques de Satanás. La Biblia es la Palabra del Espíritu, que nunca dejará de vencer al adversario. 

Es el único verdadero guía en todos los asuntos de fe y práctica.  La razón por la cual Satanás tiene tanto control sobre la mente y el corazón de los hombres, es que no han hecho de la Palabra de Dios su consejero, y todos sus caminos no han sido probados mediante la prueba verdadera.

SE DEFINE LA EDUCACIÓN SUPERIOR: Adquirir la educación superior significa seguir la Palabra, andar en las pisadas de Cristo, practicar sus virtudes. Significa renunciar al egoísmo, y dedicar la vida al servicio de Dios. La educación superior exige algo mayor, algo más divino que el conocimiento que se puede obtener solamente de los libros. 

Significa un conocimiento personal y experimental de Cristo; significa emancipación de la ideas, de los hábitos y prácticas que se adquirieron en la escuela del príncipe de las tinieblas, y que se opongan a la lealtad a Dios.  Significa vencer la terquedad, el orgullo, el egoísmo, la ambición mundanal y la incredulidad.  Es un mensaje de liberación del pecado.

INSPIRA LA MENTE: En la Palabra de Dios halla la mente temas de la más profunda meditación, las más sublimes aspiraciones.  Allí podemos estar en comunión con los patriarcas y los profetas, y escuchar la voz del Eterno mientras habla con los hombres. 

Allí contemplamos la Majestad de los cielos tal como se humilló para hacerse nuestro sustituto y garante, para luchar a solas con las potestades de las tinieblas y obtener la victoria en nuestro favor. Una reverente contemplación de estos temas no puede menos que suavizar, purificar y ennoblecer el corazón, y al mismo tiempo inspirar a la mente nueva fortaleza y vigor.

REVELA EL PROPOSITO DE LA VIDA: Pero lo que sobre todas la demás consideraciones debiera inducirnos a apreciar la Biblia, es que en ella se revela a los hombres la voluntad de Dios. En ella aprendemos el propósito de nuestra creación, y los medios por los cuales se lo puede alcanzar. 

Aprendemos a aprovechar sabiamente la vida presente, y a asegurarnos la futura.  Ningún otro libro puede satisfacer los anhelos del corazón o contestar las preguntas que se suscitan en la mente.  Si obtienen un conocimiento de la Palabra de Dios y le prestan atención, los hombres pueden elevarse de las más bajas profundidades de la degradación hasta llegar a ser hijos de Dios, compañeros de los ángeles sin pecado. (Elena White )

Continúa en parte 21

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: