Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.01-El Señor tiene un cielo de bendiciones y una tesorería de buenas cosas para satisfacer las necesidades del alma. El no las retendrá del que las busca en verdad.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 175-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 12-

 

INFLUENCIAS POSITIVAS SOBRE LA MENTE: El Señor tiene un cielo de bendiciones y una tesorería de buenas cosas para satisfacer las necesidades del alma. El no las retendrá del que los busca en verdad. -parte 1-

LA GRATITUD PROMUEVE LA SALUD: Nada tiende más a fomentar la salud del cuerpo y del alma que un espíritu de agradecimiento y alabanza. Resistir la melancolía,  y los pensamientos y sentimientos de descontento, es un deber tan positivo como el de orar.

POSEEDORES DE CAPACIDADES MENTALES Y FISICAS: ¡Qué natural es considerarnos los perfectos dueños de nosotros mismos! Pero la Palabra inspirada declara:

“No sois vuestros”… “Comprados sois por precio” (1 Cor.6:19,20)

En la relación con nuestros semejantes somos los propietarios de las facultades mentales y físicas que se nos han confiado; pero en nuestra relación con Dios, somos prestatarios mayordomos de su gracia.

TRATEMOS DE LOGRAR LA UNIDAD: Dios quiere que haya unión y amor fraternal entre su pueblo.  En la oración que elevó Cristo precisamente antes de su crucifixión pidió que sus discípulos fueran uno como

El era uno con el Padre, para que el mundo creyera que Dios lo había enviado.  Esta oración conmovedora y admirable llega a través de los siglos hasta nuestros días, pues sus palabras fueron:

Más no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos” (Juan 17:20)

Aunque no hemos de sacrificar un solo principio de 1 Cor.6:19,20 debemos procurar constantemente ese estado de unidad.  Es la evidencia de nuestro carácter de discípulos de Jesús, pues El dijo:

“En ésto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor unos con otros” (Juan 13:35)  

El apóstol Pedro exhorta a la iglesia así:

”Sed todos de un mismo corazón, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordioso, amigables, no volviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino antes por el contrario, bendiciendo; sabiendo que vosotros sois llamados para que seáis bendición en herencia” (1 Ped.3:8,9)

APROVECHEMOS LO POSITIVO DEL AMBIENTE: Aunque haya iniquidad, no debemos absorber nada de ella.  No hablemos acerca denuestro carácter que hay en el mundo; por el contrario, elevemos nuestras mentes y hablemos acerca del Salvador.

Cuando vemos la iniquidad que nos rodea, debemos estar más felices aún de que El es nuestro Salvador y nosotros somos sus hijos. No podemos mejorar nada de ésto; entonces hablemos de algo que sea más elevado, mejor y más noble. 

Hablemos acerca de las cosas que nos dejarán una buena impresión en la mente, y elevarán a cada alma por encima de esta iniquidad hacia la luz que se contempla más allá.

CONTEMOS LAS BENDICIONES QUE RECIBIMOS: Las energías mal encauzadas deberían ser dedicadas a agradecer y transmitir las ricas provisiones de la gracia de Dios en esta vida. El Señor tiene un cielo de bendiciones y una tesorería de buenas cosas para satisfacer las necesidades del alma. 

Hoy necesitamos más gracia y una renovación del amor de Dios y de las señales de su bondad, y El no retendrá estos buenos y celestiales tesoros del que los busca en verdad.

SEGÚN LOS DONES RECIBIDOS SON LOS INTERESES GANADOS: Cada siervo tiene un cometido del que es responsable, y los diferentes cometidos concuerdan con nuestra capacidad. Al otorgar sus dones, el Señor no ha obrado con parcialidad.

Ha distribuido los talentos de acuerdo con las conocidas facultades de sus hijos, y espera que los intereses ganados concuerden con ellos.

Elena White

Continúa en parte 176

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: