Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.00-INFLUENCIAS NEGATIVAS SOBRE LA MENTE.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-174-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 11-

 

INFLUENCIAS NEGATIVAS DE LA MENTE. Dios nos ayude a todos a ser abnegados, menos preocupados de nosotros mismos, más olvidadizos del yo y de los intereses egoístas.  Que el Señor nos guie para hacer el bien.- parte 3

EL CORAZÓN ES DEPRAVADO POR NATURALEZA: A fin de comprender correctamente esta cuestión, debemos recordar que nuestros corazones son depravados por naturaleza, y que somos incapaces, por nosotros mismos, de seguir una conducta correcta. 

Solamente por la gracia de Dios, combinada con los esfuerzos más sinceros de nuestra parte, podemos obtener la victoria.

LOS MALOS HABITOS IMPIDEN EL DESARROLLO: Cualquier hábito o práctica que debilite los nervios, las facultades del cerebro o la fuerza física, descalifica para el ejercicio de la gracia que viene después de la temperancia: la paciencia.

MENTES OCIOSAS E INDISCIPLINADAS: Dios no quiere que nos conformemos con las mentes perezosas, sin disciplina, pensamientos embotados y memoria deficiente.

AVANZAN POR LA VIDA A CONTRAMANO DEL MUNDO: La mayor parte de esos indisciplinados avanzan por la vida a contramano del mundo, y fracasan donde deberían haber tenido éxito. 

Llegan a creer que el mundo les debe algo porque no los adula ni los mima, y se vengan alimentando rencor y asumiendo una actitud desafiante. 

Las circunstancias a veces los obligan a fingir una humildad que en realidad no sienten; pero ésta no concuerda con su disposición natural, y sus verdaderas características aparecen tarde o temprano.

REVISEN TODO HABITO Y COSTUMBRE: Debemos revisar cuidadosamente todo hábito y costumbre, y eliminar inmediatamente todo lo que atente contra la salud del organismo, y pueda tender una sombra sobre la mente.

QUE HACER CON LA DUDA: Aún los cristianos de larga experiencia son asaltados a menudo con las más terribles dudas y desánimo.  No debemos considerar que, a causa de las tentaciones, nuestro caso sea desesperado.  Confiemos en Dios, esperemos en El y descansemos en sus promesas.

Cuando el diablo viene con sus dudas e incredulidades cerremos la puerta de nuestro corazón.  Alcemos nuestra vista adonde podamos contemplar las cosas que son eternas, y encontraremos fuerza para cada hora.  La prueba de nuestra fe es mucho más preciosa que el oro.

LA REPETICION DEL PECADO DEBILITA LA CAPACIDAD DE RESISTENCIA: Ningún hombre puede dedicar, aunque  sea una sola vez, las facultades que Dios le ha dado al servicio del mundo o del orgullo sin colocarse en el terreno del enemigo. 

Cada repetición del pecado debilita su poder de resistencia, enceguece sus ojos y anubla la convicción.

ANIMEMOS A LOS DESANIMADOS: Al trabajar a favor de las personas de malos hábitos, en vez de señalarles la ruina hacia la cual se precipitan, debemos dirigir sus miradas hacia Jesús.  Esto será más eficaz para la salvación del cuerpo y del alma.

ASUNTOS ESTERILES QUE CONSUMEN TIEMPO: Debemos apartarnos de un sinnúmero de temas que llaman nuestra atención. Hay asuntos que consumen tiempo y despiertan deseos de saber, pero que acaban en la nada. 

Los más altos intereses requieren la estricta atención y energía que suelen dedicarse tantas veces a cosas relativamente insignificantes.  De por sí, aceptar nuevas teorías no infunde nueva vida al alma. 

Aún el conocimiento de hechos y teorías importantes en sí mismos resulta de escaso valor si no lo practicamos.  Necesitamos sentir la responsabilidad de dar a nuestra alma el alimento que nutra y estimule la vida espiritual.

VIVAMOS CON UN PROPOSITO: Deberíamos vivir para el mundo venidero.  Es muy desagradable vivir una vida al azar  y sin un blanco definido.  Debemos tener un objetivo en la vida, vivir para un propósito. 

Dios nos ayude a todos a ser abnegados, menos preocupados de nosotros mismos, más olvidadizos del yo y de los intereses egoístas. 

Que el Señor nos guie para hacer el bien, no por el honor que esperamos recibir aquí, sino porque ese es el objeto de nuestra vida; y que nos de una respuesta al fin de nuestra existencia.  Que nuestra oración diaria se eleve hacia Dios, para que nos prive de nuestro egoísmo. 

Elena White

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-173-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 10-

 

INFLUENCIAS NEGATIVAS DE LA MENTE: Por la perversión de los apetitos y las pasiones, el hombre ha perdido el poder de Dios pero se ha provisto un remedio para la santificación de la humanidad.-parte 2

PERDIDA DE LA INTEGRIDAD CONSCIENTE: Cuando perdemos nuestra integridad consciente, nuestra alma se convierte en un campo de batalla para Satanás, abrigamos dudas y temores, suficientes para paralizar nuestras energías y conducirnos al desánimo.

LA OBRA ESPECIAL DE SATANÁS CONSISTE EN CAUSAR DISENSION: El descuido por cultivar tierna consideración y paciencia unos para con otros ha producido disensión, crítica, y desunión en general. 

Dios nos llama a esforzarnos por responder a la oración de Cristo para que sus discípulos estuvieran en unidad así como El está en unidad con el Padre. 

La obra especial de Satanás es ocasionar disensión, para que el mundo sea privado del testimonio más poderoso que los cristianos puedan dar: que Dios ha enviado a su Hijo para poner en armonía las mentes turbulentas, egoístas, envidiosas, celosas e intolerantes.

LAS FUERZAS EMOCIONALES NEGATIVAS CAUSAN DESORDEN EN TODO EL SER: La envidia y los celos son enfermedades que alteran todas las facultades del ser.  Se originaron con Satanás en el paraíso.

Aquellos que escuchan su voz, rebajarán a otro, y los desfigurarán y falsificarán a fin de hacerse publicidad a sí mismos.  Pero ninguna cosa que contamina puede entrar en el cielo; a menos que quienes fomenten este espíritu sean cambiados, nunca podrán entrar allí.

CUANDO SE PIERDE EL PODER DE DIOS: Los hombres y las mujeres han sido comprados por precio, y ¡que precio!: la vida misma del Hijo de Dios.   Como consecuencia de la perversión de los apetitos y las pasiones, el hombre ha perdido el poder de Dios y se convertido en un instrumento de injusticia. 

Todo el ser está enfermo -cuerpo, alma y espíritu- pero había sido provisto un remedio para la santificación de la humanidad.  La mente y el cuerpo no santificados pueden recibir purificación.  Se ha hecho una maravillosa provisión para que podamos recibir perdón y salvación.

Quienquiera observe sencillez en todos sus hábitos, domine el apetito y controle las pasiones, podrá conservar fuertes, activas y vigorosas sus facultades mentales. 

Rápidas para percibir todo lo que demande pensamiento y acción, sensibles para discriminar entre lo santo y lo profano, y listas para dedicarse a toda empresa que redunde en gloria para Dios y en beneficio para la humanidad.

CUANDO SE CARECE DE UN ACTITUD MENTAL SALUDABLE: Quienes caen en la trampa de Satanás no han llegado a tener una actitud mental saludable.  Están ofuscados, se dan importancia y son autosuficientes.

¡Con qué pesar mira el Señor y escucha sus grandilocuentes palabras llenas de vanidad. Están inflados de orgullo.  El enemigo los mira con sorpresa al ver que puede cautivarlos con tanta facilidad.

LA TRAMPA DEL ENEMIGO ES EL EXCESO DE CONFIANZA: Cuán vano es el auxilio del hombre cuando el poder de Satanás se ejerce sobre un ser humano que se exaltado a sí mismo. En su confianza propia entra directamente en la trampa del enemigo, y cae en sus redes. 

No hizo caso de las advertencias que se le dieron y cayó presa de Satanás.  Si hubiera caminado humildemente con Dios, habría corrido al lugar de refugio que Dios le había preparado.  En tiempos de peligro habría estado seguro, porque Dios habría levantado bandera a favor de él frente al enemigo.

Elena White

Continúa en parte 174

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 172-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 9-

 

INFLUENCIAS NEGATIVAS DE LA MENTE: Cristo no vino a nuestro mundo a echar en cara a la gente el hecho de que estaba equivocada. El quiere llevar la luz a un pueblo engañado, con amor.–parte1-

DEJEMOS LA COSTUMBRE DE BUSCAR FALTAS: Deberíamos extirpar de nuestros pensamientos toda queja y toda crítica.  No sigamos mirando los defectos que podamos ver.

Si podemos mantenernos al lado de Dios, debemos continuar contemplando las grandes y preciosas cosas que Dios derrama sobre nosotros. Y en esta contemplación, nuestras mentes se fijarán tanto en estas cosas que implican intereses eternos, que no tendremos deseos de encontrar los errores de los demás.

LA TENDENCIA A RECORDAR LO NEGATIVO: Debemos aprender a interpretar de la mejor manera posible la conducta dudosa de los otros. Si siempre estamos sospechando el mal, corremos el peligro de crear lo que nos induzca a sospechar. 

No podemos vivir sin que algunas veces nuestros sentimientos sean heridos y nuestro temperamento probado.  Pero como cristianos debemos ser pacientes, indulgentes, humildes y mansos  como queremos que otros sean. ¡Cuantos miles de buenos actos y obras de bondad recibimos, mientras los daños imaginarios o reales dejan una impresión que casi es imposible de borrar!

El mejor ejemplo que podemos dar a los demás consiste en ser rectos nosotros, y luego dejarnos a nosotros y a nuestra reputación con Dios, y no manifestar demasiada ansiedad por corregir toda mala impresión y presentar nuestro caso en una luz favorable.

LA IMAGEN QUE ESTUDIAMOS CAMBIA NUESTRAS VIDAS: Todo lo que nos induzca a ver la debilidad de la humanidad, según el propósito de Dios debe servir para ayudarnos a contemplarlo a El, y en ningún caso confiar en el hombre.

Nosotros estamos formados a la imagen de aquellos a quienes contemplamos. Entonces, ¡cuán importante es abrir nuestros corazones a las cosas que son verdaderas, amables y de buen nombre!

RECORDEMOS LA FRAGILIDAD HUMANA: En nuestro trato con el prójimo debemos considerar que ellos tienen las mismas pasiones que nosotros, que sienten idénticas debilidades y sufren de iguales tentaciones.  Ellos, como nosotros, tienen que luchar con la vida para mantener su integridad. 

La verdadera cortesía cristiana une y perfecciona; la justicia y la cortesía, la misericordia y el amor forman los sentimientos, dándole al carácter los toques más delicados.

NO LEVANTEMOS BARRERAS: El Señor quiere que su pueblo siga métodos diferentes del de condenar lo malo, aún cuando la condenación sea justa.  El quiere que hagamos algo más que lanzar contra nuestros adversarios acusaciones que no hacen sino alejarlos más de la verdad. 

La obra que Cristo vino a hacer en nuestro mundo no consistía en erigir vallas y echar constantemente en cara a la gente el hecho de que estaba equivocada. El que quiere llevar la luz a un pueblo engañado debe acercársele y trabajar por él con amor.

VENZAMOS LA HIPERSENSIBILIDAD: Muchas personas tienen una sensibilidad aguda y no santificada que las mantiene constantemente alerta en busca de alguna palabra, mirada o acción que puedan considerar como una falta de respeto y aprecio. Todo esto debe vencerse. 

Cada uno debe proseguir adelante en el temor de Dios, haciendo lo mejor que pueda sin ser perturbado por la alabanza ni ofendido por la censura, sirviendo a Dios fervientemente, y aprendiendo a interpretar en la forma más favorable todo lo que en los demás parezca ofensivo.

Elena White

Continúa en parte 173

 

 

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: