Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.04-La obra que lleva las credenciales divinas es aquella que manifiesta el espíritu de Jesús, que revela su amor, su cuidado, su ternura al tratar con las mentes de los hombres.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 171-

PSICOLOGIA PRÁCTICA-parte 8-

COMO TRATAR CON LAS EMOCIONES.  La obra que lleva las credenciales divinas es aquella que manifiesta el espíritu de Jesús, que revela su amor, su cuidado, su ternura al tratar con las mentes de los hombres. parte 4-

SE NECESITA MUCHA SABIDURÍA: Se necesita mucha sabiduría para tratar las enfermedades causadas por la mente.  Un corazón dolorido y enfermo, un espíritu desalentado, necesitan un tratamiento benigno.

A veces una honda pena doméstica roe, hasta el alma y debilita la fuerza vital. En otros casos el remordimiento por el pecado mina la constitución y desequilibra la mente.

La tierna simpatía puede aliviar a esta clase de enfermos. Si se puede encausar la fe a esta clase de enfermos hacia el verdadero Médico, y ellos pueden confiar en que El se encargó de su caso, esto les aliviará la mente, y muchas veces dará salud al cuerpo. 

LA TERNURA DE CRISTO AL TRATAR CON LAS MENTES: Cristo identifica su interés con el de la humanidad.  La obra que lleva las credenciales divinas es aquella que manifiesta el espíritu de Jesús, que revela su amor, su cuidado, su ternura al tratar con las mentes de los hombres.

Por lo cual, levantad las manos caídas y las rodillas paralizadas; y haced sendas derechas para vuestros pies, porque el cojo no se salga del camino, sino que sea sanado” (Heb.12:12-13)

CORRIENTE DE ENERGIA VITALIZADORA: El poder del amor estaba en todas las obras de curación de Cristo, y únicamente participando de este amor por la fe podemos ser instrumentos apropiados para su obra. 

Si dejamos de ponernos en relación divina con Cristo, la corriente de energía vivificante no puede fluir en ricos raudales de nosotros a la gente.

UNICA FUENTE DE PERMANENTE PAZ: La paz permanente, el verdadero descanso del espíritu, no tiene más que una fuente.  De ella hablaba Cristo cuando decía

 “Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os hare descansar” (Mateo 11:28)

“La paz os dejo, mi paz os doy; no como el mundo la da, yo os la doy” (Juan 14:27)

Esta paz no es algo que El dé aparte de su persona. Esta en Cristo y no la podemos recibir sino recibiéndolo a El.

SU EXPERIENCIA DEBE SER LA NUESTRA: En Cristo, el clamor de la humanidad llegaba al Padre de compasión infinita.Como el hombre, suplicaba ante el trono de Dios, hasta que su humanidad se cargaba de una corriente celestial que conectaba a la humanidad con la divinidad. 

Por medio de la comunión continua, recibía vida de Dios a fin de impartirla al mundo. Su experiencia ha de ser la nuestra.  (Elena White)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: