Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.00-EN ARMONÍA CON LA CIENCIA-imperdible-’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 226-

PRINCIPIOS TERAPEUTICOS Y SU APLICACIÓN-parte 3-

 

EN ARMONÍA CON LA CIENCIA- Necesitamos estar continuamente en guardia contra las sofisterías acerca de la geología y otras ramas de la falsamente llamada ciencia, que nada tienen que ver con la verdad. -parte3-

TODA VERDAD CONCUERDA CONSIGO MISMA: Las personas que no creen en el informe de Génesis han perdido la sencillez de la fe.  Debería existir una fe arraigada en la divina autoridad del la Santa Palabra de Dios.

La Sagrada Escritura no ha de juzgarse de acuerdo con las ideas científicas de los hombres. La sabiduría humana es una guía en la cuál no se puede confiar. 

Los escépticos que leen la Sagrada Escritura para poder sutilizar acerca de ella, pueden, mediante una compresión imperfecta de la ciencia o de la revelación, sostener que se encuentran contradicciones entre una y otra; pero cuando se entienden correctamente, se las nota en perfecta armonía. 

Moisés escribió bajo la dirección del Espíritu de Dios; y una teoría geológica correcta no presentará descubrimientos que no puedan conciliarse con los asertos así inspirados.  Toda verdad, ya sea en la naturaleza o en la revelación, es consecuente consigo misma en todas sus manifestaciones.

ALGUNOS PUNTOS ACERCA DE LOS CUALES TENEMOS QUE ESTAR EN GUARDIA: Necesitamos estar continuamente en guardia contra las sofisterías acerca de la geología y otras ramas de la falsamente llamada ciencia, que nada tienen que ver con la verdad. 

Las teorías de los grandes hombres necesitan ser zarandeadas cuidadosamente y separadas del más ligero vestigio de incredulidad.  Una semillita sembrada, dará lugar a una cosecha de incredulidad si es recibida. Todo el brillo del intelecto que poseen los hombres ha sido dado por el Señor, y debe ser dedicado a su servicio.

EL CONOCIMIENTO VERDADERO ES VIGORIZADO POR EL ESPÍRITU DE DIOS: El conocimiento es poder, pero es poder para bien únicamente cuando va unido con la verdadera piedad. Debe ser vivificado por el Espíritu de Dios, a fin de servir para los más nobles propósitos.

Cuanto más íntima sea nuestra relación con Dios, tanto más plenamente podremos comprender el valor de la verdadera ciencia; porque los atributos de Dios, según se ven en sus obras creadas, pueden ser apreciados mejor por aquél que tiene un conocimiento del Creador de todas las cosas, el Autor de toda verdad.

Los tales pueden hacer el más alto uso del conocimiento; porque cuando se hallan bajo el dominio completo del Espíritu de Dios, sus talentos alcanzan su más plena utilidad.

SIERVA DE LA RELIGIÓN: NO deberíamos obtener en vano cualquier educación.  Las promesas de la Palabra de Dios nos pertenecen.  Podemos ver la manifestación del Espíritu de Dios como en la escuela de los profetas.

La ciencia será entonces, como en el caso de Daniel, la sierva de la religión, y todo esfuerzo, desde el primero hasta el último, tenderá a la salvación del hombre en alma, cuerpo y espíritu, y será para la gloria de Dios por medio de Jesucristo.

Elena White

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 225-

PRINCIPIOS TERAPEUTICOS Y SU APLICACIÓN-parte 2-

 

EN ARMONÍA CON LA CIENCIA- Necesitamos la verdadera historia del origen de la tierra, la caída de Lucifer…Sin la Biblia, estaríamos confundidos por falsas teorías, superstición y falsedad. -parte2-

LA CIENCIA MAS IMPORTANTE: Aunque el conocimiento de la ciencia es poder, el poder de Jesús vino a impartir personalmente es aún mayor. La ciencia de la salvación es la ciencia más importante que ha de aprenderse en la escuela preparatoria de la tierra.

La sabiduría de Salomón es deseable, pero la de Cristo es mucho más deseable y esencial.  Por la simple preparación intelectual no podemos llegar a Cristo; pero por El podemos alcanzar el más alto peldaño de la grandeza espiritual.

Aunque no debe desalentarnos la búsqueda del conocimiento del arte, la literatura y los oficios, el estudiante debe obtener primeramente un conocimiento experimental de Dios y su voluntad.

CRISTO EMPLEO LA CIENCIA DE LAS CIENCIAS: Sin emplear la coacción, sin usar métodos de violencia, Cristo funde la voluntad del ser humano con la de Dios.

Esta es la ciencia de todas las ciencias verdaderas; porque efectúa un cambio extraordinario en la mente y el carácter: es la transformación que debería efectuarse en la vida de todos los que pasan por las puertas de la ciudad de Dios.

LA INVESTIGACION NO ESTA EN CONFLICTO CON LA REVELACIÓN: Dios es el fundamento de todas las cosas. Toda verdadera ciencia está en armonía con las obras divinas; toda verdadera educación conduce a obedecer al gobierno de Dios. 

La ciencia despliega nuevas maravillas ante nuestros ojos, se remonta a lo alto y explora nuevas profundidades; pero en su investigación no produce nada que esté en conflicto con la revelación divina.

LA CIENCIA NO PUEDE DESENTRAÑAR LOS SECRETOS DIVINOS:

“Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios: más las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos siempre” (Deut.29:29)

Nunca reveló Dios al hombre la manera precisa como lleva a cabo la obra de la creación; la ciencia humana no puede escudriñar los secretos del Altísimo. Su poder creador es tan incomprensible como su propia existencia.

LA BIBLIA ES NUESTRA GUÍA EN EL ESTUDIO DE LAS CIENCIAS: Dependemos de la Biblia para conocer el principio de la historia del mundo, la creación del hombre y su caída. 

Si eliminamos la Palabra de Dios, ¿qué podemos esperar sino quedarnos con fábulas y conjeturas, y con ese debilitamiento del intelecto que es el seguro resultado de aceptar el error?

Necesitamos la verdadera historia del origen de la tierra, la caída de Lucifer y la entrada del pecado en el mundo.  Sin la Biblia, estaríamos confundidos por falsas teorías. 

La mente estaría sometida a la tiranía de la superstición y la falsedad.  Pero, puesto que disponemos de la auténtica historia de los comienzos del mundo, no necesitamos enredarnos con conjeturas humanas y teorías indignas de confianza.

Doquiera se encuentren los cristianos, deben estar en comunión con Dios.  Y pueden disfrutar de la comprensión de la ciencia santificada. Sus mentes pueden fortalecerse, como la de Daniel, a quien Dios le dio “conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias”.  Entre todos los jóvenes  que examinó Nabucodonosor,

“no fueron hallados…otros como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; así, pues, estuvieron delante del rey. En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo el reino” (Dan.1: 19,20)

Elena White

Continúa en parte 226

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 224-

PRINCIPIOS TERAPEUTICOS Y SU APLICACIÓN-parte 1-

 

EN ARMONÍA CON LA CIENCIA- La ciencia y la Palabra escrita concuerdan, y cada una derrama luz sobre la otra.  Juntas nos conducen a Dios… -parte 1-

INFORMACIÓN, PODER, BONDAD Y CARÁCTER: La verdadera educación no desconoce el valor del conocimiento científico o literario, pero considera que el poder es superior a la información, la bondad al poder y el carácter al conocimiento intelectual. 

El mundo no necesita tanto hombres de gran intelecto como de carácter noble. Necesita hombres cuya capacidad sea dirigida por principios firmes.

DIOS ES EL AUTOR DE LA CIENCIA: Dios es el autor de la ciencia.  La investigación científica abre ante la mente vastos campos de pensamiento e información, capacitándonos para ver a Dios en sus obras creadas.

La ignorancia puede intentar apoyar el escepticismo apelando a la ciencia; pero en vez de sostenerlo, la verdadera ciencia revela con nuevas evidencias la sabiduría y el poder de Dios.

Debidamente entendida, la ciencia y la Palabra escrita concuerdan, y cada una derrama luz sobre la otra.  Juntas nos conducen a Dios enseñándonos algo de las leyes sabias y benéficas por medio de las cuales El obra.

RELIGIÓN Y CIENCIA: El conocimiento verdadero es divino, Satanás insinuó en las mentes de nuestros primeros padres el deseo de un conocimiento especulativo. 

Por eso les dijo que ellos mejorarían en mucho su condición si seguían el curso contrario a la santa voluntad de Dios, porque Dios no los conduciría a  la mayor altura intelectual. Sin embargo, no era el propósito de Dios que ellos obtuvieran un conocimiento basado en la desobediencia.

Este era un vasto campo al cuál Satanás estaba tratando de conducir a Adán y Eva; y es el mismo campo que el abre, con sus tentaciones, ante el mundo de hoy.

La gran razón por la cual tan pocos de entre los grandes hombres del mundo y los que tienen una educación superior obedecen los Mandamientos de Dios, es porque han separado la educación  (ciencia) de la religión, pensando que cada una se desarrolla en un área diferente.

Dios ha presentado un campo demasiado amplio para perfeccionar el conocimiento de la ciencia y la religión.  Este conocimiento debía ser obtenido bajo la supervisión divina; dependía de la inmutable ley de Jehová, y el resultado habría sido la perfecta felicidad.

LA CIENCIA Y EL PODER: Un conocimiento de la verdadera ciencia es poder; y es propósito de Dios que se lo enseñe como preparación para la obra que ha de preceder a las escenas finales de la historia de esta tierra.

ARMONÍA ENTRE CIENCIA Y RELIGIÓN: El verdadero conocimiento proviene de conocer al Salvador. La educación adquirida sin la religión de la Biblia carece de su verdadero resplandor y de su gloria.

De esta manera se presentarán los propósitos y objetivos más nobles para la vida, obteniendo un correcto conocimiento del deber del hombre y de los intereses eternos. El gran objetivo es proporcionar opiniones correctas, al demostrar la armonía que existe entre la ciencia y la religión de la Biblia.

ES NECESARIO CONOCER LA CIENCIA Y RECIBIR UNA BUENA EDUCACIÓN: Los jóvenes que deseen entrar en el campo de la predicación, primero deben recibir un adecuado grado de preparación mental y adiestramiento adecuado para su vocación.

Los que no están educados, preparados ni refinados, no están listos para entrar en un campo donde las poderosas influencias del talento y la educación combaten las verdades de la Palabra de Dios. 

Ni tampoco pueden hacer frente con éxito a las extrañas formas de error que combinan religión y filosofía, cuya refutación requiere un conocimiento de la verdad tanto científica como bíblica. 

Elena White

Continúa en parte 225

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: