Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.04-. Tenemos que convertirnos en fieles centinelas de nuestros ojos, oídos y nuestros sentidos,si queremos controlar nuestra mente e impedir que los pensamientos vanos y corrompidos manchen el alma’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 155-

 

LOS PENSAMIENTOS Y SU INFLUENCIA. Tenemos que convertirnos en fieles centinelas de nuestros ojos, nuestros oídos y todos nuestros sentidos, si queremos controlar nuestra mente e impedir que los pensamientos vanos y corrompidos manchen el alma. –parte 4-

APARTENSE DEL TERRENO ENCANTADO DE SATANÁS: (Consejo a una familia egocéntrica). Deberían apartarse del terreno encantado de Satanás y no permitir que sus mentes se alejen de la lealtad a Dios.  Por medio de Cristo Uds. pueden y deben ser felices y adquirir hábitos de dominio propio. 

Hasta sus malos pensamientos deberían ser puestos en sujeción a la voluntad de Dios, y sus sentimientos bajo el control de la razón.  No se les dio la imaginación para que se descarriara y anduviera por donde le da la gana, sin que hagan ningún esfuerzo para imponerle restricción o disciplina. Si los pensamientos son malos, los sentimientos también lo serán. 

Los pensamientos y sentimientos combinados constituyen el carácter moral. Cuando Uds. deciden que como cristianos no se les requiere que restrinjan sus pensamientos y sentimientos, caen bajo la influencia de los malos ángeles e invitan su presencia y su control. Si ceden ante sus impresiones y permiten que sus pensamientos transcurran por canales de sospecha, duda y lamentaciones, se encontrarán entre los más infelices de los mortales.

CONSTRUYENDO CASTILLOS EN EL AIRE: Soñar de día y de noche y hacer castillos en el aire es un hábito malo y sumamente peligroso.  Una vez que se ha consolidado, es casi imposible quebrantarlo y orientar los pensamientos hacia lo puro, santo y elevado. 

Tenemos que convertirnos en fieles centinelas de nuestros ojos, nuestros oídos y todos nuestros sentidos, si queremos controlar nuestra mente e impedir que los pensamientos vanos y corrompidos manchen el alma. Solo el poder de la gracia puede llevar a cabo esta obra tan deseable.

ELIMINEMOS EL MAL POR MEDIO DEL BIEN: Los padres pueden elegir, si quieren, si las mentes de sus hijos serán llenas de pensamientos y  sentimientos puros y santos; peros sus gustos deben ser disciplinados y educados con el mayor cuidado. 

Deben comenzar temprano a desplegar las Escrituras ante las mentes de sus hijos, para que se formen hábitos y gustos correctos.  Los elementos del mal sólo pueden ser exterminados por la introducción de un alimento que proporcione un pensamiento puro y sólido.

EVITEMOS LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS: Puesto que no nos pertenecemos, pues hemos sido comprados por precio, es deber de quien profesa ser cristiano poner sus pensamientos bajo el dominio de la razón y obligarse a sí mismo a ser alegre y feliz. Por amarga que sea la causa de su pena, debe cultivar una actitud de tranquilidad y quietud en Dios. Por oscuras que sean las perspectivas, alberguemos una actitud de esperanza para bien. 

Nada se gana con el desaliento, y en cambio se pierde mucho. Si bien es cierto que la alegría, la tranquila resignación y la paz harán mucho a favor de la felicidad y la salud de los demás, nos dará a nosotros el mayor beneficio. La tristeza y el hablar de cosas negativas promueven imágenes mentales desagradables y producen sobre nosotros mismos un efecto negativo.

Dios quiere que nos olvidemos de todo esto. ¡que no miremos hacia abajo sino hacia arriba! 

Elena White

  Continúa en parte 156

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: