Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.02-– Los jóvenes deberían cultivar hábitos que les permitan pensar correctamente. “Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, roca mía, y ..’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 153-

 

LOS PENSAMIENTOS Y SU INFLUENCIA. Los jóvenes deberían cultivar hábitos que les permitan pensar correctamente.-parte 2-

“Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Jehová, roca mía, y redentor mío” (Sal.19:14)

LA MENTE DEBE SER CONTROLADA CON FIRMEZA: Los jóvenes deberían comenzar pronto a cultivar hábitos que les permitan pensar correctamente.  Deberíamos disciplinar la mente para que los pensamientos recorran canales sanos, y no permitamos que se dediquen a cosas malas.  

Mientras Dios obre en el corazón por medio del Espíritu Santo, el hombre debe cooperar con El.  Se deben sujetar los pensamientos; hay que restringirlos, impedir que divaguen y se dediquen a contemplar cosas que sólo debilitan y contaminan el alma. 

Los pensamientos deben ser puros, las meditaciones del corazón limpias, a fin de que las palabras de la boca sean aceptables al Cielo y beneficiosas para los que se relacionan con nosotros. Cristo dijo a los fariseos:

¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.  El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro del corazón saca malas cosas” (Mat.12:34,35)

EL PECADO ABIERTO REVELA PENSAMIENTOS SUBYACENTES: El momento de tentación, en que posiblemente se caiga en pecado gravoso, no crea el mal que se manifiesta; sólo desarrolla o revela lo que está latente y oculto en el corazón.

“Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”, ya que del corazón “mana la vida” (Prov.23:7; 4:23)

LA OBLIGACION DE CONTROLAR LOS PENSAMIENTOS: En el sermón de la montaña Jesús les presentó a sus discípulos los abarcantes principios de la Ley de Dios.  Les enseñó a sus oyentes que la Ley se transgredía en pensamiento antes que el mal deseo se convirtiera en acto.  Tenemos la obligación de controlar nuestros pensamientos y ponerlos en sujeción a la Ley de Dios. 

Las nobles facultades de la mente nos han sido dadas por Dios para que las empleemos en la contemplación de las cosas celestiales.  El Señor ha provisto en abundancia para que el alma progrese continuamente en la vida divina.  Nos ha puesto instrumento en cada mano para ayudarnos en nuestro desarrollo en el conocimiento de la virtud.

LAS MENTES NATURALES, NO ADIESTRADAS, NO ESTÁN MOTIVADAS POR ELEVADOS IDEALES: Si se le permite a la mente natural y egoísta seguir sus propios deseos pecaminosos, obrará sin motivos elevados, sin propender a la gloria de Dios, o al beneficio de la humanidad.  Los pensamientos serán pecaminosos, única y continuamente pecaminosos…

El Espíritu de Dios produce una nueva vida en el alma, conduciendo los pensamientos y los deseos a la obediencia de la voluntad de Cristo.

EL ADVERSARIO NO PUEDE LEER LOS PENSAMIENTOS: El adversario de las almas no puede leer los pensamientos de los hombres, pero es un agudo observador y toma nota de las palabras. Registra las acciones y hábilmente adapta sus tentaciones a los casos de quienes se colocan al alcance de su poder. 

Si trabajáramos para reprimir los pensamientos y sentimientos pecaminosos, sin darles expresión en palabras o acciones, Satanás sería derrotado, pues no podría preparar sus engañosas tentaciones adecuadas para el caso.  ¡Pero con cuanta frecuencia abren la puerta al adversario de las almas los profesos cristianos por su falta de dominio propio! 

Elena White

  Continúa en parte 154

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: