Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.01-Aquéllos que poseen grandes cualidades afectivas tienen ante Dios la obligación de prodigarlas no solamente a sus amigos, sino a todos los que necesitan ayuda.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 145-

 

LAS RELACIONES SOCIALES. Aquéllos que poseen grandes cualidades afectivas tienen ante Dios la obligación de prodigarlas no solamente a sus amigos, sino a todos los que necesitan ayuda. – parte 1-

LAS CUALIDADES SOCIALES SON TALENTOS: Aquéllos que poseen grandes cualidades afectivas tienen ante Dios la obligación de prodigarlas no solamente a sus amigos, sino a todos los que necesitan ayuda. Las cualidades sociales son talentos y hay que usarlas para beneficio de todos los que están al alcance de sus influencias.

LA IMPORTANCIA DEL TRATO SOCIAL: Por medio de las relaciones sociales el cristianismo se pone en contacto con el mundo. Todo hombre o mujer que haya probado el amor de Cristo y haya recibido en el corazón la iluminación divina, por pedido de Dios debe arrojar luz sobre la senda tenebrosa de los que no conocen un camino mejor…El poder de la sociabilidad, santificado por el Espíritu de Cristo, debe mejorar a fin de ganar almas para el Salvador.

LAS VIRTUDES SOCIALES DEBEN SER CULTIVADAS: Sufrimos una pérdida cuando descuidamos la oportunidad de reunirnos para fortalecernos y animarnos mutuamente en el servicio de Dios.  Las verdades de su Palabra pierden en nuestras mentes su vivacidad e importancia.  Nuestros corazones dejan de ser alumbrados y vivificados por la influencia santificadora, y declinamos en espiritualidad. 

En nuestra asociación como cristianos perdemos mucho por falta de simpatía mutua.  El que se encierra completamente dentro de sí mismo no está ocupando la posición que Dios le señaló.  El cultivo apropiado de los elementos sociales de nuestra naturaleza nos hace simpatizar con otros y es para nosotros un medio de desarrollarnos y fortalecernos en el servicio de Dios.

JESUS ERA MUY SOCIABLE: Toda la vida del Salvador se caracterizó por la benevolencia desinteresada y la hermosura de la santidad.  El es nuestro modelo de bondad.  Desde el comienzo de su ministerio, los hombres empezaron a comprender más claramente el carácter de Dios.  Practicaba sus enseñanzas en su propia vida.  Era consecuente sin obstinación, benevolente sin debilidad, y manifestaba ternura y simpatía sin sentimentalismo. 

Era altamente sociable, aunque poseía una reserva que inhibía cualquier familiaridad.  Su temperancia nunca lo llevó al fanatismo o la austeridad.  No se conformaba con el mundo, y sin embargo prestaba atención a las necesidades de los menores de entre los hombres.

LA BONDAD SOCIAL Y LA DIGNIDAD HUMANA: A la mesa de los publicanos, Cristo se sentaba como distinguido huésped demostrando por su simpatía y bondad de su trato social que reconocía la dignidad humana; y los hombres, en cuyos sedientos corazones caían sus palabras con poder bendito y vivificador, anhelaban hacerse dignos de su confianza. Despertábanse nuevos impulsos, y a estos parias de la sociedad se les abría la posibilidad de una vida nueva.

JESUS ENSEÑO A LOS DISCÍPULOS LOS VERDADEROS DEBERES SOCIALES: Cristo enseñó a sus discípulos a conducirse en compañía de otros. Les enseñó las obligaciones y reglas de la verdadera vida social, que son las mismas que aparecen en la ley del reino de Dios. Por medio de su ejemplo, enseñó a sus discípulos que cuando asistieran a cualquier reunión pública no tendrían necesidad de quedarse sin palabras. 

Su conversación en medio de una fiesta difería decididamente de la que se solía escuchar en los banquetes.  Cada palabra que pronunciaba tenía sabor de vida para vida.  Hablaba con claridad y sencillez.  Sus palabras eran como manzanas de oro con figura de plata.(Elena White)

Continúa en parte 146

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: