Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.04-…Al hombre no se le da una nueva conciencia, sino que su voluntad queda sometida a una conciencia renovada cuyas sensibilidades adormecidas son despertadas por la obra del Espíritu Santo.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 134-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. …Al hombre no se le da una nueva conciencia, sino que su voluntad queda sometida a una conciencia renovada cuyas sensibilidades adormecidas son despertadas por la obra del Espíritu Santo. -parte 4-

LA VOLUNTAD DIVIDIDA ES UNA TRAMPA: Todos los jóvenes necesitan cultivar la decisión. La voluntad dividida es una trampa, y será la ruina de muchos.  Sean firmes; en caso contrario su carácter estará edificado sobre la arena.  Hay quienes tienen la desgracia de estar siempre en el lado equivocado, cuando el Señor querría que fueran fieles, capaces de discernir entre el bien y el mal.

LA CONVERSIÓN NO CREA NUEVAS FACULTADES: El Espíritu de Dios no crea nuevas facultades en el hombre convertido, sino que obra un cambio decidido en el empleo de aquellas facultades. 

Cuando se efectúa un cambio en la mente, en el corazón y en el alma, al hombre no se le da una nueva conciencia, sino que su voluntad queda sometida a una conciencia renovada, cuyas sensibilidades adormecidas son despertadas por la obra del Espíritu Santo.

SATANÁS CONTROLA LA VOLUNTAD QUE NO ESTA SOMETIDA AL DOMINIO DE DIOS: Cristo declaró:

“He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38)

Su voluntad se puso en ejercicio activo para salvar las almas de los hombres.  Su voluntad humana fue orientada por la divina.  Sus siervos de hoy harán bien en preguntarse: ¿Qué clase de voluntad estoy cultivando individualmente?  ¿Estoy complaciendo mis propios deseos y obstinación?

Si estamos haciendo ésto corremos un grave peligro, porque Satanás siempre gobernará nuestra voluntad que no está bajo el control del Espíritu de Dios.  Cuando coloquemos nuestra voluntad al unísono con la voluntad de Dios, se verá en nuestras vidas la santa obediencia manifestada en la vida de Cristo.

LOS NARCÓTICOS Y LA VOLUNTAD: Hay quienes están usando narcóticos, y gracias a esta transigencia están formando malos hábitos que ejercen un poder dominante sobre la voluntad, los pensamientos y todo el ser.

ENSÉÑESE EL PODER DE LA VOLUNTAD: También debería presentarse el poder de la voluntad y la importancia del dominio propio, tanto en la conservación de la salud como en su recuperación, como asimismo el efecto depresivo y hasta ruinoso de la ira, el descontento, el egoísmo o la impureza y, por otra parte, el maravilloso poder vivificador que se encuentra en la alegría, la abnegación y la gratitud.

EL ESPÍRITU SANTO NO TOMA EL LUGAR DE LA VOLUNTAD: No es el propósito del Espíritu de Dios hacer nuestra parte, ya sea en el querer como en el hacer.  Esta es obra del ser humano cuando coopera con los agentes divinos. 

Tan pronto como sometamos nuestra voluntad para que armonice con la de Dios, aparecerá la gracia de Cristo para cooperar con el hombre; pero no será un sustituto de nuestra actividad independiente, resultante de nuestra resolución y decidida acción. 

Por lo tanto, no es la abundancia de luz y de evidencia lo que convertirá el alma, sino la aceptación de la luz por parte del ser humano, que despierta las energías de la voluntad cuando comprende y reconoce que lo que sabe es justicia y verdad, y coopera con los ministerios celestiales señalados por Dios para la salvación del alma.

SEGURA SOLO CUANDO SE UNE CON LA DIVINA: La voluntad del hombre está segura únicamente cuando se une con la voluntad de Dios.

LA VOLUNTAD HUMANA DEBE AMALGAMARSE CON LA  DIVINA: En este conflicto de la justicia contra la injusticia, podemos tener éxito únicamente mediante la ayuda divina.  Nuestra voluntad finita debe someterse a la voluntad del Infinito; la voluntad humana debe unirse a la voluntad divina. 

Esto nos proporcionará la ayuda del Espíritu Santo, y cada conquista ayudará a recuperar la posesión adquirida por Dios y a restaurar su imagen en el alma. 

Elena White

Continúa en parte 135

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: