Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.00-LA VOLUNTAD Y LA DECISION-Imperdible’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 135-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. Debemos entregar nuestra voluntad a El para que podamos recibirla de vuelta purificada y refinada, que El pueda derramar por nuestro medio los raudales de su amor y su poder.-parte 5-

VOLUNTAD DIRIGIDA POR UNA CONCIENCIA PURA: La paz interior y una conciencia libre de ofensas a Dios despertará y vigorizará el intelecto. Entonces la voluntad recibirá una recta orientación, estará controlada y será más decidida y, por lo tanto, más libre de perversidad.

LA VOLUNTAD DECIDE LA VIDA O LA MUERTE: Sólo la eternidad podrá revelar el destino glorioso del hombre en quien se restaure la imagen de Dios. Para que podamos alcanzar este alto ideal, debe sacrificarse todo lo que causa tropiezo al alma. Por medio de la voluntad, el pecado retiene su dominio sobre nosotros. A menudo nos parece que entregar la voluntad a Dios es aceptar una vida contrahecha y coja. 

Dios es la fuente de la vida, y sólo podemos tener vida cuando estamos en comunión con El. Requiere sacrificio entregarnos a Dios, pero es sacrificio de lo inferior por lo superior, de lo terreno por lo espiritual, de lo perecedero por lo eterno. 

No desea Dios que se anule nuestra voluntad, porque solamente mediante su ejercicio podemos hacer lo que Dios quiere.  Debemos entregar nuestra voluntad a El para que podamos recibirla de vuelta purificada y refinada, y tan unida en simpatía con el Ser divino que El pueda derramar por nuestro medio los raudales de su amor y su poder.

PARA COMPRENDER LA VERDADER FUERZA DE VOLUNTAD: (consejo a un joven inestable) Estará en constante peligro hasta que comprenda la verdadera fuerza de la voluntad.  Puede creer y prometer todas las cosas, pero sus promesas o su fe no tendrán valor hasta que ponga su voluntad de parte de la fe y la acción.  Si pelea la batalla de la fe con toda su fuerza de voluntad, vencerá.  No tiene que confiar en sus sentimientos, ni en sus impresiones, ni en sus emociones, porque no son dignos de confianza.

PUEDES CONTROLAR TU VOLUNTAD: No tienes por que desesperar.  A ti te toca someter tu voluntad a la voluntad de Jesucristo, y al hacerlo, Dios tomará inmediatamente posesión de ella y obrará en ti el querer y el hacer su beneplácito. Tu naturaleza entera será puesta entonces bajo el gobierno del Espíritu de Cristo, y hasta tus pensamientos le estarán sujetos.

No puedes dominar como deseas tus impulsos y emociones, pero puedes dominar tu voluntad y lograr un cambio completo en tu vida.  Sometiendo tu voluntad a Cristo, tu vida se ocultará con Cristo en Dios, y se unirá al poder que está por encima de todos los principados y las potestades. 

Tendrás fuerza procedente de Dios que te mantendrá unido a su fuerza y te será posible alcanzar una nueva luz, la luz misma de la fe viviente.  Pero tu voluntad debe cooperar con la voluntad de Dios.

VINCULO QUE UNE CON LA ENERGIA DIVINA: Somos colaboradores de Dios. Este es el sabio arreglo del Señor. La cooperación de la voluntad y el esfuerzo humanos con la energía divina es el vínculo que une a los hombres unos con otros y con Dios.  El apóstol dice:

“Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios” (1 Cor.3:9)

El hombre tiene que trabajar con los recursos que Dios le ha dado  

“Ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad” (Fil.1:12,13)

Cuando la voluntad se pone de parte del Señor, el Espíritu Santo la toma y la hace una con la voluntad divina.  

Elena White

Continúa en parte 136

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 134-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. …Al hombre no se le da una nueva conciencia, sino que su voluntad queda sometida a una conciencia renovada cuyas sensibilidades adormecidas son despertadas por la obra del Espíritu Santo. -parte 4-

LA VOLUNTAD DIVIDIDA ES UNA TRAMPA: Todos los jóvenes necesitan cultivar la decisión. La voluntad dividida es una trampa, y será la ruina de muchos.  Sean firmes; en caso contrario su carácter estará edificado sobre la arena.  Hay quienes tienen la desgracia de estar siempre en el lado equivocado, cuando el Señor querría que fueran fieles, capaces de discernir entre el bien y el mal.

LA CONVERSIÓN NO CREA NUEVAS FACULTADES: El Espíritu de Dios no crea nuevas facultades en el hombre convertido, sino que obra un cambio decidido en el empleo de aquellas facultades. 

Cuando se efectúa un cambio en la mente, en el corazón y en el alma, al hombre no se le da una nueva conciencia, sino que su voluntad queda sometida a una conciencia renovada, cuyas sensibilidades adormecidas son despertadas por la obra del Espíritu Santo.

SATANÁS CONTROLA LA VOLUNTAD QUE NO ESTA SOMETIDA AL DOMINIO DE DIOS: Cristo declaró:

“He descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38)

Su voluntad se puso en ejercicio activo para salvar las almas de los hombres.  Su voluntad humana fue orientada por la divina.  Sus siervos de hoy harán bien en preguntarse: ¿Qué clase de voluntad estoy cultivando individualmente?  ¿Estoy complaciendo mis propios deseos y obstinación?

Si estamos haciendo ésto corremos un grave peligro, porque Satanás siempre gobernará nuestra voluntad que no está bajo el control del Espíritu de Dios.  Cuando coloquemos nuestra voluntad al unísono con la voluntad de Dios, se verá en nuestras vidas la santa obediencia manifestada en la vida de Cristo.

LOS NARCÓTICOS Y LA VOLUNTAD: Hay quienes están usando narcóticos, y gracias a esta transigencia están formando malos hábitos que ejercen un poder dominante sobre la voluntad, los pensamientos y todo el ser.

ENSÉÑESE EL PODER DE LA VOLUNTAD: También debería presentarse el poder de la voluntad y la importancia del dominio propio, tanto en la conservación de la salud como en su recuperación, como asimismo el efecto depresivo y hasta ruinoso de la ira, el descontento, el egoísmo o la impureza y, por otra parte, el maravilloso poder vivificador que se encuentra en la alegría, la abnegación y la gratitud.

EL ESPÍRITU SANTO NO TOMA EL LUGAR DE LA VOLUNTAD: No es el propósito del Espíritu de Dios hacer nuestra parte, ya sea en el querer como en el hacer.  Esta es obra del ser humano cuando coopera con los agentes divinos. 

Tan pronto como sometamos nuestra voluntad para que armonice con la de Dios, aparecerá la gracia de Cristo para cooperar con el hombre; pero no será un sustituto de nuestra actividad independiente, resultante de nuestra resolución y decidida acción. 

Por lo tanto, no es la abundancia de luz y de evidencia lo que convertirá el alma, sino la aceptación de la luz por parte del ser humano, que despierta las energías de la voluntad cuando comprende y reconoce que lo que sabe es justicia y verdad, y coopera con los ministerios celestiales señalados por Dios para la salvación del alma.

SEGURA SOLO CUANDO SE UNE CON LA DIVINA: La voluntad del hombre está segura únicamente cuando se une con la voluntad de Dios.

LA VOLUNTAD HUMANA DEBE AMALGAMARSE CON LA  DIVINA: En este conflicto de la justicia contra la injusticia, podemos tener éxito únicamente mediante la ayuda divina.  Nuestra voluntad finita debe someterse a la voluntad del Infinito; la voluntad humana debe unirse a la voluntad divina. 

Esto nos proporcionará la ayuda del Espíritu Santo, y cada conquista ayudará a recuperar la posesión adquirida por Dios y a restaurar su imagen en el alma. 

Elena White

Continúa en parte 135

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 133-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. La fortaleza del carácter depende de dos cosas: de la fuerza de voluntad y de la capacidad del dominio propio. Muchos confunden fortaleza de carácter con una pasión fuerte e incontrolada.  -parte 3-

DOS ELEMENTOS DEL CARÁCTER: La fortaleza del carácter depende de dos cosas: de la fuerza de voluntad y de la capacidad del dominio propio. Muchos jóvenes confunden fortaleza de carácter con una pasión fuerte e incontrolada, pero la verdad es que el que se deja dominar por sus pasiones es débil. 

La verdadera grandeza y nobleza del hombre se mide por el poder de los sentimientos que subyuga, y no por el poder de los que lo dominan. El hombre fuerte es el que, aunque sensible al mal trato, domina sus pasiones y perdona a sus enemigos.  Los tales son verdaderos héroes.

VOLUNTAD UNIDA AL PODER DIVINO: Todos pueden llegar a ser hombres de responsabilidad e influencia si, mediante la fuerza de voluntad unida al poder divino, se entregan fervientemente a la obra.  Ejerciten las facultades mentales, y en ningún caso descuiden las físicas. No permitan que la desidia intelectual les cierre la senda de un conocimiento mayor. 

Aprendan a reflexionar y a estudiar, para que sus mentes puedan expandirse, fortalecerse y desarrollarse. Nunca piensen que han aprendido lo suficiente y que pueden disminuir sus esfuerzos.  La mente cultivada es la medida del hombre.  Su educación debería continuar durante toda su vida; cada día debería estar aprendiendo y dándole un uso práctico al conocimiento adquirido.

EL CORRECTO EJERCICIO DE LA VOLUNTAD RESISTE LA ENFERMEDAD: Muchos que son aparentemente débiles y que siempre están quejándose, no están tan mal como se imaginan. Algunos de ellos tienen una fuerte voluntad que si se la ejerciera en la correcta dirección, sería un medio poderoso para controlar la imaginación y así resistir la enfermedad.  Pero con demasiada frecuencia se ejerce la voluntad en la dirección equivocada, y ésta rehúsa tenazmente someterse a la razón.

LA VOLUNTAD EN EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD: El poder de la voluntad no se aprecia debidamente. Mantengamos despierta la voluntad y encaminémosla  con acierto, y comunicará energía a todo el ser y constituirá un auxilio admirable para la conservación de la salud.  La voluntad es también poderosa en el tratamiento de las enfermedades. 

Ejercitando la fuerza de voluntad para ponerse en armonía con las leyes de la vida, los pacientes pueden cooperar en gran manera con los esfuerzos del médico para su restablecimiento.  Son miles los que pueden recuperar la salud si quieren.  El Señor no desea que estén enfermos, sino sanos y felices; y ellos mismos deberían decidirse a estar bien. 

Muchas veces los enfermizos pueden resistir la enfermedad, negándose sencillamente a rendirse al dolor y a permanecer inactivos.  Sobrepónganse a sus dolencias y emprendan alguna ocupación provechosa adecuada a su fuerza. Mediante esta ocupación  y el libre uso de aire y sol, muchos enfermos podrían recuperar salud y fuerza.

SE PROMETE MEJOR SALUD: Los malos hábitos y las malas costumbres están produciendo entre los hombres toda clase de enfermedades. Logremos que el entendimiento se convenza, por medio de la educación, de la pecaminosidad de abusar y degradar las facultades que Dios nos ha dado. 

Que la mente adquiera inteligencia y la voluntad sea puesta del lado del Señor, y entonces la salud física mejorará  maravillosamente.

Pero ésto nunca puede lograrse sólo sobre la base de la fuerza humana.  Junto a los esfuerzos fervientes realizados por la gracia de Cristo para renunciar a las malas costumbres y asociaciones, y para ser temperantes en todas las cosas, debe existir además la profunda convicción de que tenemos que procurar de Dios, por medio del sacrificio expiatorio de Cristo, el arrepentimiento y el perdón de los pecados pasados.

Estas cosas deben manifestarse en la experiencia diaria; debe haber una estricta vigilancia y un incansable intento de que Cristo ponga todo pensamiento en cautividad. Su poder renovador debe manifestarse en el alma de modo que, como seres responsables, presentemos nuestros cuerpos a Dios como un sacrificio vivo, santo y agradable a El, que es nuestro culto racional. (Elena White)

Continúa en parte 134

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 132-

 

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. La educación de los niños, en el hogar y en la escuela, no debe ser adiestrada. Los niños tienen una voluntad inteligente, que debe ser dirigida para que controle todas sus facultades.  -parte 2-

LA TENTACION PRUEBA AL MAXIMO LA FUERZA DE VOLUNTAD: Es nuestro privilegio como hijos de Dios mantenernos firmes en la profesión de nuestra fe, sin ser conmovidos.  A veces el engañoso poder de la tentación parece exigir hasta el máximo nuestra fuerza de voluntad, y ejercer fe parece completamente contrario a todas evidencias del sentido o la emoción; pero nuestra voluntad debe mantenerse del lado de Dios. 

Debemos creer que en Jesucristo se encuentran la fuerza y la eficiencia duradera.  Hora a hora debemos mantener triunfante nuestra posición en Dios, poderosa en su fuerza.

EDUCACIÓN NO ADIESTRAMIENTO: La educación de los niños, en el hogar y en la escuela, no debe ser como el adiestramiento en los animales.  Los niños tienen una voluntad inteligente, que debe ser dirigida para que controle todas sus facultades.  Los animales necesitan ser adiestrados porque no tienen razón ni intelecto. 

Pero a la mente humana se le debe enseñar el dominio propio. Debe educársela para que rija al ser humano, mientras que los animales son controlados por un amo, y se les enseña a someterse a él. El amo es mente, juicio y voluntad para la bestia.

LA VOLUNTAD DEBE SER ORIENTADA, NO DESTRUIDA: Un niño puede ser educado de manera que no tenga voluntad propia, como el animal.  Aún su individualidad puede fundirse con la de aquél que dirige su adiestramiento; para todos los fines y propósitos, su voluntad está sometida a la voluntad del maestro.  Los niños así educados serán siempre deficientes en energía moral y responsabilidad individual.

No se les ha enseñado a obrar por la razón y los buenos principios; sus voluntades han sido controladas por otros y su mente no ha sido despertada para que se expanda y fortalezca por el ejercicio. Sus temperamentos peculiares y capacidades mentales no han sido dirigidos ni disciplinados para ejercer facultades más poderosas cuando lo necesiten. 

Los padres, deberían dar atención especial al cultivo de las facultades más débiles para que se cumplan todos los deberes, y se las desarrolle de un grado de fuerza a otro a fin de que la mente alcance las debidas proporciones.

ECONOMICE TODA LA FUERZA DE LA VOLUNTAD: El intento de quebrantar la voluntad contraría los principios de Cristo.  La voluntad del niño debe ser dirigida y guiada.  Salvemos toda la fuerza de la voluntad, porque el ser humano la necesita  toda; pero démosle la debida dirección.

Tratémosla sabia y tiernamente, como un tesoro sagrado. No la desmenucemos a golpes; sino amoldémosla sabiamente, por precepto y verdadero ejemplo, hasta que el niño llegue a los años cuando pueda llevar responsabilidad.

LOS MAESTROS NO DEBEN SER DICTADORES: Aquellos que son egoístas, irritables, imperiosos, groseros y ásperos, y que no tienen mucha consideración para con los sentimientos ajenos, nunca deberían ser maestros.  Tendrían una influencia desastrosa sobre sus alumnos, amoldándolos según su propio carácter y perpetuando así el mal. 

Las personas de este genio harán un esfuerzo para quebrantar la voluntad del niño, si se muestra ingobernable; pero Cristo no ha autorizado semejante manera de tratar a los que yerran.

Mediante la sabiduría celestial, la mansedumbre y humildad de corazón, se puede  ser capaz de dirigir la voluntad  y guiar a sus alumnos en el camino de la obediencia; pero nadie se imagine que con amenazas podrá ganar sus afectos. Tenemos que trabajar como Cristo. (Elena White)

Continúa en parte 133

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 131-

 

LA VOLUNTAD Y LA DECISION. La voluntad no es el gusto o la inclinación, sino el poder que decide, que obra en los hombres para obedecer a Dios.-parte 1-

EL PODER QUE GOBIERNA LA NATURALEZA DEL HOMBRE: La voluntad es el poder que gobierna la naturaleza humana, sometiendo todas las otras facultades a su dominio. La voluntad no es el gusto o la inclinación, sino el poder que decide, que obra en los hombres para obedecer a Dios.

TODO DEPENDE DE SU ACCIÓN  CORRECTA: El tentado necesita comprender la verdadera fuerza de la voluntad.  Ella es el poder gobernante en la naturaleza del hombre, la facultad de decidir y elegir.  Todo depende de la acción correcta de la voluntad. 

Desear lo bueno y lo puro es justo; pero si no hacemos más que desear, de nada sirve.  Muchos se arruinan mientras esperan y desean vencer sus malas inclinaciones.  No someten su voluntad a Dios. No escogen servirlo.

FUENTE DE TODA ACCIÓN: Debemos recordar que la voluntad es el resorte de todas las acciones.  Esta voluntad, que constituye un factor tan importante del carácter humano fue, en ocasión de la caída, entregada al dominio de Satanás; desde entonces el ha estado obrando en el hombre para expresar y ejecutar su propia voluntad, pero para completa ruina y miseria del hombre.

Sin embargo, el sacrificio infinito de Dios al dar a Jesús, su Hijo amado, como expiación por el pecado, lo habilita  para decir, sin violar un solo principio de su gobierno:

“Entregaos a mí; dadme esa voluntad, quitadla del dominio de Satanás, y yo tomaré  posesión de ella; y entonces podré obrar en vosotros para querer y hacer mi beneplácito”. 

Cuando recibimos el ánimo de Cristo, nuestra voluntad viene a ser como su voluntad, y nuestro carácter se transforma a semejanza del suyo.

LA VOLUNTAD DEL HOMBRE ES AGRESIVA: La voluntad del hombre es agresiva, y constantemente se esfuerza por someter todas las cosas a sus designios.  Si se alista del lado de Dios y del bien, los frutos del Espíritu aparecerán en la vida; y Dios ha señalado gloria, honra y paz a cada persona que obra el bien.

LA IMPOSIBILIDAD RESIDE EN LA PROPIA VOLUNTAD: Toda nuestra vida es de Dios y debe ser usada para su gloria.  Su gracia consagrará y mejorará cada facultad. Que nadie diga no puedo remediar mis defectos de carácter; porque si alguien llega a esa conclusión ciertamente no alcanzará la vida eterna.

La imposibilidad reside en su propia voluntad. Si Ud. no quiere, no podrá vencer. La verdadera dificultad proviene de la corrupción de los corazones no santificados, y de la falta de disposición para someterse al control de Dios.

UN SEDANTE EFECTIVO: La mente y los nervios se entonan y fortalecen por el ejercicio de la voluntad.  En muchos casos, la fuerza de voluntad resultará ser un potente calmante de los nervios.

SATANÁS USA LA VOLUNTAD: Cuando se permite que Satanás moldee la voluntad, él la utiliza para cumplir sus fines.  Estimula las propensiones al mal, despierta las pasiones y ambiciones impías.  El dice:

“Yo te daré todo este poder, honores, riquezas y placeres pecaminosos”

pero pone por condición la entrega de la integridad y el embotamiento de la conciencia.  Así degrada las facultades humanas, y las pone en cautividad para obrar el mal.  (Elena White)

Continúa en parte 132

 

 

 

Read Full Post »