Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.01- Pocos comprenden que es un deber ejercer dominio sobre los pensamientos y la imaginación. Tanto las facultades intelectuales como las morales, deben ser disciplinadas, y ….’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 128-

LA IMAGINACION

LA IMAGINACION. Pocos comprenden que es un deber ejercer dominio sobre los pensamientos y la imaginación. Tanto las facultades intelectuales como las morales, deben ser disciplinadas, y por el ejercicio se fortalecerán y mejorarán. -parte 1-

CRISTO EMPLEO LA IMAGINACION: Mediante la imaginación, (Cristo) llegaba al corazón.  Sacaba sus ilustraciones de las cosas de la vida diaria, y aunque eran sencillas, tenían una admirable profundidad de significado.  Las aves del aire, los lirios del campo, la semilla, el pastor y las ovejas, eran con los cuales Cristo ilustraba la verdad inmortal; y desde entonces, siempre que sus oyentes veían estas cosas de la naturaleza, recordaban sus palabras. 

Las ilustraciones de Cristo repetían constantemente sus lecciones.  Cristo nunca adulaba a los hombres.  Nunca dijo algo que pudiese exaltar su fantasía e imaginación, ni los alababa por sus hábiles invenciones; pero los pensadores profundos y sin prejuicios recibían su enseñanza, y hallaban que probaba su sabiduría.  Se maravillaban por la verdad espiritual expresada en el lenguaje más sencillo.

CONTROLAR LA IMAGINACION ES UN DEBER: Pocos comprenden que es un deber ejercer dominio sobre los pensamientos y la imaginación. Es difícil mantener la mente indisciplinada fija en temas provechosos.  Pero si no se emplean debidamente los pensamientos, la religión no puede florecer en el alma. 

La mente debe preocuparse con cosas sagradas y eternas, o albergará pensamientos triviales y superficiales. Tanto las facultades intelectuales como las morales, deben ser disciplinadas, y por el ejercicio se fortalecerán y mejorarán.

LA ALIMENTACION AFECTA LA IMAGINACION: La intemperancia comienza en nuestras mesas con el consumo de alimentos malsanos.  Después de un tiempo, por la complacencia continua del apetito, los órganos digestivos se debilitan y el alimento ingerido no satisface.

Se establecen condiciones malsanas y se anhela ingerir alimentos más estimulantes.  El té, el café y la carne producen un efecto inmediato. Bajo la influencia de estos venenos, el sistema nervioso se excita y, en algunos casos, el intelecto parece vigorizado momentáneamente y la imaginación resulta más vivida.

EL EFECTO DEL TE, EL CAFÉ Y OTRAS BEBIDAS POPULARES: El té estimula, también la acción del café y de muchas bebidas populares.  El primer efecto es agradable.  Se excitan los nervios del estómago, y esta excitación se transmite al cerebro, que, a su vez acelera la actividad del corazón y da al organismo entero cierta energía pasajera. No se hace caso del cansancio. La fuerza parece haber aumentado, la inteligencia se despierta y la imaginación se aviva.

LOS REAVIVAMIENTOS POPULARES Y LA IMAGINACION: Los reavivamientos populares son provocados demasiado a menudo por llamamientos a la imaginación, que excitan las emociones y satisfacen la inclinación por lo nuevo y extraordinario.  Los conversos ganados de este modo manifiestan poco deseo de escuchar la verdad bíblica, y poco interés en el testimonio de los profetas y apóstoles.

El servicio religioso que no revista un carácter un tanto sensacional no tiene atractivo para ellos.  Un mensaje que apele a la fría razón no despierta eco en alguno de ellos.  No tienen en cuenta las claras amonestaciones de la Palabra de Dios que se refieren directamente a sus intereses eternos.

ENTRETENIMIENTOS QUE DEPRAVAN LA IMAGINACION: Muchos entretenimientos se encuentran entre los placeres más peligrosos. Son un semillero de inmoralidad.  Los hábitos viciosos y las inclinaciones pecaminosas se fortalecen y confirman por medio de estos entretenimientos.  Las canciones de bajo nivel, los gestos, expresiones y actitudes lascivos depravan la imaginación y rebajan la moral. 

Todo joven que habitualmente participe de ésto, corromperá sus principios. No hay influencia más poderosa para envenenar la imaginación, destruir las impresiones religiosas y embotar el gusto por los placeres tranquilos y las sobrias realidades de la vida, que todos estos entretenimientos. (Elena White)

Continúa en parte 129

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: