Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.04-Salud, vida y felicidad son el resultado de la obediencia. Dios mantendrá en buenas condiciones el organismo humano y restaurará las facultades morales, mentales y físicas.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 111-

 

 

LA FELICIDAD. Salud, vida y felicidad son el resultado de la obediencia. Dios mantendrá en buenas condiciones el organismo humano y restaurará las facultades morales, mentales y físicas. parte 4-

LA DIVERSION EXCITA, PERO LUEGO DEPRIME: Los que siguen el camino de la sabiduría y la santidad no tendrán que deplorar horas malgastadas, ni se verán atormentados con sentimientos sombríos, como a algunos les ocurre, a menos que se entreguen a diversiones vanas e inútiles.

PROCUREMOS LA SALUD Y UNA LARGA VIDA: El valor, la esperanza, la fe, la simpatía y el amor fomentan la salud y alargan la vida.  Un espíritu satisfecho y alegre es como salud para el cuerpo y fuerza para el alma. Una persona cuyo espíritu sereno está satisfecho en Dios, se encuentra en el sendero de la salud.

El corazón alegre es una buena medicina” (Prov.17:22)

RESULTADOS DE LA OBEDIENCIA A LAS LEYES FISICAS: Salud, vida y felicidad son el resultado de la obediencia a las leyes físicas que gobiernan nuestro cuerpo.  Si nuestra voluntad y nuestro proceder están de acuerdo con la voluntad y el proceder de Dios, si hacemos lo que agrada a nuestro Creador.

El mantendrá en buenas condiciones el organismo humano y restaurará las facultades morales, mentales y físicas a fin de poder obrar mediante nosotros para su gloria. Su poder restaurador constantemente se manifiesta en nuestro cuerpo. Si cooperamos con El en esa obra, los resultados seguros son salud y felicidad, paz y utilidad.

EN PROCURA DE NUESTROS DERECHOS: Aquéllos a quienes amamos pueden hablar y obrar con descuido y herirnos profundamente.  Tal puede no haber sido su intención, pero Satanás magnifica sus palabras y actos ante la mente y así arroja un dardo para atravesarnos.  Nos erguimos para resistir a la persona que pensamos nos hirió, y al hacerlo estimulamos las tentaciones de Satanás. 

En vez de pedir a Dios fuerza para resistir a Satanás, permitimos que nuestra felicidad quede empañada tratando de defender lo que llamamos “nuestros derechos”.  Así concedemos una doble ventaja a Satanás. Obramos de acuerdo a nuestro sentimientos agraviados, y Satanás nos emplea como agentes suyos para herir y angustiar a aquéllos que no se proponían perjudicarnos.

DIOS ELIMINA LOS OBSTACULOS QUE SE OPONEN A LA FELICIDAD: Dios procura nuestra verdadera felicidad.  Si hay alguna cosa que se interpone en el camino hacia ésta, Dios quiere que sea quitada.  El frustrará nuestros propósitos y chasqueará nuestras expectativas, y a través del chasco y de las dificultades, hará que nos conozcamos tal como somos.

El pecado es la causa de todos nuestros males.  Si queremos tener verdadera paz y felicidad debemos suprimir el pecado. (Elena White)

Continúa en parte 112

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: