Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.02-Los impulsos más fuertes del hombre son procurar su propia felicidad.La Biblia reconoce este deseo y nos muestra que el cielo se unirá a los esfuerzos que el hombre haga por conseguir la dicha.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 109-

 

LA FELICIDAD. Los impulsos más fuertes del hombre son procurar su propia felicidad. La Biblia reconoce este deseo y nos muestra que todo el cielo se unirá a los esfuerzos que el hombre haga por conseguir la dicha.  parte 2-

EL IMPULSO MAS FUERTE DEL HOMBRE: La Biblia presenta ante nuestra vista las inescrutables riquezas y los tesoros inmortales de los cielos. Los impulsos más fuertes del hombre lo arrastran a  tratar de procurar su propia felicidad.  La Biblia reconoce este deseo y nos muestra que todo el cielo se unirá a los esfuerzos que el hombre haga por conseguir la dicha.

Además, revela la condición según la cual se da la paz de Cristo a los hombres.  Describe un hogar de dicha y resplandor sempiternos, donde no habrá lágrimas ni necesidades.

LOS CRISTIANOS DISFRUTAN DE VERDADERA FELICIDAD: Si hay alguien que continuamente debe estar agradecido, es el seguidor de Cristo.  Si hay alguien que disfruta de un verdadero gozo aún en esta vida, es el fiel cristiano.  Deberíamos ser la gente más feliz de la tierra.

UN AMIGO QUE NUNCA FALLA: Este es Jesús, la vida de toda gracia, la vida de toda promesa, la vida de todo rito y la vida de toda bendición. Jesús es la sustancia, la gloria, la fragancia y la vida misma.

“El que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (Juan 8:12)

Por lo tanto, el camino real que se ha dado a los redimidos para que anden por el no constituye tinieblas desanimadoras. Si no fuera por Jesús, nuestro peregrinaje verdaderamente sería solitario y doloroso.  El dice:

”No os dejaré huérfanos” (Juan 14:18)

Por lo tanto reunamos todas las preciosas promesas.  Repitámoslas durante el día y meditemos en ellas durante la noche, y estemos gozosos.

LA FELICIDAD NO ES PARA LOS QUE QUIEREN HACER SU VOLUNTAD: Jesús quiere que seamos felices, pero no podemos serlo si seguimos nuestro propio camino, y los impulsos de nuestro corazón…  Nuestras nociones, nuestras peculiaridades, son enteramente humanas, y no debe dejarse que predominen sobre nosotros. 

El yo debe ser crucificado, no una vez u otra sino diariamente, y lo físico, mental y espiritual debe subordinarse a la voluntad de Dios.  La gloria de Dios, la perfección del carácter cristiano, debe ser el blanco y el propósito de nuestra vida.

Los seguidores de Cristo, deben imitarlo en su disposición…El lema es como Cristo, no como nuestro padre o nuestra madre, sino como Jesucristo, ocultos en Cristo, vestidos de la justicia de Cristo, imbuidos con el espíritu de Cristo.

LA FELICIDAD EGOISTA ES DESEQUILIBRADA: La felicidad buscada por motivos egoístas, fuera de la senda del deber, es desequilibrada, espasmódica y transitoria; pasa y deja el alma vacía y triste; más en el servicio de Dios hay gozo y satisfacción; no se abandona al cristiano en caminos inciertos; no se lo abandona a pesares vanos y contratiempos.  Si no tenemos los placeres de esta vida, podemos aún gozarnos mirando la vida venidera.

EL CORAZÓN QUE ESTA EN PAZ CON DIOS: En la raíz de la ruina de muchos hogares se encuentra la pasión por la ostentación.  Hombres y mujeres calculan y hacen planes para conseguir recursos con el fin de parecer más ricos que sus vecinos; pero aunque puedan triunfar en su lucha desesperada, no son verdaderamente felices.  La verdadera felicidad brota de un corazón en paz con Dios.

EL AMOR PRODUCE FELICIDAD: Desde el punto de vista mundano, el dinero es poder; pero desde el punto de vista cristiano, el amor es poder.  Las fortalezas intelectual y espiritual están implícitas en este principio.  El amor puro es especialmente eficaz para hacer el bien, y no puede hacer otra cosa sino el bien.

Previene la discordia y la miseria y produce verdadera felicidad. La riqueza es a menudo una influencia que corrompe y destruye; la fuerza es capaz de herir, pero las propiedades del amor puro son la verdad y la bondad. (Elena White)

Continúa en parte 110

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: