Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.03-. Cuando Adán pecó, el hombre quedó separado del centro ordenado por el cielo. El demonio vino a ser el poder central del mundo. Donde debía estar el trono de Dios, Satanás colocó el suyo.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 97-

FUNCION VITAL DE LAS LEYES DE DIOS. Cuando Adán pecó, el hombre quedó separado del centro ordenado por el cielo.  El demonio vino a ser el poder central del mundo. Donde debía estar el trono de Dios, Satanás colocó el suyo.–parte 3-

LA LEY DE DIOS EN EL MUNDO FÍSICO

LEYES QUE SURGEN DEL AMOR: Las leyes de Dios se fundan en una inmutable rectitud, y han sido conformadas para promover la felicidad de los que la obedecen. Los principios que cada instrumento humano debe obedecer fluyen del corazón de amor infinito.

LA LEY DEL SERVICIO: Los seguidores de Cristo han sido redimidos para servir.  Nuestro Señor enseña que el verdadero objeto de la vida es el ministerio.  Cristo mismo fue obrero, y a todos sus seguidores les presenta la ley del servicio, el servicio a Dios y a sus semejantes. 

Aquí Cristo presenta al mundo un concepto más elevado acerca de la vida de lo que jamás ellos habían conocido.  Mediante una vida de servicio a favor de otros, el hombre se pone en íntima relación con Cristo.  La Ley del Servicio viene a ser el eslabón que nos une a Dios y a nuestros semejantes.

LA LEY ESTABLECE QUE NADIE VIVE PARA SI MISMO: Bajo la dirección de Dios, Adán debía quedar a la cabeza de la familia terrenal y mantener los principios de la familia celestial.  Ello habría ocasionado paz y felicidad.  Pero Satanás estaba resuelto a oponerse a la ley de que Nadie “vive para sí” (Rom.14:7). El deseaba vivir para sí. Procuraba hacer de sí mismo un centro de influencia.

Eso incitó la rebelión en el cielo, y la aceptación de este principio de parte del hombre trajo el pecado a la tierra.  Cuando Adán pecó, el hombre quedó separado del centro ordenado por el cielo.  El demonio vino a ser el poder central del mundo. Donde debía estar el trono de Dios, Satanás colocó el suyo.  El mundo trajo su homenaje, como ofrenda voluntaria, a los pies del enemigo.

ENSEÑEMOS A LOS NIÑOS A OBEDECER LAS LEYES DE LA NATURALEZA Y DE LA REVELACIÓN: Nosotros que tenemos sobre nuestro corazón el bien de nuestros hijos, y queremos verlos crecer con gustos y apetitos no pervertidos, debemos abrirnos paso a paso con perseverancia y urgencia contra los sentimientos y las prácticas populares.

Si queremos prepararlos para ser útiles sobre la tierra y obtener la recompensa eterna en el reino de gloria, debemos enseñarles a obedecer las leyes de Dios, manifestadas tanto en la naturaleza como en la revelación, en vez de seguir las costumbres del mundo.

REMEDIOS PARA LA DELINCUENCIA JUVENIL: Si los padres y las madres hubieran seguido las indicaciones dadas por Cristo, no leeríamos ni oiríamos ahora de pecados y crímenes cometidos no sólo por adultos, sino incluso por jóvenes y niños. 

Las malas condiciones de la sociedad existen porque los padres no han prestado atención a esta instrucción, y no adiestraron ni educaron a sus hijos para que respetaran y honraran los santos mandatos de Dios. 

Los hombres han asumido la responsabilidad de erigir una norma en armonía con sus propias ideas, y así se ha deshonrado la Ley de Jehová.  Por eso la iniquidad es tan grande, y se ha difundido tanto.  Por eso nuestros días están asemejándose a los de Noé y Lot. (Elena White)

Continúa en parte 98

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: