Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.27-Cuando se permite que Satanás amolde la voluntad, él la usa para llevar a cabo sus fines. Incita al corazón humano a guerrear contra la Palabra de Dios.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 79-

 

EL ODIO Y LA VENGANZA. Cuando se permite que Satanás amolde la voluntad, él la usa para llevar a cabo sus fines. Incita al corazón humano a guerrear contra la Palabra de Dios. –parte2-

EL CRIMEN NACE EN EL CORAZÓN: Jesús consideró los Mandamientos por separado, y explicó la profundidad y anchura de sus requerimientos.  En vez de quitarles una jota de su fuerza, (leer Mateo 5:18) demostró cuán abarcantes son sus principios y desenmascaró el error fatal de los judíos en su demostración exterior de obediencia.

Declaró que por el mal pensamiento o la mirada concupiscente se quebranta la Ley de  Dios.  El que toma parte en la menor injusticia está violando la Ley y degradando su propia naturaleza moral. El homicidio existe primero en la mente. El que concede al odio un lugar en su corazón, está poniendo los pies en la senda del homicida, y sus ofrendas son aborrecibles para Dios.

UNA VIOLACION AL SEXTO MANDAMIENTO: Todo acto de injusticia que contribuya a abreviar la vida, al espíritu de odio y de venganza, o a abrigar cualquier pasión que se traduzca en hechos perjudiciales para nuestros semejantes o que nos lleve siquiera a desearles mal, puescualquiera que aborrece a su hermano es homicida”  es, en mayor o menor grado, una violación al sexto mandamiento.  (leer Éxodo 20: 3-17)

SATANÁS COMUNICA SU PROPIO ODIO: Cuando se permite que Satanás amolde la voluntad, él la usa para llevar a cabo sus fines.  Fomenta teorías de incredulidad e incita al corazón humano a guerrear contra la Palabra de Dios. 

Con esfuerzos persistentes, perseverantes, trata de inspirar a los hombres con sus propias energías de odio y antagonismo contra Dios, y de ponerlos en orden de batalla contra las instituciones y los requerimientos del cielo y las operaciones del Espíritu Santo.  Alista bajo su estandarte a todos los agentes del mal, y los lleva al campo de batalla bajo su mando para oponer al bien el mal.

EL MUNDO ABORRECIO A CRISTO PORQUE ERA DIFERENTE: La diferencia entre el carácter de Cristo y el de los otros hombres de su época era perfectamente perceptible, y por causa de esa diferencia el mundo lo aborreció.  Lo odiaba por su bondad y su estricta integridad.  Y Cristo declaró que los que manifestaran esos mismos atributos, también serían odiados.

A medida que nos acerquemos al fin del tiempo, este odio por los seguidores de Cristo será cada vez más evidente.  Jesús tomo la naturaleza humana y soportó el odio del mundo para demostrar a los hombres y las mujeres que pueden vivir sin pecado, para que sus palabras, sus actos y su actitud pudieran ser santificados por Dios. 

Podemos ser perfectos cristianos si manifestamos este poder en nuestras vidas. Cuando la luz del cielo repose sobre nosotros continuamente, representaremos a Cristo. La luz de la justicia revelada en su vida, distinguió a Jesús del mundo, y suscitó su odio.

EL ODIO PROVIENE DEL DESEO DE VENGANZA: Satanás disputó todos los asertos del Hijo de Dios, y empleó a los hombres como agentes suyos para llenar la vida del Salvador de sufrimientos y penas. 

Los sofismas y las mentiras por medio de las cuales procuró obstaculizar la obra de Jesús, el odio manifestado por los hijos de rebelión, sus acusaciones crueles contra Aquél cuya vida se rigió por una bondad sin precedentes, todo ello provenía de un sentimiento de venganza profundamente arraigado. 

Los fuegos concentrados de la envidia y la malicia, del odio y la venganza, estallaron en el Calvario contra el Hijo de Dios, mientras el cielo miraba con silencioso horror. 

(Elena White)

Continúa en parte 80

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: