Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.14-Podemos ir a un sótano y observar sus rincones oscuros.Pero¿lograremos con eso que haya más luz?¿Qué haremos?Salir de allí; ir donde la luz del rostro de Dios brilla con todo su esplendor.’ Category

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 207-

 

LA DEPRESION. Podemos ir a un sótano y observar sus rincones más oscuros.Pero¿lograremos con eso que haya más luz? ¿Qué haremos? Salir de allí; para ir donde la luz del rostro de Dios brilla con todo su esplendor.-parte 3-

DESESPERANZA ESCONDIDA BAJO UNA FACHADA DE BRAVUCONERIA: El niño a quien se censura frecuentemente por alguna falta especial, llega a considerarla como peculiaridad suya, algo contra lo cual es en vano luchar. 

Así se da origen al desaliento y la desesperación que a menudo están ocultos bajo una aparente indiferencia o fanfarronería.

NO ES NECESARIO SER ESCLAVOS DE LA DEPRESION: RECUERDE QUE EN SU VIDA LA RELIGIÓN NO DEBE SER SOLAMENTE UNA INFLUENCIA ENTRE OTRAS.  DEBE SER LA INFLUENCIA DOMINANTE.  SEA ESTRICTAMENTE TEMPERANTE.  RESISTA TODA TENTACIÓN. 

NO LE HAGA CONCESIONES AL ASTUTO ENEMIGO.  NO ESCUCHE LAS SUGERENCIAS QUE PONE EN BOCA DE HOMBRES Y MUJERES.  TIENE UNA VICTORIA QUE GANAR.  TIENE QUE LOGRAR NOBLEZA DE CARÁCTER; PERO NO LA CONSEGUIRÁ MIENTRAS ESTÉ DEPRIMIDO Y DESANIMADO POR EL FRACASO. 

ROMPA LAS ATADURAS CON QUE SATANÁS LO HA AMARRADO.  NO ES NECESARIO QUE SEA SU ESCLAVO ‘VOSOTROS SOIS MIS AMIGOS” –DIJO JESÚS-,  SI HACÉIS LO QUE YO OS MANDO”.

NO PENSEMOS EN COSAS DESAGRADABLES: Cuando vemos la iniquidad que nos rodea nos sentimos contentos de que El sea nuestro Salvador, y de que nosotros seamos sus hijos. Entonces ¿tenemos que contemplar la iniquidad que nos rodea y espaciarnos en el lado oscuro de las cosas? 

No podemos mejorar esta situación; por lo tanto, hablemos de algo más elevado, mejor y más noble.  Podemos ir a un sótano y quedarnos allí para observar sus rincones más oscuros, y podemos hablar acerca de la oscuridad y decir: “Oh, que oscuro está aquí”, y seguir hablando de ello.  

Pero ¿lograremos con eso que haya más luz? ¡Claro que no! ¿Qué haremos? Salir de allí; salir de la oscuridad para ir a la habitación donde la luz del rostro de Dios brilla con todo su esplendor. Nuestros cuerpos están compuestos por el alimento que asimilamos.  Lo mismo ocurre con nuestras mentes. 

Si tenemos una mente que se espacia en las cosas desagradables de la vida, no tendremos esperanza; pero nosotros queremos concentrarnos en las escenas alegres del cielo, dijo Pablo:

“Esta leve tribulación momentánea produce en nosotros cada vez más excelente y eterno peso de gloria” (2 Cor.4:17)

POR FE ATRAVESE LAS TINIEBLAS: (testimonio) Si yo tuviera que prestar atención a las negras nubes: los problemas y las perplejidades que surgen en mi trabajo, no tendría tiempo para más.  Pero yo sé que hay luz y gloria más allá de las nubes.  Por fe atravieso las tinieblas para llegar a la gloria. 

A veces he tenido que pasar por dificultades financieras.  Pero el dinero, no me preocupa.  Dios cuida de  mis asuntos.  Hago lo que puedo, y cuando el Señor considera que es bueno para mí que tenga algo de dinero, me lo manda.

ENTREGANDOSE EN MANOS DE SATANÁS: No acudamos a otros con nuestras pruebas y tentaciones; sólo Dios puede ayudarnos.  Si cumplimos las condiciones de las promesas de Dios,  éstas se van a cumplir en nosotros. 

Si nuestras mentes están fijas en Dios, no descenderemos al valle del desánimo cuando sobrevengan pruebas y tentaciones.  No hablaremos con los demás ni de dudas ni de tinieblas, porque tenemos un ancla en el alma, que es a la vez segura y firme. 

Cuando hablamos de desánimo y de pesar, Satanás escucha con un regocijo infernal; porque le agrada saber que los ha sometido a esclavitud.

Satanás no puede leer nuestros pensamientos, pero puede ver nuestras acciones y oír nuestras palabras; y gracias a su amplio conocimiento de la familia humana puede adecuar sus tentaciones para sacar provecho de los puntos débiles de nuestro carácter. 

Y cuán a menudo le revelamos el secreto de cómo puede lograr la victoria sobre nosotros.  ¡Si pudiéramos controlar nuestras palabras y acciones! no tuviéramos que avergonzarnos en el día del juicio, en el día de Dios. (Elena White)

Continúa en parte 208

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: