Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘1.12- El juicio de Dios se está realizándose ahora, “velad y orad, porque no sabéis cuando será el tiempo”(Mar. 13:33).-onceava parte-’ Category

DOCTRINA DE LOS ACONTECIMIENTOS FINALES

MINISTERIO DE CRISTO EN EL SANTUARIO CELESTIAL-…Este llamado amonesta al mundo en cuánto a que el juicio de Dios está realizándose ahora. “Velad y orad, porque no sabéis cuando será el tiempo”(Mar. 13:33).-onceava parte-

TIEMPO  DE  ALISTARSE

Dios se propone que estas buenas nuevas relativas al fin del ministerio de salvación de Cristo, vayan a todo el mundo antes de su regreso.  El centro de este mensaje es el EVANGELIO eterno, el cuál debe ser proclamado con un sentido de urgencia por cuánto la hora de su juicio ha llegado”  (Apoc.14:7).  Este llamado amonesta al mundo en cuánto a que el juicio de Dios está realizándose ahora.

Hoy vivimos en el gran día antitípico de la expiación.  Así como se requería que los israelitas afligieran sus almas en ese día (Lev.23:27), del mismo modo Dios llama a su pueblo a experimentar un arrepentimiento de corazón.  Todos los que desean retener sus nombres en el Libro de la Vida deben arreglar sus cuentas con Dios y con sus semejantes durante este tiempo en que se lleva a cabo el juicio de Dios  (Apoc.14:7).

La obra de Cristo como Sumo Sacerdote se acerca a su fin.  Los años del tiempo de gracia para los seres humanos pasan con rapidez.  Nadie sabe exactamente cuando la voz de Dios proclamará Consumado es”. “Mirad–advirtió el Señor–, velad y orad, porque no sabéis cuando será el tiempo”  (Mar. 13:33).

Si bien es cierto que vivimos en el período pavoroso del día antitípico de la expiación, no necesitamos temer.  Jesucristo, en su doble capacidad de Sacrificio y Sacerdote, ministra a favor nuestro en el Santuario Celestial.  Por tanto, teniendo un gran SUMO SACERDOTE que traspasó los cielos JESUS, EL HIJO DE DIOS, retengamos nuestra profesión.  Porque no tenemos un Sumo Sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.  Acerquémos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia, para el oportuno socorro”  (Heb.4:14-16).

 

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: