Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 marzo 2016

LA VERDAD CLAVADA EN LAS PUERTAS DE WITTENBERG-parte 1-

 

“Con el pretexto de reunir fondos para la construcción de la iglesia de San Pedro en Roma, se ofrecía en venta pública indulgencias por el pecado, con autorización del Papa.

Con el precio de los crímenes se iba a construir un templo para el culto divino, y la piedra angular se echaba sobre cimientos de iniquidad.  Empero los mismos medios que adoptara Roma para engrandecerse fueron los que hicieron caer el golpe mortal que destruyó su poder y su soberbia.

Aquellos medios fueron lo que exasperó al más abnegado y afortunado de los enemigos del papado, y le hizo iniciar la lucha que estremeció el trono de los papas e hizo tambalear la triple corona en la cabeza del pontífice”.

El encargado de la venta de indulgencias en Alemania, un monje llamado Tetzel, era reconocido como culpable de haber cometido las más viles ofensas contra la sociedad y contra la Ley de Dios; pero habiendo escapado del castigo que merecían sus crímenes, recibió el encargo de propagar los planes mercantiles y nada escrupulosos del Papa.

Con atroz cinismo divulgaba las mentiras más desvergonzadas y contaba leyendas maravillosas para engañar al pueblo ignorante, crédulo y supersticioso. Si hubiere tenido éste la Biblia no se habría dejado engañar.

Pero para poderlo sujetar bajo el dominio del papado, y para acrecentar el poderío y los tesoros de los ambiciosos jefes de la iglesia, se le había privado de la Escritura.

Cuando entraba Tetzel en una ciudad, iba delante de él un mensajero gritando: ‘La gracia de Dios y la del padre santo están a las puertas de la ciudad’. Y el pueblo recibía al blasfemo usurpador como si hubiera sido el mismo Dios que hubiera descendido del cielo.

El infame tráfico se establecía en la iglesia, y Tetzel ponderaba las indulgencias desde el púlpito como si hubiesen sido el más precioso don de Dios. Declaraba que en virtud de los certificados de perdón que ofrecía, quedábanle perdonados al que  comprara la indulgencias aún aquellos pecados que desease cometer después, y que ‘ni aún el arrepentimiento era necesario’.

Hasta aseguraba a sus oyentes que las indulgencias tenían un poder para salvar no sólo a los vivos sino también a los muertos, y que en el instante en que la monedas resonaran al caer en el fondo de su cofre, el alma por la cual se hacía el pago escaparía de purgatorio y se dirigiría al cielo???

Cuando Simón el Mago intentó comprar a los apóstoles el poder para hacer milagros, Pedro le respondió: ‘Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero” (Hechos 8:20).

Pero millares de personas aceptaban ávidamente el ofrecimiento de Tetzel. Sus arcas se llenaban de oro y plata.  Una salvación que podía comprarse con dinero era más fácil de obtener que la que requería arrepentimiento, fe y un diligente esfuerzo para resistir y vencer el mal.

Continúa en parte 2

 

Read Full Post »

LA VERDADERA PUERTA DE LA MISERICORDIA ESTA EN EL CIELO

He puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar” (Apoc. 3:8).

“Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo” (Apoc. 11:19).

“Luego se me mostró…. que los mandamientos de Dios (Exodo 20:3-17) habían de resplandecer en toda su importancia y cuando el pueblo de Dios había de ser probado acerca de la verdad del sábado era cuando se abriese la puerta en el lugar santísimo del santuario celestial…Esta puerta no se abrió hasta que hubo terminado la mediación de Jesús en el lugar santo del santuario en 1844” (Primeros Escritos  -pág.42-).

“Pero si bien era cierto que se había cerrado la puerta de esperanza y de gracia por la cual los hombres habían encontrado durante mil ochocientos años acceso a Dios, otra puerta se les abría, y el perdón de los pecados era ofrecido a los hombres por la intercesión de Cristo en el lugar santísimo.

Una parte de su obra había terminado tan sólo para dar lugar a otra.  Había aún una “puerta abierta” para entrar en el santuario celestial donde Cristo oficiaba a favor del pecador” (El Conflicto de los Siglos).

“Cada vez que seamos tentados, tenemos esta puerta abierta para contemplar.  Ningún poder puede ocultar de nosotros la luz de la gloria que brilla procedente de los umbrales del cielo a lo largo de toda la escalera que debemos subir, pues el Señor nos ha dado fortaleza en su fortaleza, valor en su valor, luz en su luz.

Cuando los poderes de las tinieblas sean vencidos, cuando la luz de la gloria de Dios inunde el mundo, veremos y entenderemos más claramente de lo que lo hacemos hoy. Si sólo comprendiéramos que la gloria de Dios nos rodea, que el cielo está más cerca de la tierra de lo que suponemos, tendríamos un cielo en nuestros hogares mientras nos preparamos para el cielo de lo alto” (Comentario Bíblico Adventista, tomo 7, pág. 972).

El Heraldo del Evangelio Eterno

Read Full Post »

La Base de Una Indulgencia Papal

 

“Tetzel debía recaudar los fondos mediante la venta de certificados denominados “indulgencias” que fueron respaldadas y autorizadas por el vicario infalible de Cristo?, el Papa mismo.  Estas garantizaban la abolición de todos los pecados, ya fueran pasados, presentes o futuros.

Se declaró que estaban disponibles por medio de los muchos monjes y monjas santas encerrados dentro de los muros de los monasterios europeos, que habían obtenido un grado de santidad tal, mucho más de lo que ellos mismos requerirían para entrar directamente en el cielo en la muerte, que el superávit de santidad no tan requerido por ellos mismos podría ser vendido, imputado al comprador de la indulgencia.

En otras palabras, el “Banco Santo” de la Iglesia Romana tenía mucho crédito y el excedente podría venderse para cubrir pecados por un precio….

Que diferente fueron las palabras de Pedro en su primera carta en la que declaró:

“Sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”. (1 Pedro 1: 18, 19)

El Heraldo del Evangelio Eterno

Read Full Post »

El Papa Abre Puertas Falsas de Misericordia

En una ceremonia dramática hoy el Papa Francisco abrió un par de grandes puertas de bronce en la Basílica de San Pedro. Esto marcó el comienzo del año del Jubileo Especial de la Misericordia donde los creyentes pueden entrar a través de estas “puertas mágicas” y recibir perdón especial.

“Los que pasen a través de esa puerta santa durante este año de jubileo recibirán una indulgencia plenaria, que elimina toda la pena temporal por los pecados cometidos hasta entonces, proveyendo también al destinatario al confesarse, recibir la comunión, y rezar por el papa”.

¿Notó usted que a este acto lo están llamando indulgencia? ¿No fue esta la razón por la que Martin Lutero protestó hace 500 años atrás?

Comenzando el próximo domingo los obispos de todo el mundo también pueden designar otras puertas santas en algunas catedrales para los peregrinos que caminan a través de ellas y así reciban esta absolución de todos sus pecados.

Lo que es sorprendente es que ni siquiera usted tiene que ser un católico romano.  Se está llevando a cabo una campaña de comercialización muy sutil para hacer que vengan a la Iglesia Católica gente supersticiosa.

Inclusive el Papa Benedicto XVI se presentó para la ocasión incluyendo 50.000 fieles, y cientos de cuerpos de seguridad fuertemente armados para protegerlos.

Esto marcó la primera vez que dos pontífices juntos han puesto en marcha un año de jubileo.  Eligieron esta fecha para conmemorar el quincuagésimo (50 años) del aniversario de la conclusión del Concilio Vaticano II, que fue realmente un plan maestro para neutralizar la Reforma Protestante.

Obviamente, si el papa cree que puede declarar un año  santo, él también cree poder hacer un día santo.  Esto explicaría por qué la Iglesia Católica cree que tiene el derecho y la autoridad?? para cambiar el santo sábado de Dios del séptimo día por el primero.

Entonces, ¿tiene el Papa el poder para empujar un conjunto de puertas antiguas y declarar a las personas perdonadas????

Pensé que Jesús era la puerta y su perdón está disponible TODO EL TIEMPO. NO SOLO durante años especiales.  Jesús dijo:

“YO SOY LA PUERTA, EL QUE POR MI ENTRARE, SERA SALVO” (Juan 10:9)

 

El Heraldo del Evangelio Eterno

 

Read Full Post »

La Oración Oficial del Papa para el Año de la Misericordia

El Papa Francisco ha compuesto una oración especial para el Año del Jubileo de la Misericordia que se desarrollará el 8 de Diciembre de 2015 al 20 de Noviembre de 2016.  Escucha su frase final de esta oración:

“Te pedimos ésto por la intercesión de María, madre de misericordia, tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo por lo siglos de los siglos. Amén”

Los Editores del Heraldo del Evangelio Eterno: ¿Qué? ¿Es María parte de la Deidad? La palabra “tú” podría significar a Jesús, a quien es hecha la oración, o podría ser María, quien fue mencionada por último. En cualquier caso, la Biblia dice que:

“hay un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”. (1 Timoteo 2:5)

María está durmiendo en su tumba esperando la resurrección final (Daniel 12:1).  Por lo tanto le “intercesión” de María no es María, sino algún otro ser pero no proveniente de Dios (ver Apocalipsis 13:4).

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: