Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 febrero 2011

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 31-

PRINCIPIOS DEL SANO VIVIR -parte 4-

“Si la ropa que se usa no se lava a menudo, se vuelve mugrienta con las impurezas arrojadas por el cuerpo mediante el sudor sensible e insensible…Los poros de la piel vuelven a absorber el material de desecho arrojado”.

“Cuando hacemos todo lo que podemos de nuestra parte para tener salud, entonces podemos esperar que seguirán resultados benditos, y podemos pedirle a Dios con fe que bendiga nuestros esfuerzos para la preservación de la salud”.

“La transgresión de las leyes físicas es la transgresión de la ley de Dios. Nuestro Creador es Jesucristo.  El es el autor de nuestro ser.  El ha creado la estructura humana.  El es el autor de las leyes físicas, así como es el autor de la ley moral (Los Diez Mandamientos). El ser humano que es atrevido y descuidado en sus hábitos y prácticas que conciernen a su vida física y a su salud, peca contra Dios”.

“El Señor ha dispuesto como parte de su plan, que lo que el hombre (todo ser humano) cosecha en la vida esté de acuerdo a lo que plantó”.

“Hay diferentes maneras de practicar el arte de sanar, pero hay sólo una manera aprobada por el Cielo.  Los remedios de Dios son los agentes simples de la naturaleza, que no sobrecargarán o debilitarán al sistema a través de sus poderosas propiedades. El aire y el agua puros, la limpieza higiénica, una dieta apropiada, pureza de vida, y una firme confianza en Dios son remedios, que por su falta, miles mueren; no obstante estos remedios están pasando de moda porque su uso y hábil aplicación requiere un trabajo que la gente no valora”.

“La salud debiera ser resguardada tan sagradamente como el carácter”.

“La perfecta salud depende de una circulación perfecta”.

“Una vida desenfocada y sin rumbo es muerte en vida. La mente debería meditar en temas relacionados con nuestros intereses eternos.  Esto resultará en salud del cuerpo y de la mente”.

“Manténgase siempre ante la mente que el gran objetivo de la reforma higiénica es para asegurar el más alto desarrollo de la mente, el ser y el cuerpo”.

“Mezclas complejas y enriquecidas de comidas destruyen la salud. Carnes muy sazonadas y pastas sobrecargadas o fritas debilitan y  destruyen los órganos digestivos”.

“Descuidar el aseo induce a la enfermedad”.

“En forma proporcional, cuando las leyes naturales son transgredidas, la mente y el ser se debilitan…se pueden notar toda clase de sufrimientos físicos…el sufrimiento debe seguir como resultado a este curso de acción. La fuerza vital del sistema no puede soportar esta sobre exigencia de ella requerida y finalmente se quebranta”.

“Es tiempo bien empleado, aquél que es utilizado en establecer y preservar la buena salud física y mental…Es fácil perder la salud, pero es difícil recuperarla”.

“Cualesquiera que sean nuestras ansiedades y pruebas, presentemos nuestro caso ante el Señor. Nuestro espíritu será fortalecido para poder resistir. Se nos abrirá el camino para librarnos de estorbos y dificultades. Cuanto más débiles e impotentes nos reconozcamos, tanto más fuerte llegaremos a ser en su fortaleza.  Cuanto más pesadas nuestras cargas, más bienaventurado el descanso que hallaremos al echarlas sobre el que las puede llevar”. (El Deseado de todas las gentes)   (Elena White) 

 

Read Full Post »

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 30-

PRINCIPIOS DEL SANO VIVIR -parte 3-

“Se usa bien el tiempo que se emplea para el establecimiento y preservación de una robusta salud física y mental…Es fácil perder la salud, pero es difícil recuperarla”.

“Una perfecta salud depende de una perfecta circulación”.

“¿Qué curso de acción debo seguir para preservar mi salud en el mejor estado?  Dejar de transgredir las leyes de nuestro ser; dejar de complacer un apetito depravado, comer alimentos sencillos, vestirnos en forma saludable, lo cual requerirá una modesta sencillez; trabajar de manera saludable, y no estaremos enfermos”.

“Una vida sin propósito es una muerte viviente.  La mente debería espaciarse en temas relacionados con los intereses eternos. Eso conduciría a la salud del cuerpo y de la mente”.

“Dios mismo ha prometido mantener la maquinaria viviente en actividad saludable, si el agente humano obedece sus leyes y coopera con Dios”.

“Que siempre se conserve en mente el hecho de que el gran objetivo de la reforma higiénica es asegurar el mayor desarrollo posible de la mente, del alma y del cuerpo”.

“La naturaleza restaurará su vigor y fortaleza en sus horas de sueño, si sus leyes no son violadas”.

“El confinamiento en el interior hace que las mujeres sean pálidas y débiles, y resulta en muerte prematura”.

“Complacerse en comer demasiado a menudo, y en demasiadas cantidades, agota los órganos digestivos, y produce un estado febril del sistema.  La sangre se vuelve impura, y entonces surgen enfermedades de diversas clases”.

“Los efectos producidos por vivir en habitaciones estrechas y con poca ventilación son éstos…La mente se vuelve deprimida y melancólica, mientras que todo el sistema se enerva; y es posible que se generen fiebres y otras enfermedades agudas…El sistema es peculiarmente sensitivo a la influencia del frío.  Una exposición ligera produce serias enfermedades”.

“¿Qué influencia tiene sobre el estómago el comer en exceso? – Este se debilita, los órganos digestivos se agotan, y como resultado se produce la enfermedad, con toda su estela de males”.

“El libre uso de azúcar en cualquier forma tiende a recargar el sistema, y a menudo es una causa de enfermedad”.

“La posibilidad de enfermarse aumenta diez veces al comer carne”.

“Las mezclas ricas y complicadas de alimentos destruyen la salud. Las carnes muy sazonadas y los pasteles suculentos desgastan los órganos digestivos”.

“Un descuido de la limpieza provocará enfermedad”.

“Las habitaciones que no son expuestas a la luz y al aire se vuelven húmedas…Diversas enfermedades han sido producidas por dormir en esas habitaciones”.

“Si es posible, las moradas debieran construirse en terreno elevado y seco.  Si se construye una casa donde el agua se posa alrededor de ella, permaneciendo por un tiempo y luego secándose, se levantan emanaciones venenosas, y el resultado será fiebre intermitente, dolor de garganta, enfermedades de los pulmones y fiebre”.    

(Testimonies, Christian Education, El Reformador de la Salud, Review, Temperancia Cristiana, Una Apelación Solemne, Dones Espirituales, Testimonios, Consejos a Padres y Maestros, Como Vivir, –  todos estos consejos extraídos de estos libros escritos por Elena White) 

Continúa parte 4

 

Read Full Post »

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 29-

PRINCIPIOS DEL SANO VIVIR -parte 2-

“El aire puro, el sol, la abstinencia, el descanso, el ejercicio, un régimen alimenticio conveniente, el agua y la confianza en el poder divino son los verdaderos remedios.  Todos debieran conocer los agentes que la naturaleza provee como remedios, y saber aplicarlos, Es de suma importancia darse cuenta exacta de los principios implicados en el tratamientos de los enfermos, y recibir una instrucción práctica que le habilite a uno para hacer uso correcto de estos conocimientos. 

El empleo de los remedios naturales requiere más cuidados y esfuerzos de lo que muchos quieren prestar.  El proceso natural de curación y reconstitución  es gradual y les parece lento a los impacientes.  El renunciar a la satisfacción dañina de los apetitos impone sacrificios.  Pero al fin se verá que, si no se le pone trabas, la naturaleza desempeña su obra con acierto y los que perseveren en la obediencia a sus leyes encontrarán recompensa en la salud del cuerpo y del espíritu.

“No se nos recuerda demasiado que la salud no depende del azar. Es resultado de la obediencia  a la Ley…No nos hallamos empeñados en combates ficticios.  Libramos un combate del que dependen resultados eternos. Tenemos que habérnoslas con enemigos invisibles.  Ángeles malignos luchan por dominar a todo ser humano. Lo perjudicial para la salud, no sólo reduce el vigor físico, sino que tiende a debilitar las facultades intelectuales y morales. Al ceder a cualquier práctica antihigiénica dificultamos la tarea de discernir entre el bien y el mal, y nos inhabilitamos para resistir al mal. Esto aumenta el peligro del fracaso y de la derrota…

“Sin el poder divino, ninguna reforma verdadera puede llevarse a cabo.  Las vallas humanas levantadas contra las tendencias naturales y fomentadas no son más que bancos de arena contra un torrente.  Sólo cuando la vida de Cristo es en nuestra vida un poder vivificador podemos resistir las tentaciones que nos acometen de dentro y de fuera.

“Cristo vino a este mundo y vivió conforme a la ley de Dios para que el hombre pudiera dominar perfectamente las inclinaciones naturales que corrompen el alma.  El es el Médico del alma y del cuerpo y da la victoria sobre las pasiones guerreantes.  Ha provisto todo medio para que el hombre pueda poseer un carácter perfecto”.  (El Ministerio de Curación- Elena White)

AQUÍ PRESENTAMOS ALGUNOS PRINCIPIOS BASICOS ADICIONALES DEL SANO VIVIR

“De una forma proporcional a la manera en que las leyes de la naturaleza son quebrantadas, la mente y el alma son debilitadas…se ve sufrimiento físico de todo tipo…El sufrimiento debe seguir a este curso de acción.  La fuerza vital del sistema no puede soportar la carga que se le impone, y finalmente, se desploma”.

“La enfermedad es causada por la violación de las leyes de la salud; es el resultado de violar las leyes de la naturaleza”.

“La salud es un gran tesoro.  Es la posesión más preciosa que el hombre mortal puede tener.  Las riquezas, el honor o el conocimiento son adquiridos a un precio demasiado elevado si se obtienen a expensas del vigor de la salud.  Ninguno de esos logros puede asegurar la felicidad si no se tiene salud”.   (Elena White)

Continúa parte 3

 

Read Full Post »

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 28-

PRINCIPIOS DEL SANO VIVIR -parte 1-

No tenemos que estar enfermos todo el tiempo.  Las leyes de la naturaleza son las leyes de Dios. Aprenderlas y obedecerlas puede capacitar a cada uno de nosotros para vivir una vida más completa y feliz. Nuestras mentes estarán más claras, nuestros cuerpos más sanos, y podremos servir mejor a Dios. Aquí están los principios básicos del sano vivir que nos ayudarán.

Hoy en día, estamos tan acostumbrados a las drogas y medicamentos químicos, que nos asombra el hecho que Centros de Tratamientos Naturales de hace cien  o más años atrás utilizaran una combinación de los ocho principios o remedios naturales (aire puro, luz solar, abstinencia, descanso, ejercicio, una dieta adecuada, el uso del agua por dentro y fuera, y la confianza en el poder divino) para restaurar la salud de casi cualquier enfermedad-sin los efectos perniciosos de las drogas o medicamentos químicos, los cuales son, de una u otra forma, venenosos y altamente perjudiciales.

“Una práctica que prepara el terreno para un gran acopio de enfermedades y de males aún peores, es el libre uso de drogas venenosas. Cuando se sienten atacados por alguna enfermedad muchos no quieren darse el trabajo de buscar la causa. Su principal afán es librarse del dolor y molestias. Por tanto, recurren a específicos, cuyas propiedades apenas conocen, o acuden al médico para conseguir algún remedio que neutralice las consecuencias de su error, pero no piensan en modificar sus hábitos antihigiénicos.  Si no consiguen alivio inmediato, prueban otra medicina, y después otra.  Y así sigue el mal.

“Hay que enseñar a la gente que las drogas no curan la enfermedad.  Es cierto que a veces proporcionan algún alivio inmediato momentáneo, y el paciente parece recobrarse por efecto de esas drogas, cuando se debe en realidad a que la naturaleza posee fuerza vital suficiente para expeler el veneno y corregir las condiciones causantes de la enfermedad.  Se recobra la salud a pesar de la droga, que en la mayoría de los casos solo cambia la forma y el foco de la enfermedad.  Muchas veces el efecto del veneno parece quedar neutralizado por algún tiempo, pero los resultados subsisten en el organismo y producen un gran daño ulterior.

“Por el uso de drogas venenosas muchos se acarrean enfermedades para toda la vida, y se malogran muchas existencias, que hubieran podido salvarse mediante los métodos naturales de curación.  Los venenos contenidos en muchos así llamados remedios crean hábitos y apetitos que labran la ruina del alma y del cuerpo…

“La única esperanza de mejorar la situación estriba en educar al pueblo en los principios correctos. Enseñen los médicos que el poder curativo no está en las drogas, sino en la naturaleza. La enfermedad es un esfuerzo de la naturaleza para librar al organismo de las condiciones resultantes de una violación de las leyes de la salud.  En caso de enfermedad, hay que indagar la causa.  Deben modificarse las condiciones antihigiénicas y corregirse los hábitos erróneos.  Después hay que ayudar a la naturaleza en sus esfuerzos por eliminar las impurezas y restablecer las condiciones normales del organismo. 

Continua parte 2

 

Read Full Post »

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 27-

PRINCIPIOS DEL SANO VIVIRCONCEPTO-

No tenemos que estar enfermos todo el tiempo.  Las leyes de la naturaleza son las leyes de Dios.

Aprenderlas y obedecerlas puede capacitar a cada uno de nosotros para vivir una vida más completa y feliz. Nuestras mentes estarán más claras, nuestros cuerpos más sanos, y podremos servir mejor a Dios. A continuación  los principios básicos del sano vivir que nos ayudarán.

Read Full Post »

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 26-

DESCUBRIENDO UNA ADORACIÓN MÁS PROFUNDA –parte 16-

OBEDIENCIA POR LA FE

COMO DIOS NOS CAPACITA PARA OBEDECERLO

10. ¿QUE HACE LA GRACIA DE CRISTO POR PECADOR?

Cuando la Ley de Dios y el Espíritu de Dios han hecho que el pecador esté consciente de su pecado, entonces él sentirá la necesidad de Cristo y acudirá al Salvador en busca de perdón.  El publicano se dio cuenta de ésto (Lucas 18:13,14). La mujer tomada en adulterio se sintió condenada y avergonzada.  Ella necesitaba simpatía y perdón, Cristo estaba listo para concedérselo.  Entonces El dijo: “No peques más”.

“Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”. (1Juan 1:9). Esto es gracia o favor inmerecido. El bondadoso amor de Cristo despierta amor en el corazón del pecador, y entonces El desea servir y obedecer a Dios. Aquí tenemos cuatro elementos de la gracia salvadora de Cristo:

1.   PERDONA Y JUSTIFICA

Hechos 13:38,39: “Sabed, pues, ésto, varones hermanos: que por medio de El se os anuncia perdón de pecados.  Y que de todo aquello de que por la ley de Moisés no pudisteis ser justificados, en El es justificado todo aquél que cree”. (Lucas 18:13,14)

2.   SALVA DEL PECADO O SANTIFICA

Mateo 1:21: “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque El salvará a su pueblo de sus pecados”.

1 Corintios 1:30: “Más por El estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios  sabiduría, justificación, santificación y redención”.

3.   INSPIRA FE

Efesios 2:8-10: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y ésto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.

4.   TRAE EL PODER DE DIOS

Romanos 1:16: “Porque no me avergüenzo del Evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquél que cree; al judío primeramente, y también al griego”.

El perdón del pecado y el poder sobre el pecado vino a través del ejercicio de una fe sencilla en las promesas de Dios y de una completa entrega del corazón a El.

11.  ¿COMO SE RELACIONA CON LA LEY UN PECADOR SALVADO POR GRACIA?

1.   La Ley se convierte en la norma de su vida.

1 Juan 5:3: “Pues éste es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos”. 

2.   Le permite a Cristo cumplir en el la justicia de la Ley.

Romanos 8:3,4: “…Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”.

3.   Cristo escribe la Ley en su corazón.

Hebreos 8:10: “…éste es el pacto que haré con la casa de Israel, Después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en la mente de ellos. Y sobre su corazón las escribiré. Y seré a ellos por Dios. Y ellos me serán a mí por pueblo”. (Salmo 119:11)

 “Cercano esta Jehová a los quebrantados de corazón; Y salva a los contritos de espíritu”

“Como el padre se compadece de los hijos, se compadece Jehová de los que le temen” (Salmo 34:18; 103:13).

 “Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre”  (Isaías 32:17).

 

 

Read Full Post »

CONFLICTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL-parte 25-

DESCUBRIENDO UNA ADORACIÓN MÁS PROFUNDA –parte15-

OBEDIENCIA POR LA FE

COMO DIOS NOS CAPACITA PARA OBEDECERLO

8.   ¿QUE HACE LA LEY POR EL PECADOR?

Dios usa la Ley para hacer por el pecador justamente lo que necesita ser hecho. El pecador debe darse cuenta que es un pecador.  La pesada mano de la Ley debe ser colocada sobre él, y tiene que ser detenido en su curso de acción.  Nótese cuidadosamente lo siguiente:

1.   Esta proporciona un conocimiento del pecado.

Romanos 3:20: “…Por medio de la ley es el conocimiento del pecado”. (Rom.7:7)

2.   Trae culpa y condenación.

Romanos 3:19: “Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley, para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios”.

3.   Actúa como un espejo spiritual. 

Santiago 1:23-25: “Porque si alguno es oidor de la Palabra pero no hacedor de ella,  éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.  Porque el se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida como era. Más el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace”. (Sant.2:9-12)

Sin la Ley, el pecador es como un hombre que ha sido afligido por una enfermedad mortal y no sabe que la tiene. Pablo dice: “Pero no conocí el pecado sino por la ley” (Rom.7:7)

9.   ¿QUE ES INCAPAZ DE HACER LA LEY POR EL PECADOR? 

La Ley no puede perdonar.  La Ley no tiene el poder de perdonar a quienes violan sus preceptos. Solamente el Legislador puede hacerlo.  Jesús murió para redimirnos de la maldición de la Ley. “Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero) (Gál.3:13).

 La Ley no puede guardar al pecador de pecar “Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”. (Rom.8:7)

La Ley solamente le muestra al pecador donde necesita cambiar, pero la Ley misma, no puede cambiarlo. Así que pongamos bien claros tres puntos acerca de la Ley:

1.   Esta no puede perdonar o justificar.

Romanos 3:20: “Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de El…”.

2.   Esta no puede guardar de pecado o santificar. 

Gálatas 3:21: “¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? ¡En ninguna manera!; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley”.

3.   No puede limpiar o preservar limpio el corazón. (Romanos 9:3,7-8) 

La Ley está   limitada en su habilidad de hacer todo lo que necesita ser hecho por el pecador. Una herida no puede ser cosida solamente con una aguja. El hilo del Evangelio debe hacer ésto.

Continúa en parte 16-

 

Read Full Post »

Older Posts »