Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2010

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 115-

 

 

LA FE. Deberíamos saber por nosotros mismos qué es el cristianismo, qué es la verdad, qué es la fe que hemos recibido, cuáles son las reglas bíblicas, las reglas que se nos han dado proveniente de la más alta autoridad.  -parte 3-

CULTIVEMOS LA FE: Los que hablen acerca de la fe y la cultiven tendrán fe, pero los que abriguen dudas y las expresen, tendrán dudas. No crean que porque han cometido errores siempre deben estar bajo condenación, porque eso no es necesario.  No permitan que la verdad sea rebajada ante sus mentes porque los que la profesan no viven vidas consecuentes.

Conserven la fe en la verdad del mensaje del tercer ángel.  (Leer Historia y Profecía Mundial -1.08 Mensaje del Tercer ángel) Si no cultivan la fe, su importancia gradualmente será desplazada de sus mentes, y corazones.  Tendrán una experiencia semejante a la de las vírgenes insensatas, que no hicieron provisión de aceite para sus lámparas, y sus luces se extinguieron.

La fe debe ser cultivada. Si se ha debilitado, es semejante a una planta enferma que hay que poner al sol, regarla cuidadosamente y atenderla.

LA FE SE ELEVA POR ENCIMA DE LAS SOMBRAS: Cuando las nubes se interponen entre nuestra alma y Dios, cuando hay tinieblas a nuestro alrededor, cuando el enemigo está listo para robarle al alma su integridad hacia Dios y la verdad, y cuando el error es considerado plausible y atractivo, entonces es tiempo de orar y ejercer fe en Dios…el alma alimentando esa fe, es capaz de levantarse por encima de si misma y de traspasar la infernal sombra que el enemigo arroja a través de la senda de cada alma que lucha por  la corona inmortal.

LA FE DESCANSA EN LA EVIDENCIA: La palabra del Señor, hablada por sus siervos, es recibida por muchos con dudas y temores.  Y muchos postergan su obediencia a la amonestación y a los reproches dados, esperando hasta que haya desaparecido de su mente toda sombra de incertidumbre.  La incredulidad que exige perfecto conocimiento no quiere ceder a la evidencia de que Dios se complace en dar.

El requiere de su pueblo una fe que descanse en el peso de la evidencia, no sobre el conocimiento perfecto.  Los que siguen a Cristo, que aceptan la luz que Dios les manda, deben obedecer la voz de Dios que les habla cuando hay muchas otras voces que claman contra ella.  Requiere discernimiento el distinguir la voz de Dios.

Deberíamos saber por nosotros mismos qué es el cristianismo, qué es la verdad, qué es la fe que hemos recibido, cuáles son las reglas bíblicas, las reglas que se nos han dado proveniente de la más alta autoridad. Hay muchos que creen sin tener una razón para fundamentar su fe, sin suficiente evidencia acerca de la verdad del asunto.

Si se presenta una idea que concuerda con sus propias opiniones preconcebidas, todos están listos para aceptarla.  No razonan de causa a efecto.  Su fe no tiene un fundamento genuino, y en el tiempo de prueba descubrirán que han edificado sobre la arena.

LA FE DEBE EXPRESARSE:  Si manifestáramos más nuestra fe si nos regocijáramos más en la bendiciones que ahora tenemos –la gran misericordia, la paciencia y el amor de Dios- cada día tendríamos más fuerza. Las preciosas palabras pronunciadas por Cristo, el Príncipe de Dios,  poseen una seguridad y un poder que debería ejercer gran influencia en nosotros, para hacernos creer que nuestro Padre Celestial está deseoso de dar su Espíritu Santo a quienes se lo pidan. 

Elena White

Continúa en parte 116

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 114-

 

LA FE. La fe obra por el amor y purifica el alma de todo egoísmo. De este modo el alma se perfecciona en el amor. La fe se aferra a las promesas de Dios, y produce la obediencia. -parte 2-

ENSEÑEMOS FE: Se debería explicar claramente como se puede ejercer la fe.  Toda promesa de Dios tiene ciertas condiciones. Si estamos dispuestos a hacer su voluntad, toda su fuerza nos pertenece.  Cualquier don que nos prometa se encuentra en la promesa misma. Si recibimos la promesa, recibimos el don.

“La semilla es la Palabra de Dios” (Luc.8:11)

LA FE TIENE PRECIOSAS LECCIONES PARA LOS NIÑOS: La fe tiene preciosas lecciones para el niño sensible a las ofensas.  La disposición a resistir el mal o vengar el agravio recibe a menudo su impulso de un profundo sentimiento de justicia y un espíritu activo y enérgico. 

Enséñese a ese niño que Dios es el guardián eterno de la justicia. Cuida tiernamente a los seres que ama al punto de dar a su amado Hijo para salvarlos. El se entenderá con cada malhechor.

DEBEMOS EDUCAR LA MENTE PARA QUE EJERZA FE: La fe obra por el amor y purifica el alma de todo egoísmo. De este modo el alma se perfecciona en el amor. Y habiendo encontrado gracia y misericordia por medio de la preciosa sangre de Cristo. ¿Cómo podríamos dejar de ser tiernos y misericordiosos?

“Por gracia sois salvos por medio de la fe” (Efe.2:8)

Se debería adiestrar la mente para ejercer fe en lugar de albergar dudas, sospechas y celos.  Estamos demasiado inclinados a considerar los obstáculos como imposibilidades. Tener fe en las promesas de Dios, avanzar por fe, seguir hacia adelante sin ser gobernados por las circunstancias es una lección difícil de aprender. 

Pero aprender esta lección es una absoluta necesidad para cada hijo de Dios. Siempre se debería albergar la gracia de Dios otorgada por medio de Cristo; porque se nos da como la única manera de aproximarnos a Dios.

La fe en las palabras de Dios, pronunciadas por Cristo cuando estaba envuelto en la columna de nube, habría capacitado a los hijos de Israel para dejarnos una historia muy diferente.  Su falta de fe en Dios influyó para que su historia fuera muy distinta.

FE Y PRESUNCION: Algunos han profesado tener mucha fe en Dios, dones especiales y extraordinarias respuestas a sus oraciones aunque no haya evidencia de todo ello.  Han creído que la presunción es fe.  La oración de fe nunca se pierde; pero pretender que siempre será respondida de la misma manera y en relación con el motivo particular que estamos esperando es presunción.

PRESUNCION: FALSIFICACION SATÁNICA DE LA FE: La fe no va en ningún sentido unida a la presunción.  Sólo el que tenga verdadera fe se halla seguro contra la presunción. Porque la presunción es la falsificación satánica de la fe.  La fe se aferra a las promesas de Dios, y produce la obediencia.  La presunción también se aferra a las promesas, pero las usa como Satanás, para disculpar la transgresión. 

La fe habría inducido a nuestros primeros padres a confiar en el amor de Dios, y a obedecer sus mandamientos (Éxodo 20:3-17). La presunción los indujo a transgredir la Ley, creyendo que su gran amor los salvaría de las consecuencias de su pecado.  No es fe lo que reclama el favor del Cielo sin cumplir las condiciones bajo las cuales se concede una merced. 

La fe verdadera tiene su fundamento en las promesas y provisiones de las Escrituras. (Elena White)

Continúa en parte 115

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 113-

 

 

LA FE. En todos nuestros negocios y nuestras ocupaciones diarias, la fuerza sustentadora de Dios llega a ser real para nosotros por medio de una confianza constante. -parte 1-

UNA DEFINICION DE FE: Debe enseñarse la fe, la fe salvadora.  La definición de esta fe en Jesucristo se puede hacer con pocas palabras; es el acto del alma por medio del cual todo el hombre se entrega a la guarda y el control de Jesucristo. Por la fe él mora en Cristo y Cristo mora supremamente en su alma. El creyente encomienda su alma y su cuerpo a Dios, y con seguridad puede decir:

Cristo es capaz de guardar lo que le he encomendado hasta aquel día. Todos los que  hagan ésto serán salvos para vida eterna.  Habrá seguridad de que el alma ha sido lavada en la sangre de Cristo, revestida con su justicia, y es preciosa a la vista de Jesús.  Nuestros pensamientos y nuestras esperanzas están concentrados en la Segunda Venida de nuestro Señor.  Ese es el día cuando el Juez de toda la tierra recompensará la confianza de su pueblo.

OTRAS DEFINICIONES: Por la fe, recibimos la gracia de Dios; pero la fe no es nuestro Salvador.  No nos hace ganar nada.  Es la mano por la cual nos asimos de Cristo y nos apropiamos de sus méritos, el remedio por el pecado.  La fe significa confiar en Dios, creer que nos ama y sabe mejor que es lo que nos conviene. Por eso nos induce a escoger su camino en lugar del nuestro.

En vez de nuestra ignorancia, aceptemos su sabiduría; en vez de nuestra debilidad, su fuerza; en vez de nuestra pecaminosidad, su justicia. Nuestra vida, nosotros mismos, ya somos suyos; la fe reconoce su derecho de propiedad, y acepta su bendición.  La verdad, la justicia y la pureza han sido señaladas como los secretos del éxito en la vida.  Es la fe la que nos pone en posesión de estos principios.

SENCILLA EN SU OPERACIÓN: La fe es sencilla en su acción y poderosa en sus resultados.  Muchos cristianos, que tienen un conocimiento de la sagrada Palabra y creen en su verdad, fallan en la confianza infantil que es esencial para la religión de Jesús.  No alcanzan a otros con ese toque peculiar que produce la virtud de curar el alma.

LA HUMILDAD NO ES FE: La humildad, la mansedumbre y la obediencia no son la fe; pero son los efectos o frutos de la fe.

LA FE INFUNDE CONFIANZA PROPIA: No fueron escritas estas cosas (las declaraciones de la confianza de Pablo en  Dios) únicamente para que las leamos y nos asombremos, sino para que la misma fe que obró en los siervos de Dios de antaño, obre en nosotros. Doquiera haya corazones llenos de fe que sirvan de conducto transmisor de su poder, no será menos notable su modo de obrar ahora que entonces.

A los que, por falta de confianza propia, evitan tareas y responsabilidades, enséñeseles a confiar en Dios.  Así más de uno que de otro modo no sería más que una cifra en el mundo, tal vez una carga impotente, podrá decir con el apóstol Pablo:

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. (Filp.4:13)

SE NECESITA FE A CADA PASO: La fe es necesaria tanto en los asuntos más pequeños como en los mayores de la vida. En todos nuestros negocios y nuestras ocupaciones diarias, la fuerza sustentadora de Dios llega a ser real para nosotros por medio de una confianza constante. (Elena White)

Continúa en parte 114

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 80-

 

EL ODIO Y LA VENGANZA. Solamente el Espíritu de Dios devuelve el amor por el odio. El aceite del amor elimina la irritación causada por el mal.  –parte3-

EL ODIO HACIA LOS PADRES: (palabras dirigidas a una joven) Usted tiene una obra especial que hacer, que consiste en confesar con humildad su conducta irrespetuosa hacia sus padres.  No hay razón para que se manifiesten en Ud. esos sentimientos antinaturales hacia ellos.

Es una actitud totalmente satánica. Sus sentimientos no se limitan a una evidente antipatía, a una decidida falta de respeto, sino que han llegado al odio, la malicia, la envidia y los celos, manifiestos en sus actos, que les han producido sufrimientos y privaciones.  Ud. no tiene intención de brindarles felicidad, ni siquiera comodidad.  Sus sentimientos son inmutables. 

A veces su corazón se suaviza, pero  cuando ve alguna falta en ellos, se cierra firmemente, y los ángeles no pueden introducir en él ningún sentimiento de amor.  Un demonio malvado la domina, y Ud. odia y es odiosa.  Dios ha tomado nota de sus palabras irrespetuosas, sus acciones desconsideradas hacia sus padres, a quienes El le ha mandado que honre; y si Ud. deja de ver este gran pecado y no se arrepiente, cada vez se sumirá en mayor oscuridad, hasta quedar abandonada a sus malos caminos.

SATANÁS SE DELEITA EN CONTROLAR LA MENTE DE LOS NIÑOS: Que pena da ver a niños indomables y desobedientes, desagradecidos y voluntariosos, decididos a salirse siempre con la suya, indiferentes a las molestias o a la pena que causan a sus padres.  Satanás se deleita en manejar el corazón de los niños, y si se le permite les inculcará su propio odioso espíritu.

EL ODIO CONDUCE A LA CONDENACIÓN: Nadie puede odiar a su hermano, ni siquiera a su enemigo, sin quedar bajo condenación.

LA VENGANZA NO PRODUCE SATISFACCION: Recuerden que un discurso vengativo nunca le hace sentir a nadie que haya ganado una victoria.  Que Cristo hable por medio de ustedes.  No pierdan la bendición que se recibe cuando no se piensa el mal.

ANUBLAN LA PERCEPCION: El orgullo, el amor propio, el egoísmo, el odio, la envidia y los celos, anublan la percepción; y la Verdad, que nos habría hecho sabios para la salvación, ha perdido el poder de atraer y controlar la mente.

EL ACEITE DEL AMOR ELIMINA LA AMARGURA: No permitamos que el resentimiento madure en malicia. No dejemos que la herida infecte y reviente en palabras envenenadas que manchen la mente de quienes las oigan.  No permitamos que los pensamientos amargos continúen embargando nuestro ánimo.  El aceite del amor elimina la irritación causada por el mal. 

El Espíritu de Dios liga un corazón al otro; y en el cielo hay música por la unión realizada.

EL CORAZÓN QUE PAGA ODIO CON AMOR: No es la posición mundanal, ni el nacimiento, ni la nacionalidad, ni los privilegios religiosos lo que prueba que somos miembros de la familia de Dios; es el amor, un amor que abarca a toda la humanidad.  Aún los pecadores cuyos corazones no están herméticamente cerrados al Espíritu de Dios responden a la bondad. 

Así como pueden responder al odio con el odio también corresponderán  al amor con el amor.  Solamente el Espíritu de Dios devuelve el amor por el odio.  El ser bondadoso con los ingratos y los malos, el hacer lo bueno sin esperar recompensa, es la insignia de la realeza del cielo, la señal segura mediante la cuál los hijos del Altísimo revelan su elevada vocación.  (Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 79-

 

EL ODIO Y LA VENGANZA. Cuando se permite que Satanás amolde la voluntad, él la usa para llevar a cabo sus fines. Incita al corazón humano a guerrear contra la Palabra de Dios. –parte2-

EL CRIMEN NACE EN EL CORAZÓN: Jesús consideró los Mandamientos por separado, y explicó la profundidad y anchura de sus requerimientos.  En vez de quitarles una jota de su fuerza, (leer Mateo 5:18) demostró cuán abarcantes son sus principios y desenmascaró el error fatal de los judíos en su demostración exterior de obediencia.

Declaró que por el mal pensamiento o la mirada concupiscente se quebranta la Ley de  Dios.  El que toma parte en la menor injusticia está violando la Ley y degradando su propia naturaleza moral. El homicidio existe primero en la mente. El que concede al odio un lugar en su corazón, está poniendo los pies en la senda del homicida, y sus ofrendas son aborrecibles para Dios.

UNA VIOLACION AL SEXTO MANDAMIENTO: Todo acto de injusticia que contribuya a abreviar la vida, al espíritu de odio y de venganza, o a abrigar cualquier pasión que se traduzca en hechos perjudiciales para nuestros semejantes o que nos lleve siquiera a desearles mal, puescualquiera que aborrece a su hermano es homicida”  es, en mayor o menor grado, una violación al sexto mandamiento.  (leer Éxodo 20: 3-17)

SATANÁS COMUNICA SU PROPIO ODIO: Cuando se permite que Satanás amolde la voluntad, él la usa para llevar a cabo sus fines.  Fomenta teorías de incredulidad e incita al corazón humano a guerrear contra la Palabra de Dios. 

Con esfuerzos persistentes, perseverantes, trata de inspirar a los hombres con sus propias energías de odio y antagonismo contra Dios, y de ponerlos en orden de batalla contra las instituciones y los requerimientos del cielo y las operaciones del Espíritu Santo.  Alista bajo su estandarte a todos los agentes del mal, y los lleva al campo de batalla bajo su mando para oponer al bien el mal.

EL MUNDO ABORRECIO A CRISTO PORQUE ERA DIFERENTE: La diferencia entre el carácter de Cristo y el de los otros hombres de su época era perfectamente perceptible, y por causa de esa diferencia el mundo lo aborreció.  Lo odiaba por su bondad y su estricta integridad.  Y Cristo declaró que los que manifestaran esos mismos atributos, también serían odiados.

A medida que nos acerquemos al fin del tiempo, este odio por los seguidores de Cristo será cada vez más evidente.  Jesús tomo la naturaleza humana y soportó el odio del mundo para demostrar a los hombres y las mujeres que pueden vivir sin pecado, para que sus palabras, sus actos y su actitud pudieran ser santificados por Dios. 

Podemos ser perfectos cristianos si manifestamos este poder en nuestras vidas. Cuando la luz del cielo repose sobre nosotros continuamente, representaremos a Cristo. La luz de la justicia revelada en su vida, distinguió a Jesús del mundo, y suscitó su odio.

EL ODIO PROVIENE DEL DESEO DE VENGANZA: Satanás disputó todos los asertos del Hijo de Dios, y empleó a los hombres como agentes suyos para llenar la vida del Salvador de sufrimientos y penas. 

Los sofismas y las mentiras por medio de las cuales procuró obstaculizar la obra de Jesús, el odio manifestado por los hijos de rebelión, sus acusaciones crueles contra Aquél cuya vida se rigió por una bondad sin precedentes, todo ello provenía de un sentimiento de venganza profundamente arraigado. 

Los fuegos concentrados de la envidia y la malicia, del odio y la venganza, estallaron en el Calvario contra el Hijo de Dios, mientras el cielo miraba con silencioso horror. 

(Elena White)

Continúa en parte 80

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 78-

 

EL ODIO Y LA VENGANZA. Cuando el hombre quebrantó la Ley divina, llegó a estar en armonía con Satanás. -parte 1-

EL PENSAMIENTO ENGENDRA EL HECHO: El espíritu de odio y venganza tuvo origen en Satanás, y lo llevó a dar muerte al Hijo de Dios.  Quienquiera que abrigue malicia u odio, abriga el mismo espíritu; y su fruto será la muerte.  En el pensamiento vengativo yace latente la mala acción, así como la planta yace en la semilla.

“Todo aquél que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él” (1 Juan 3:15)

LA HISTORIA DEL MUNDO: CONFLICTO ENTRE EL ODIO Y EL AMOR: La enemistad de Satanás contra Cristo se ensañó con los discípulos del Salvador. En toda la historia puede verse el mismo odio a los principios de la Ley de Dios, la misma política de engaño, mediante la cual se hace aparecer el error como si fuese la verdad, se hace que las leyes humanas substituyan las leyes de Dios, y se induce a los hombres a adorar a las criaturas antes que al Creador. 

Los esfuerzos de Satanás para desfigurar el carácter de Dios, para dar a los hombres un concepto falso del Creador y hacer que lo consideren con temor y odio más bien que con amor, sus esfuerzos para suprimir la Ley de Dios, y hacer creer al pueblo que no está sujeto a las exigencias de ella, sus engaños, han seguido con rigor implacable. Se pueden ver en la historia de los patriarcas, de los profetas y apóstoles, de los mártires y reformadores.

LA TRANSGRESIÓN PUSO AL HOMBRE EN ARMONÍA CON SATANÁS: Cuando el hombre quebrantó la Ley divina, su naturaleza se hizo mala y llegó a estar en armonía y no en divergencia con Satanás.

EXISTIRA ODIO MIENTRAS EXISTA PECADO: El odio a los principios puros de la verdad, las acusaciones y persecuciones contra sus defensores, existirán mientras existan el pecado y los pecadores.  Los discípulos de Cristo y los siervos de Satanás no pueden congeniar.

EL REPROCHE PRODUCE ODIO: El mismo espíritu que fomentara la rebelión en el cielo, continúa inspirándola en la tierra. La represión del pecado despierta aún el espíritu de odio y resistencia.  

Cuando los mensajeros que Dios envía para amonestar tocan la conciencia, Satanás induce a los hombres a que se justifiquen y a que busquen la simpatía de otros en su camino de pecado.  En lugar de enmendar sus errores, despiertan la indignación contra el que los reprende, como si éste fuera la única causa de la dificultad.

LA ENVIDIA ES CAUSA DE ODIO: ¡Cuánto daño indecible ha producido en nuestro mundo este mal rasgo de carácter!  La envidia es hija del orgullo, y si se la abriga en el corazón, conducirá al odio, y eventualmente a la venganza y al homicidio.

UNA EMOCION PECAMINOSA: La Ley de Dios toma en cuenta los celos, la envidia, el odio, la malignidad,  la venganza, la concupiscencia y la ambición que agitan el alma, pero no han hallado expresión en acciones externas porque ha faltado la oportunidad aunque no la voluntad.  Y se demandará cuenta de esas emociones pecaminosas en el día cuando

“Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala” (Ecles.12:14)

(Elena White)

Continúa en parte 79

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 127-

 

LA IRA. Las enseñanzas de Cristo, puestas en práctica en la vida, elevarán al hombre, por más bajo que sea el lugar que ocupe en la escala del valor moral de Dios. Los modales toscos, el carácter incontrolable, serán sometidos a la obediencia de la Ley divina.–parte 4-

HAGAMOS FRENTE A LA IRA CON SILENCIO: Hay un poder maravilloso en el silencio. Cuando nos hablen con impaciencia no debemos replicar de la misma manera. Las palabras dirigidas en respuesta a uno que está enojado actúan generalmente como un látigo que acrecienta la furia de la ira. 

En cambio, pronto se disipa la ira si se le hace frente con el silencio.  Frene el cristiano su lengua, resolviendo firmemente no pronunciar palabras ásperas e impacientes. Con la lengua frenada puede salir victorioso de cada prueba de la paciencia por la cual tenga que pasar.

CULTIVEMOS UN ESPÍRITU CONCILIADOR: Cultivemos una actitud amable y conciliadora, y no dejemos que sentimientos de venganza asalten nuestra mente y nuestro corazón. Si nuestro nombre está anotado en el libro de la vida del Cordero, todo estará bien.

Estemos dispuestos a confesar nuestras faltas y abandonarlas, de manera que nuestros errores y pecados vayan a juicio, y sean borrados.

EL CARÁCTER INCONTROLABLE PUEDE SER VENCIDO: Las enseñanzas de Cristo, puestas en práctica en la vida, elevarán al hombre, por más bajo que sea el lugar que ocupe en la escala del valor moral de Dios.

Los que luchan por subyugar los defectos naturales de sus caracteres no podrán recibir la corona a menos que combatan legalmente; pero aquéllos a quienes a menudo se ve en oración, en procura de sabiduría que proviene de lo alto, se asemejarán a lo divino. Los modales toscos, el carácter incontrolable, serán sometidos a la obediencia de la Ley divina.

RESISTAN EL ENOJO: Para esta gente hay un solo remedio: un dominio propio positivo en toda circunstancia.  El esfuerzo tendiente a colocarse en lugares favorables, donde la voluntad propia no sea molestada, puede tener éxito por un tiempo; pero Satanás sabe donde encontrar a esas pobres almas, y las atacará en sus puntos débiles una y otra vez. 

Se sentirán continuamente perturbadas mientras sigan pensando en sí mismas.  Pero hay esperanza para ellas.  Pongamos esta vida, tan tormentosa debido a sus conflictos y dificultades, en relación con Cristo, y el yo no pretenderá más tener la supremacía.

Deberíamos humillarnos, diciendo con franqueza: “Me equivoqué” ¿Podría perdonarme?  Porque Dios ha dicho que no debemos permitir que el sol se ponga sobre nuestro enojo. Esta es la única manera segura de lograr la victoria. 

Muchos alimentan su enojo  y se llenan de sentimientos de venganza y odio. Debemos resistir esos pensamientos equivocados, y experimentaremos un gran cambio en nuestra relación con nuestros semejantes.   (Elena White)

 

 

Read Full Post »

Older Posts »