Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 mayo 2010

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 65-

 

EQUILIBRIO EN LA EDUCACIÓN. El verdadero propósito de la vida no consiste en obtener toda la ganancia posible para si mismo, sino en honrar a su Hacedor al hacer su parte en una tarea que beneficie al mundo, y al ayudar a los que son más débiles e ignorantes.–parte 3-

SE DEBE ESFORZAR LA MENTE Y EL CUERPO POR IGUAL: Mucho se ha dicho y escrito con respecto a la importancia de educar la mente para servir al máximo. Esto ha llevado a veces a la opinión de que si se educa el intelecto para desarrollar sus más elevadas capacidades, se fortalecerán la naturaleza física y moral para el desarrollo de un hombre completo.  El tiempo y la experiencia han demostrado que ésto es un error. 

El cuerpo entero esta diseñado para la acción, no para la inacción.  Si no se ejercitan las capacidades físicas tanto como las mentales, se fuerzan en exceso estas últimas.  Las capacidades naturales deben ser gobernadas por las leyes naturales, y las facultades deben ser educadas para trabajar en forma armoniosa y de acuerdo con esas leyes.

El verdadero propósito de la vida no consiste en obtener toda la ganancia posible para si mismo, sino en honrar a su Hacedor al hacer su parte en una tarea que beneficie al mundo, y al ayudar a los que son más débiles e ignorantes.

LA IGNORANCIA NO AUMENTA LA ESPIRITUALIDAD: La ignorancia no aumenta la humildad o espiritualidad de ningún seguidor de Cristo. Un cristiano intelectual apreciará mejor que nadie las verdades de la Palabra divina. Cristo puede ser glorificado mejor por los que le sirven inteligentemente.  El gran objeto de la educación es habilitarnos para hacer uso de las facultades que Dios nos ha dado, de manera tal que se exponga mejor la religión de la Biblia y se acreciente la gloria de Dios.

ES IMPORTANTE LA FORMACION DE HÁBITOS CORRECTOS: Debiera ser el firme propósito de cada joven apuntar alto en todos sus planes para la obra de su vida. Cultiven el respeto por sí mismos porque ustedes son la posesión adquirida de Cristo.

El éxito en la formación de hábitos correctos, el progreso en lo que es noble y justo, les dará una influencia que todos valorarán.  Sus motivos debieran ser puros y abnegados, siempre estar atentos para mostrar atenciones bondadosas y actos de cortesía, ésta es la obra que Dios invita a realizar a todo niño y joven.

ES SOSTENERSE A SI MISMOS ES UNA PARTE IMPORTANTE DE LA EDUCACIÓN: Mientras estudian, muchos recibirán una educación más valiosa si se sostienen a sí mismos. En vez de incurrir en deudas o depender de los padres, los jóvenes  de ambos sexos deben depender de sí mismos. 

Así apreciarán el valor del dinero y el tiempo, las fuerzas y las oportunidades y estarán menos expuestos a la tentación de adquirir hábitos de ociosidad y derroche.  Las lecciones de economía, laboriosidad, abnegación, administración práctica y firmeza de propósito que así aprenderán, constituirán una parte importante del equipo necesario para librar la batalla de la vida.

EL CONOCIMIENTO MAS ESENCIAL: Progresen los jóvenes tan rápidamente y tanto como puedan en la adquisición de conocimientos. Así su inteligencia adquirirá disciplina y poder. La educación más esencial, es una educación que les enseñará como revelar la voluntad de Dios al mundo. El conocimiento esencial es el conocimiento de Dios y de Aquél a quien envió.  

Todo niño y todo joven debe tener algún conocimiento de sí mismo.  Deben conocer su cuerpo, y las leyes mediante las cuales pueden conservarlo sano. 

Cercano está el día grande de Jehová, cercano y muy próximo”

Tenemos un mundo que amonestar…No hay tarea en la que sea posible recibir mayor beneficio…Colaborar con los ángeles, o más bien, ser los instrumentos humanos por medio de los cuales aquéllos llevan a cabo su misión. ¿Que curso universitario puede igualar a éste?

Trabajando con humildad, buscando la sabiduría de Cristo, orando y velando en oración, pueden comunicar a otros el conocimiento que ha enriquecido sus vidas.  (Elena White)

 

Read Full Post »

EL ESTUDIO DE LA MENTE –…conocer el organismo más maravilloso: el cuerpo humano. Deberíamos comprender las funciones de los diversos órganos y como éstos dependen unos de otros para que todos actúen con salud. – parte 1-

SU IMPORTANCIA

LA OBRA MÁS DELICADA: Tratar con las mentes humanas es la obra más delicada en la cual los hombres estuvieron alguna vez ocupados.

CONOCER LAS LEYES QUE RIGEN LA MENTE Y EL CUERPO: Es deber de toda persona, para su propio bien, conocer las leyes de la vida y obedecerlas con toda conciencia.  Todos necesitan conocer el organismo más maravilloso: el cuerpo humano. Deberían comprender las funciones de los diversos órganos y como éstos dependen unos de otros para que todos actúen con salud. Deberían estudiar la influencia de la mente en el cuerpo, la del cuerpo en la mente, y las leyes que lo rigen.

ADIESTRAR Y DESCIPLINAR LA MENTE: No importa de quién se trate… el Señor nos ha bendecido con facultades intelectuales capaces de vasto desarrollo.  Cultivemos nuestros talentos con fervor perseverante.  Eduquemos y disciplinemos la mente por el estudio, la observación y la reflexión.  No podemos encontrarnos con la mente de Dios a menos que pongamos en uso toda facultad.

EL POTENCIAL DE LA MENTE DISCIPLINADA: Tenemos que practicar la disciplina propia…Una mente común, bien disciplinada, efectuará una obra mayor y más elevada que la mente mejor educada y los mayores talentos sin el dominio propio. Tratar con las mentes es la mayor obra jamás confiada a los hombres.  El tiempo de los padres es demasiado valioso para gastarlo en la complacencia del apetito o para ir en pos de la riqueza o de la moda. Dios ha colocado en sus manos a la preciosa juventud  para que se la capacite para un lugar de utilidad en esta vida.

LA CIENCIA DEL CRISTIANISMO Y LA MENTE: Hay en el cristianismo una ciencia que debe dominarse, una ciencia tanto más profunda, amplia y elevada que cualquier ciencia humana. La mente tiene que ser disciplinada, educada, preparada; porque los hombres han de prestar servicio a Dios en maneras diversas que no están en armonía con la inclinación innata. A menudo uno debe desechar la preparación y la educación de toda la vida, a fin de poder aprender en la escuela de Cristo.  El corazón debe ser enseñado a permanecer firme en Dios.  Ancianos y jóvenes han de formar hábitos de pensamiento que los habilitarán para resistir la tentación. Deben aprender a mirar hacia arriba.  Los principios de la Palabra de Dios -principios que son tan altos como los cielos y que abarcan toda la eternidad- han de ser comprendidos en su relación con la vida diaria.  Todo acto, toda palabra, todo pensamiento, tiene que estar de acuerdo con estos principios.

PROGRESAR SOLO POR MEDIO DEL CONFLICTO: Ninguna ciencia equivale a la que desarrolla el carácter de Dios en la vida del estudiante.  Los que llegan a ser discípulos de Cristo encuentran que se les proporcionan nuevos motivos de acción y que adquieren nuevos pensamientos, de los que deben resultar nuevas acciones.  Pero los tales pueden progresar únicamente por medio de conflictos; porque hay un enemigo que contiende siempre con ellos, presentándoles tentaciones que hacen que el alma dude y peque. Hay tendencias al mal, hereditarias y cultivadas, que deben ser vencidas.  El apetito y la pasión han de ser puestos bajo el dominio del Espíritu Santo.  No tiene término la lucha de este lado de la eternidad.  Pero aunque hay que sostener batallas constantes, también hay preciosas victorias que ganar; y el triunfo sobre el yo y el pecado es de más valor de lo que la mente puede estimar.  (Elena White  -Mente, Carácter y Personalidad -)

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 64-

 

EQUILIBRIO EN LA EDUCACIÓN. El correcto empleo de uno mismo es la lección más valiosa que se puede aprender. No debemos realizar trabajo mental o físico solamente, debemos emplear el cerebro, los huesos, los músculos, la cabeza y el corazón.parte 2-

LA VERDADERA EDUCACIÓN DESARROLLA EL CARÁCTER: La educación y el adiestramiento de los jóvenes es una obra importante y solemne.  El gran objetivo que ha de lograrse debería ser el apropiado desarrollo del carácter, que la persona pueda estar preparada adecuadamente para cumplir los deberes de la vida presente y entrar al fin en la vida futura e inmortal. 

La eternidad revelará la manera en que se ha realizado el trabajo.  Si los ministros y los maestros sintieran plenamente su responsabilidad, veríamos hoy un estado diferente de cosas en el mundo. Pero son demasiado estrechos en sus opiniones y propósitos.  No se dan cuenta de la importancia de su obra ni de sus resultados.

EL MAYOR VALOR ES EDIFICAR EL CARÁCTER: La debida educación es acrecentar la fortaleza de los nervios y su solidez, como también la actividad muscular; como resultado  de ella se producirán hombres que no serán débiles ni ineficientes y uniteralmente educados, sino que dispondrán de una preparación equilibrada, tanto en lo físico como en lo moral y lo espiritual.

Los edificadores del carácter no deben olvidarse de poner un fundamento que permita que la educación sea del máximo valor.  Exigirá abnegación, pero hay que hacerlo.  El adiestramiento físico, debidamente dirigido, prepara para el trabajo mental intenso.  Pero cuando se atiende uno solo de estos factores, el resultado es siempre un ser humano deficiente. 

El trabajo físico intenso, combinado con el esfuerzo mental, mantiene la mente y el ánimo en mejores condiciones de salud, y el trabajo se hace mucho mejor.  Con esta preparación, los jóvenes estarán educados para la vida práctica, aptos para emplear sus facultades intelectuales de la mejor manera.  El ejercicio físico y el mental deben combinarse.

MUCHOS NO COMPRENDEN LOS VERDADEROS PRINCIPIOS: Muchos estudiantes están tan apurados por completar su educación que no son cabales en nada de los que emprenden.  Pocos tienen el suficiente valor y dominio propio como para actuar por principios. Se aplican al estudio de las matemáticas o de las lenguas, mientras descuidan el estudio mucho más esencial para la felicidad y el éxito en la vida.

Muchos no muestran el menor interés en el maravilloso mecanismo de su propio cuerpo. Otros pueden decir cuantos huesos hay en el esqueleto humano y describir cada órgano del cuerpo, y sin embargo son ignorantes de las leyes de la salud y la curación de las enfermedades, como si la vida fuera controlada por el destino ciego en lugar de serlo mediante leyes definidas e invariables.

LA EDUCACIÓN NO ES SOLO LA DEL CEREBRO: La educación no consiste en usar solamente el cerebro.  El trabajo físico es parte también de la educación esencial para todo joven.  Falta una fase importante  de la educación si no se enseña al alumno a dedicarse a un trabajo útil.

SE NECESITA UN DESARROLLO ARMONIOSO: El correcto empleo de uno mismo es la lección más valiosa que se puede aprender. No debemos realizar trabajo mental y detenernos allí, ni hacer trabajo físico solamente; debemos emplear de la mejor manera las diversas piezas que componen la maquinaria humana: el cerebro, los huesos, los músculos, la cabeza y el corazón. (Elena White )

Continúa en parte 65

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 63-

 

EQUILIBRIO EN LA EDUCACIÓN.  El verdadero propósito de la educación es restaurar la imagen de Dios en el alma. El pecado, casi hizo desaparecer la imagen de Dios en el hombre.  -parte 1-

LA EDUCACIÓN TIENE IMPLICACIONES ETERNAS: La educación es una obra cuyos efectos se verán durante los siglos sin fin de la eternidad.

RESTAURAR LA ARMONÍA EN EL SER: El verdadero propósito de la educación es restaurar la imagen de Dios en el alma.  En el principio, Dios creo al hombre a su propia semejanza.  Le dotó de cualidades nobles. Su mente era equilibrada, y todas las facultades de su ser eran armoniosas. Pero la caída y sus resultados pervirtieron estos dones.

El pecado echó a perder y casi hizo desaparecer la imagen de Dios en el hombre.  Restaurar ésta fue el objetivo con que se concibió el plan de la salvación y se le concedió un tiempo de gracia al hombre.  Hacerle volver a la perfección original en la que fue creado, es el objetivo de la vida, el objetivo que en que estriba todo lo demás. 

Es la obra de los padres, en la educación de los jóvenes, cooperar con el propósito divino; y al hacerlo son coadjutores….de Dios” (1 Cor.3:9).

DESARROLLAR TODAS LAS CAPACIDADES: Todas las distintas capacidades que el hombre posee   –de la mente, del alma y del cuerpo- le fueron dadas por Dios para que las dedique a alcanzar el más alto grado de excelencia posible.  Pero esta cultura no puede ser egoísta ni exclusiva; porque el carácter de Dios, cuya semejanza hemos de recibir, es benevolencia y amor.

Toda facultad y todo atributo con que el Creador nos haya dotado deben emplearse para su gloria y para el ennoblecimiento de nuestros semejantes. Y en este empleo se halla la ocupación más pura, más noble y más feliz.

LA VERDADERA EDUCACIÓN ES ABARCANTE: La verdadera educación significa más que seguir cierto curso de estudios.  Es amplia.  Incluye el desarrollo armonioso de todas las facultades físicas y mentales.  Enseña a amar y temer a Dios, y es una preparación para el fiel cumplimiento de los deberes de la vida.

EL DESARROLLO SIMETRICO DE LOS VALORES: Y todos los que quieran ser obreros juntamente con Dios, deben esforzarse por alcanzar la perfección de cada órgano del cuerpo y cada cualidad de la mente.

La verdadera educación es la preparación de las facultades físicas, mentales y morales para la ejecución de todo deber; es el adiestramiento del cuerpo, la mente y el alma para el servicio divino.  Esta es la educación que perdurará en la vida eterna.

TODAS LAS FACULTADES HAN DE ALCANZAR SU MAXIMO POTENCIAL: Debería enseñarse a los jóvenes la importancia de cultivar las facultades físicas, mentales y morales para que puedan alcanzar no sólo los más elevados logros en las ciencias, sino que, por medio del conocimiento de Dios, puedan ser educados para glorificarlo; que puedan desarrollar caracteres simétricos, y así estar preparados para ser útiles en este mundo y obtener la idoneidad moral para la vida inmortal.

LOS JOVENES HAN DE SER PENSADORES: Cada ser humano, creado a la imagen de Dios, está dotado de una facultad semejante a la del Creador; la individualidad, la facultad de pensar y hacer. Los hombres  en quienes se desarrolla esta facultad son los que llevan responsabilidades, los que dirigen empresas, los que influyen sobre el carácter. 

La obra de la verdadera educación consiste en desarrollar esta facultad, en educar a los jóvenes para que sean pensadores de otros hombres.  En vez de restringir su estudio a lo que los hombres han dicho o escrito, los estudiantes deben ser dirigidos a las fuentes de la verdad, a los vastos campos abiertos a la investigación de la naturaleza y en la revelación. 

Contemplen las grandes realidades del deber y del destino, y la mente se expandirá y robustecerá.  En vez de jóvenes educados, pero débiles, serán hombres fuertes para pensar y obrar, hombres que sean amos y no esclavos de las circunstancias, hombres que posean amplitud de mente, claridad de pensamiento y valor para defender sus convicciones. (Elena White)

Continúa en parte 64

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 62-

 

PRINCIPIOS DE ESTUDIO Y APRENDIZAJE. Se debe ejercitar diariamente una fe que obra por el amor y purifica el alma. Si Cristo, ha sido formado en el interior, entonces la verdad de Dios se revelará en el carácter. -parte 3-

SE DEBE SER COMO CRISTO AL TRATAR CON LAS MENTES: Se debe ejercitar diariamente una fe que obra por el amor y purifica el alma del educador. Si Cristo, la esperanza de gloria, ha sido formado en el interior, entonces la verdad de Dios actuará de tal manera en su temperamento natural que se revelará en un carácter cambiado, y la verdad de Dios no será cambiada en mentira.

De este modo mostrará que la autoridad de Dios sobre Ud. no es meramente nominal sino real y verdadera.

LA CENSURA CONTINUA CONFUNDE AL NIÑO: El cielo ve en el niño al hombre o a la mujer no desarrollado, con capacidades y facultades que, si son guiadas correctamente y desarrolladas con sabiduría celestial, llegarán a ser agentes humanos mediante los cuales las influencias divinas pueden cooperar para ser colaboradores de Dios. Las palabras ásperas y la censura continua confunden al niño pero nunca lo reforman. 

Contenga ese regaño; mantenga su propio espíritu bajo la disciplina de Jesucristo, entonces aprenderá  a tener compasión y simpatía con los que han sido puestos bajo su influencia.  No exhiba impaciencia o aspereza. Han de ser conducidos con paciencia, bondad y amor, subiendo escalón tras escalón en la obtención del conocimiento.

LA MENTE NECESITA ALIMENTO PURO: La mente, a semejanza del cuerpo, necesita alimento puro a fin de disfrutar de salud y fortaleza. Debemos dar a nuestros hijos algo para pensar que esté fuera de ellos y por encima de ellos. La mente que vive en una atmósfera pura y santa no llegará a ser trivial, frívola, vana y egoísta.  Vivimos en un tiempo cuando todo lo que es falso y superficial se exalta por encima de lo real, lo natural y lo duradero. 

La mente debe estar exenta de todo lo que la lleve en una dirección equivocada.  No debiera ser sobrecargada con relatos baladíes que no añaden fortaleza a las facultades mentales.  Los pensamientos serán del mismo carácter del alimento que se proporciona a la mente.  Ciertos libros siembran cizaña en las mentes y los corazones.

Sin embargo éste es el alimento que se le da al cerebro, mientras tienen poco conocimiento de  los temas relacionados con los intereses eternos, los cuales debieran de comprender.  El talento del tiempo es precioso, y Dios nos pedirá cuenta de él. Debemos dar alimento puro a la mente.

LOS ESTUDIANTES APRENDEN A OBEDECER A DIOS: Los estudiantes deben buscar con todo su corazón, con toda su mente y con todas sus fuerzas el conocer a Dios y el obedecerle sin reservas.  La ciencia de la salvación del alma humana es la primera lección de la vida. Ningún estudio literario o educación de los libros ha de ser supremo. 

PERO CONOCER A DIOS Y A JESUCRISTO, A QUIEN EL HA ENVIADO, ES VIDA ETERNA. Aprender es bueno.  La sabiduría de Salomón es deseable; pero la sabiduría de alguien que es mayor que Salomón es mucho más deseable y esencial.  Gracias a Cristo podemos alcanzar el extremo superior de la escalera de la ciencia; porque la palabra de la inspiración dice:

“Vosotros estáis completos en El”  (Colosenses 2:10)

NUESTRA PRIMERA PREOCUPACIÓN ES VER Y RECONOCER A DIOS, Y ENTONCES EL DIRIGIRÁ NUESTRO SENDERO

(Elena White)

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 61-

 

PRINCIPIOS DE ESTUDIO Y APRENDIZAJE. La causa de Dios necesita maestros que tengan altas cualidades morales, y a los cuales se pueda confiar la educación de otros; hombres de fe sana, que tengan tacto y paciencia; que anden con Dios. -parte 2-

LA VERDADERA PIEDAD ELEVA Y REFINA: El pueblo de Dios en todas partes permite que sus mentes se eleven muy poco y tengan una visión muy estrecha.  Permiten que los planes de las agencias humanas los guíen y que un espíritu mundano los moldee, en vez de que lo hagan los planes de Cristo y el Espíritu de Cristo.  Hay que mirar por sobre lo terrenal a lo celestial. 

Los números no son evidencias de éxito; si lo fueran, Satanás podría pretenderlo.  Es el grado de poder moral que permea en cada uno de nosotros. Representar a Cristo por medio de virtudes como las de El debiera ser el gozo de todos, desde el mayor hasta el menor.  Aprendamos todos que la verdadera piedad y el amor manifestados en obediencia a Dios elevará y refinará.

ES NECESARIA LA ENTEREZA: La entereza es necesaria para obtener éxito en la edificación del carácter.  Debe haber un ferviente deseo de llevar a cabo los planes del Maestro. En esta obra debe ponerse al trabajo la decidida fuerza humana, en colaboración con el Obrero divino.  Debe realizarse un esfuerzo ferviente y perseverante por romper con las costumbres y las máximas y asociaciones de este mundo. 

El pensamiento profundo, el propósito ferviente, y la firme integridad son esenciales.  No debe haber ociosidad.  La vida es un depósito sagrado, y cada momento debiera ser aprovechado sabiamente.

LA CALIDAD DE LOS HOMBRES LLAMADOS A ENSEÑAR: La causa de Dios necesita maestros que tengan altas cualidades morales, y a los cuales se pueda confiar la educación de otros; hombres de fe sana, que tengan tacto y paciencia; que anden con Dios y se abstengan de la misma apariencia del mal; que estén íntimamente relacionados con Dios que puedan ser conductos de luz.

Que bueno sería que  hubiese jóvenes fuertes, arraigados y afirmados en la fe, que tuviesen comunión viva con Dios, ésto los prepararía para trabajar, para hacer frente a los errores que prevalecen en nuestros tiempos.  Y si fuesen fieles a Dios, estos jóvenes, podrían sembrar la semilla de la verdad en otras mentes.

LOS HÁBITOS CORRECTOS DEJAN IMPRESIONES EN EL CARÁCTER: La formación  de hábitos correctos ha de dejar su impresión en la mente y el carácter de los niños para que puedan ejercitarse en el buen camino. Significa mucho conducir a esos niños bajo la influencia directa del Espíritu de Dios, adiestrarlos y disciplinarlos en la amonestación del Señor. 

La formación de hábitos correctos, la manifestación de un espíritu correcto, requerirá de esfuerzos fervientes en el nombre y el poder de Jesús. El que instruye a los niños debe perseverar, y dar línea sobre línea, precepto sobre precepto, un poquito aquí y poco allá, con toda paciencia y longanimidad, simpatía y amor, uniendo a esos niños en su corazón por el amor de Cristo revelado en sí mismo.

LOS CARACTERES NO SE FORMAN EN UN MISMO MOLDE: Los caracteres no se forman en un mismo molde.  Los niños reciben como herencia todos los aspectos de carácter.  De este modo en sus rasgos de carácter se revelan los defectos y virtudes. Cada instructor debe tomar esto en consideración.  Las deformidades heredadas y cultivadas del carácter humano, así como también la belleza de carácter, tendrán que ser afrontadas, y el instructor necesitará cultivar mucha gracia para saber como tratar con lo que yerran, para su bien presente y eterno.

Si se abrigan el impulso, la impaciencia, el orgullo, el egoísmo y la estima propia, harán mucho mal que puede arrojar el alma al campo de batalla de Satanás sin la sabiduría para conducir su nave, pero además estará en peligro de ser arrojado al antojo de las tentaciones de Satanás hasta que naufrague. 

Cada instructor tiene sus propios rasgos de carácter peculiar que vigilar, no sea que Satanás lo use como su agente para destruir almas, mediante sus propios rasgos de carácter no consagrados. (Elena White)

Continúa en parte 62

 

Read Full Post »

MENTE, CARÁCTER Y PERSONALIDAD-parte 60-

 

PRINCIPIOS DE ESTUDIO Y APRENDIZAJE- Dios ha dado la razón, las facultades de la mente; pero si se las deja sin educar ni adiestrar, dejan al hombre en la condición que se revela en los paganos parte 1-

LA MENTE Y LOS AFECTOS DEBEN SER EDUCADOS: Dios ha dado la razón, las facultades de la  mente; pero si se las deja sin educar ni adiestrar, dejan al hombre en la condición que se revela en los paganos. La mente y los afectos requieren maestros para su educación y dirección. 

Se necesita enseñar línea sobre línea, y precepto sobre precepto, para guiar y adiestrar al agente moral humano para que trabaje en cooperación con Dios.  Dios obra en el agente humano mediante la luz de su verdad.  La mente iluminada por la verdad, distingue la verdad del error.

DIOS APRUEBA EL MÁS ELEVADO CULTIVO DE LA MENTE: La mente humana es capaz  del cultivo más elevado.  Una vida dedicada a Dios no debiera ser una vida de ignorancia.  Muchos hablan en contra de la educación para predicar porque Jesús escogió pescadores sin educación para predicar el Evangelio.  Aseguran que mostró una preferencia por los que no tenían educación. 

Muchos hombres educados y honorables creyeron en sus enseñanzas.  Si estos hubieran obedecido sin temor a las convicciones de sus conciencias, hubieran seguido a Cristo.  Sus capacidades hubieran sido aceptadas y empleadas en el servicio de Cristo si se las hubieran ofrecido. Pero no tuvieron el poder moral de confesar a Cristo, de arriesgar su reputación al relacionarse con el humilde Galileo frente a los ceñudos sacerdotes y celosos gobernantes. 

Jesús no despreció la educación. El cultivo más elevado de la mente, si es santificado por medio del amor y del temor de Dios, recibe su tal aprobación.  Los humildes hombres escogidos por Cristo estuvieron tres años con El, sujetos a la influencia refinadora de la Majestad del cielo. Cristo fue el mayor educador que este mundo alguna vez conoció.

Dios aceptará a los jóvenes con sus talentos y la riqueza de sus afectos si ellos se consagran a El.  Pueden alcanzar la cima más elevada de la grandeza intelectual; y si están equilibrados por los principios religiosos, pueden llevar adelante la obra que Cristo vino del cielo a realizar, y al hacerlo, llegar a ser colaboradores con el Maestro.

SE DEBE ELEVAR LA MENTE: El corazón y la mente han de ser adiestrados para conservar su pureza por la recepción diaria de provisiones de la fuente de la verdad eterna.  La Mente y la Mano divinas han conservado a través de los siglos el registro de la creación en toda su pureza.  Sólo la Palabra de Dios nos da un informe auténtico de la creación de nuestro mundo. 

Aquí podemos conversar con los patriarcas y los profetas; aquí podemos aprender cuánto le costó nuestra redención al que era igual al Padre desde el principio, y quién sacrificó su vida para que ante El un pueblo pudiera estar redimido de entre las cosas comunes y terrenales, y ser renovado a la imagen de Dios.

LA VERDADERA EDUCACIÓN COMBINA LO INTELECTUAL CON LO MORAL: El Señor ha estado esperando por mucho tiempo que caminemos en la luz que nos envió.  Hay necesidad de humillar el yo para que Cristo pueda restaurar la imagen moral de Dios en el hombre.

Sólo cuando las facultades intelectuales y morales se combinan para el logro de la educación se alcanza la norma de la Palabra de Dios.  (Elena White)

Continúa en parte 61

 

Read Full Post »

Older Posts »