Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 noviembre 2009

 

LA FUENTE DE CURACION-parte 24-

EDUCACION PARA EL CONFLICTO DE LA VIDA-parte 2-

LAS EXIGENCIAS DE DIOS DEBEN ESTAMPARSE EN LA CONCIENCIA.  HOMBRES Y MUJERES DEBEN DESPERTAR Y SENTIR SU OBLIGACION DE DOMINARSE A SI MISMOS. HAN DE RECONOCER QUE TODAS LAS FACULTADES DE SU MENTE Y SU CUERPO SON DONES DE DIOS, Y QUE DEBEN CONSERVARLAS EN LA MEJOR CONDICION POSIBLE.

Sin el poder divino, ninguna reforma verdadera puede llevarse a caboSólo cuando la vida de Cristo es en nuestra vida un poder vivificador podemos resistir las tentaciones que nos acometen.

Cristo vino a este mundo y vivió conforme a la ley de Dios para que el hombre pudiera dominar las inclinaciones naturales que corrompen el alma.  EL es el Medico del alma y del cuerpo y da la victoria sobre las pasiones guerreantes. Al entregarse a Cristo, la mente se sujeta a la dirección de la ley; pero ésta es la ley real, que proclama libertad a todo cautivo.  Al hacerse uno con Cristo, el hombre queda libre. Sujetarse a la voluntad de Cristo significa ser restaurado a la perfecta dignidad de hombre.

Obedecer a Dios es quedar libre de la servidumbre del pecado y de las pasiones e impulsos humanos.  El hombre puede ser vencedor de sí mismo, triunfar de sus propias inclinaciones, de principados y potestades, de los “señores del mundo, gobernadores de las tinieblas”, y de las “malicias espirituales en los aires”.  (Efesios 6:12)

En ninguna parte se necesita más esta enseñanza, ni resultará de más beneficio, que en el hogar.  Los padres contribuyen a echar los fundamentos de los hábitos y del carácter.  Para comenzar la reforma, deben presentar los principios de la ley de Dios como factores que influyen en la salud física y moral. Deben enseñar que la obediencia a la Palabra de Dios es nuestra única salvaguardia contra los males que arrastran al mundo a la destrucción

Hay que hacer resaltar la responsabilidad de los padres, no sólo consigo mismos, sino para con sus hijos, pues les dan el ejemplo de la obediencia o el de la transgresión.  Por su ejemplo y su enseñanza, deciden la suerte de sus familias.  Los hijos serán lo que  sus padres los hagan. 

 

 

Read Full Post »

LA FUENTE DE CURACION-parte 23-

EDUCACION PARA EL CONFLICTO DE LA VIDA–parte 1-

¡Cuanto más importante es tal cuidado para asegurar el éxito en el conflicto de la vida!  No nos hallamos empeñados en combates ficticios.  Libramos un combate del que dependen resultados eternos.  Tenemos que habérnoslas con enemigos invisibles.  Ángeles malignos luchan por dominar a todo ser humano. 

Lo perjudicial para la salud, no sólo reduce el vigor físico, sino que tiende a debilitar las facultades intelectuales y morales. Al ceder a cualquier práctica antihigiénica dificultamos la tarea de discernir entre el bien y el mal, y nos inhabilitamos para resistir al mal.  Esto aumenta el peligro del fracaso y de la derrota.

“LOS QUE CORREN EN EL ESTADIO, TODOS A LA VERDAD CORREN, MAS UNO LLEVA EL PREMIO”.  (1ª. Cor. 9:24).  En la guerra en que estamos empeñados pueden triunfar todos los que  se someten a la disciplina y obedezcan a los principios correctos. 

Con demasiada frecuencia la práctica de estos principios en los detalles de la vida se considera como asunto trivial que no merece atención. Cada acción echa su peso en la balanza que determina la victoria o la derrota en la vida.  La Escritura nos manda que corramos de tal manera que obtengamos el premio.

En el caso de nuestros primeros padres, el deseo intemperante dio por resultado la pérdida del Edén.  La templanza en todo tiene que ver con nuestra reintegración en el Edén más de lo que los hombres se imaginan.

Aludiendo al renunciamiento de que daban prueba los antiguos griegos que luchaban en la palestra escribe el apóstol Pablo:

“TODO AQUEL QUE LUCHA, DE TODO SE ABSTIENE: Y ELLOS, A LA VERDAD, PARA RECIBIR UNA CORONA CORRUPTIBLE, MAS NOSOTROS, INCORRUPTIBLE. 

ASÍ QUE, YO DE ESTA MANERA CORRO, NO COMO A COSA INCIERTA;  DE ESTA MANERA PELEO, NO COMO QUIEN HIERE AL AIRE: ANTES HIERO MI CUERPO, Y LO PONGO EN SERVIDUMBRE; NO SEA QUE HABIENDO PREDICADO A OTROS, YO MISMO VENGA A SER REPROBADO”  (1ª. Cor. 9: 25, 27)

El fundamento de toda reforma es la Ley de Dios. Sus principios deben recordarse de continuo.  Son tan eternos e inexorables como Dios mismo.

Uno de los efectos más deplorables de la apostasía original fue la pérdida de la facultad del dominio propio por parte del hombre.  Sólo en la medida en que se recupere esta facultad puede haber un verdadero progreso.

EL CUERPO ES EL UNICO MEDIO POR EL CUAL LA MENTE Y EL ALMA SE DESARROLLAN PARA LA EDIFICACION DEL CARÁCTER.  DE AHÍ QUE EL ADVERSARIO DE LAS ALMAS ENCAMINE SUS TENTACIONES AL DEBILITAMIENTO Y A LA DEGRADACIÓN DE LAS FACULTADES FISICAS  SU ÉXITO EN ESTO ENVUELVE LA SUJECION AL MAL DE TODO NUESTRO SER.

EL CUERPO TIENE QUE SER PUESTO EN SUJECIÓN.  LAS FACULTADES SUPERIORES DE NUESTRO SER DEBEN GOBERNAR.  LAS PASIONES HAN DE OBEDECER A LA VOLUNTAD, QUE A  SU VEZ HA DE OBEDECER A DIOS.  EL PODER SOBERANO DE LA RAZON, SANTIFICADO POR LA GRACIA DIVINA, DEBE DOMINAR EN NUESTRA VIDA.

 

Read Full Post »

LA FUENTE DE CURACION-parte 22-

IMPORTANCIA DEL VERDADERO CONOCIMIENTO-parte 3-

LA NECESIDAD DE ABNEGACION

El gran peligro del hombre consiste en engañarse a sí mismo, en creerse suficiente de por sí y en apartarse de Dios, la fuente de su fuerza.  Nuestras tendencias naturales, si no las enmienda el Espíritu Santo de Dios,  encierran la semilla de la muerte moral.  A no ser que nos unamos vitalmente con Dios, no podremos resistir los impíos efectos de la concupiscencia, del amor egoísta y de la tentación.

Para recibir ayuda de Cristo, debemos comprender nuestra necesidad.  Debemos tener verdadero conocimiento de nosotros mismos.  Sólo quien se reconoce pecador puede ser salvado por Cristo.  Sólo cuando vemos nuestro desamparo absoluto y no confiamos ya en nosotros mismos, podemos asirnos del poder divino.

No es tan sólo al principio de la vida cristiana cuando debe hacerse esta renuncia a sí mismo.  Hay que renovarla a cada paso que damos.  Todas nuestras buenas obras dependen de un poder externo a nosotros; por tanto, se necesita una continua aspiración del corazón a Dios, una constante y fervorosa confesión del pecado y una humillación del alma ante Dios.  Nos rodean peligros, y no nos hallamos seguros sino cuando sentimos nuestra flaqueza y nos aferramos con fe a nuestro poderoso Libertador.

Debemos apartarnos de un sinnúmero de temas que llaman nuestra atención.  Hay asuntos que consumen tiempo y despiertan deseos de saber, pero que acaban en nada.  Los más altos intereses requieren la estricta atención y energía que suelen dedicarse tantas veces a cosas relativamente insignificantes.

CRISTO, FUENTE DEL VERDADERO CONOCIMIENTO

De por sí, el aceptar nuevas teorías no infunde nueva vida al alma.  Aún el conocimiento de hechos y teorías importantes en sí mismos resulta de escaso valor si no lo practicamos.  Necesitamos sentir la responsabilidad de dar a nuestra alma el alimento que nutra y estimule la vida espiritual

Esté “ATENTO TU OIDO A LA SABIDURIA; SI INCLINARES TU CORAZON A LA PRUDENCIA, SI COMO A LA PLATA LA BUSCARES, Y LA ESCUDRIÑ ARES COMO A TESOROS; ENTONCES ENTENDERAS EL TEMOR DE JEHOVÁ Y HALLARAS EL CONOCIMIENTO DE DIOS….

ENTONCES ENTENDERAS JUSTICIA, JUICIO Y EQUIDAD, Y TODO BUEN CAMINO.  CUANDO LA SABIDURIA ENTRARE EN TU CORAZON Y LA CIENCIA FUERE DULCE A TU ALMA, EL CONSEJO TE GUARDARA, TE PRESERVARA LA INTELIGENCIA”.  La sabiduría,  “ES ÁRBOL DE VIDA A LOS QUE DE ELLA ECHAN MANO. Y BIENAVENTURADOS SON LOS QUE LA RETIENEN”.  (Prov.2:2-11; 3:18)

¿QUÉ ES LA VERDAD, LA VERDAD QUE DEBEMOS ESTIMAR, AMAR, HONRAR Y OBEDECER?

Los partidarios de la ciencia han quedado derrotados en sus esfuerzos por descubrir a Dios.  Lo que necesitan investigar hoy día es: ¿Cuál es la verdad que nos capacitará para salvar nuestra alma?  ¿Recibís al Cristo como Salvador personal?  A todos los que le reciben le da facultad de ser hechos hijos de Dios.

Son muchos los que, espaciándose en teorías, han perdido de vista el poder  vivo del ejemplo del Salvador. Necesitan contemplar a Jesús. Necesitamos seguir más de cerca su ejemplo de sacrificio.  Necesitamos la experiencia que tenía Pablo cuando escribió:  “CON CRISTO ESTOY JUNTAMENTE CRUCIFICADO, Y YA NO VIVO YO, MAS VIVE CRISTO EN MI; Y LO QUE AHORA VIVO EN LA CARNE, LO VIVO EN LA FE DEL HIJO DE DIOS, EL CUAL ME AMO Y SE ENTREGO A SI MISMO POR MI”.  (Gálatas 2:20)

EL CONOCIMIENTO DE DIOS Y JESUCRISTO, EXPRESADO EN EL CARÁCTER, ES UNA EXALTACIÓN POR ENCIMA DE CUALQUIER OTRA COSA QUE SE ESTIME EN EL CIELO O EN LA TIERRA.  ES LA EDUCACIÓN SUPREMA. 

ES LA LLAVE QUE ABRE LOS PÓRTICOS DE LA CIUDAD CELESTIAL.  ES DESIGNIO DE DIOS QUE POSEAN ESTE CONOCIMIENTO TODOS LO QUE SE REVISTEN DEL SEÑOR JESUCRISTO.

 

Read Full Post »

LA FUENTE DE CURACION-parte 21

IMPORTANCIA DEL VERDADERO CONOCIMIENTO-parte 2-

LA CIENCIA QUE SE HA DE POSEER

Hay una ciencia del cristianismo que debe ser conocida a fondo, y que es tanto más profunda, amplia y alta que cualquier ciencia humana cuanto son más altos los cielos que la tierra.  La mente debe ser disciplinada, educada y formada,  de un modo que no congenia con nuestras inclinaciones naturales.  Hemos de vencer las tendencias al mal, que hemos heredado y cultivado. 

Muchas veces hay que prescindir por completo de la educación y la preparación de toda una vida para aprender en la escuela de Cristo.  Nuestro corazón debe recibir educación para llegar a ser firme en Dios.  Debemos contraer hábitos de pensar  que nos capaciten para resistir a la tentación.  Debemos aprender a mirar hacia arriba.  Debemos comprender, en todo cuanto ellos nos atañen a nuestra vida diaria, los principios de la Palabra de Dios, que son tan elevados como el cielo y tan abarcantes como la eternidad.  

Cada acto, cada palabra y cada pensamiento  deben concordar con estos principios.  Todos deben ser puestos en armonía con Cristo y en sujeción a El. Las preciosas gracias del Espíritu Santo no se desarrollan en un momento.  El valor, la mansedumbre, la fe, la confianza inquebrantable en el poder de Dios para salvar, se adquieren por la experiencia de años.  Los hijos de Dios han de sellar su destino mediante una vida de santo esfuerzo y de firme adhesión a lo justo.

NO HAY TIEMPO QUE PERDER

No tenemos tiempo que perder.  No sabemos cuándo ha de terminar nuestro tiempo de prueba.  A lo sumo, no podemos contar sino con una vida y no sabemos cuando la muerte nos llegará.  Tampoco  sabemos cuándo tendremos que desprendernos del mundo y de todos sus intereses.  Pronto llegará el tiempo cuando se dará el mandato: 

“EL QUE ES INJUSTO, SEA INJUSTO TODAVÍA;     ….. Y EL QUE ES JUSTO, SEA TODAVÍA JUSTIFICADO, Y EL SANTO SEA SANTIFICADO TODAVÍA”.  (Apoc. 22:11).  ¿Estamos preparados? ¿Conocemos a Dios, el Gobernador de los cielos, el Legislador, y a Jesucristo a quien envió?

Las mentes entregadas a pensamientos licenciosos necesitan cambiar. 

“POR LO CUAL, CEÑID LOS LOMOS DE VUESTRO ENTENDIMIENTO, CON TEMPLANZA, ESPERAD PERFECTAMENTE EN LA GRACIA QUE  SE OS TRAERA CUANDO JESUCRISTO OS SEA MANIFESTADO; COMO HIJOS OBEDIENTES, NO CONFORMANDOSE A LOS DESEOS QUE ANTES TENIAIS ESTANDO EN VUESTRA IGNORANCIA; SINO COMO AQUEL QUE OS HA LLAMADO ES SANTO, SED TAMBIÉN VOSOTROS SANTOS EN TODA VUESTRA MANERA DE VIVIR; PORQUE ESCRITO ESTA: SED SANTOS, PORQUE YO SOY SANTO”.  (1ª. Ped.1:13-16)

Los pensamientos deben concentrarse en Dios.  Debemos dedicar nuestro esfuerzo más enérgico  a dominar las malas tendencias del corazón. Nuestros esfuerzos, nuestra abnegación y perseverancia deben corresponder al valor infinito del objeto que perseguimos.  Sólo venciendo como Cristo venció podremos ganar la corona de vida.

Read Full Post »

LA FUENTE DE CURACION-parte 20-

IMPORTANCIA DEL VERDADERO CONOCIMIENTO-parte 1-

Necesitamos comprender más claramente de lo que solemos las contingencias del gran conflicto en que estamos empeñados.  Necesitamos comprender más ampliamente el valor de las verdades de la Palabra de Dios, y el peligro de consentir que el gran engañador aparte de ella nuestra mente.

El valor infinito del sacrificio requerido para nuestra redención pone de manifiesto que el pecado es un tremendo mal, que ha descompuesto todo el organismo humano, pervertido la mente y corrompido la imaginación. El pecado ha degradado las facultades del alma.  Las tentaciones del exterior hallan eco en el corazón, y los pies se dirigen imperceptiblemente hacia el mal.

Así como el sacrificio en beneficio nuestro fue completo, también debe ser completa nuestra restauración de la corrupción del pecado.  La Ley de Dios no disculpará ningún acto de perversidad; ninguna injusticia escapará de su condenación.  El sistema moral del Evangelio no reconoce otro ideal que el de la perfección del carácter divino.  La vida de Cristo fue el perfecto cumplimiento de todo precepto de la Ley. 

El dijo:   “HE GUARDADO LOS MANDAMIENTOS DE MI PADRE”  Su vida es para nosotros un ejemplo de obediencia y servicio.  Sólo Dios puede renovar el corazón.  “PORQUE DIOS ES EL QUE EN VOSOTROS OBRA ASÍ EL QUERER COMO EL HACER, POR SU BUENA VOLUNTAD”.   Pero nosotros tenemos que ocuparnos en nuestra salvación.   (Juan 15:10;  Filipenses 2:13,12)

LA OBRA QUE REQUIERE NUESTRO PENSAMIENTO

Los agravios no pueden repararse, ni tampoco pueden realizarse reformas en la conducta mediante unos cuantos esfuerzos débiles e intermitentes.  La formación del carácter es tarea, no de un día ni de un año, sino de toda la vida.  La batalla para vencerse a sí mismo, para lograr la santidad y el cielo, es una lucha de toda la vida.  Sin continuo esfuerzo y constante actividad, no puede haber adelanto, ni puede obtenerse la victoria.

La prueba evidente de la caída del hombre de un estado superior es el hecho de que tanto cuesta volver a él.  El camino de regreso se puede recorrer sólo mediante rudo batallar. En un momento de descuido podemos ponernos bajo el poder del mal; pero se necesita más de un momento para  alcanzar una vida más santa.  Bien puede formarse el propósito y empezar a realizarlo; pero su cumplimiento cabal requiere trabajo, tiempo, perseverancia, paciencia y sacrificio.

La vida del apóstol Pablo fue un constante conflicto consigo mismo,  dijo: “CADA DÍA MUERO” (1ª. Cor.15:31).  Su voluntad y deseos estaban en conflicto diario con su deber y con la voluntad de Dios.  En vez de seguir su inclinación, hizo la voluntad de Dios, por mucho que tuviera que crucificar su naturaleza.

Al terminar su vida de conflicto, al mirar hacia atrás y ver los combates y triunfos de ella, pudo decir: “HE PELEADO LA BUENA BATALLA, HE ACABADO LA CARRERA, HE GUARDADO LA FE.  POR LO DEMAS, ME ESTA GUARDADA LA CORONA DE JUSTICIA, LA CUAL ME DARA EL SEÑOR, JUEZ JUSTO, EN  AQUEL DÍA”.  (2ª. Tim. 4:7,8)

La vida cristiana es una batalla y una marcha.  En esta guerra no hay descanso; el esfuerzo ha de ser continuo y perseverante.  Sólo mediante esfuerzo incansable podemos asegurarnos la victoria contra las tentaciones  de Satanás.  Debemos procurar la integridad cristiana con energía irresistible, y conservarla con propósito firme y resuelto.

Read Full Post »

 LA FUENTE DE CURACION-parte 19-

UNA EXPERIENCIA DE INDOLE SUPERIOR-parte 4-

CONSAGRACION Y CONFIANZA

Cuando nos mostramos humildes, nos encontramos en situación en que Dios puede y quiere manifestarse a nosotros.  Le agrada que evoquemos las bendiciones y los favores ya recibidos como motivos para que nos conceda aún mayores bendiciones.  Colmará las esperanzas de quienes en El confían por completo.  El Señor Jesús sabe muy bien lo que necesitan sus hijos y cuanto poder divino asimilaremos para bendición de la humanidad, y nos concede todo lo que estemos dispuestos a emplear para beneficiar a los demás y ennoblecer nuestra propia alma.

Debemos tener menos confianza en lo que por nosotros mismos podemos hacer, y más en lo que el Señor puede hacer para nosotros y por medio nuestro. Cuando pidamos a Dios que nos ayude, lo honraremos creyendo que recibiremos  su bendición.  Meditemos día y noche en su carácter.  Con el poder y la luz que Dios nos comunica, podemos comprender, abarcar y realizar más de lo que jamás nos pareció posible.

“ESTAD EN MI”

Cristo nos ordena:  ”ESTAD EN MI, Y YO EN VOSOTROS.  COMO EL PAMPANO NO PUEDE LLEVAR FRUTO DE SI MISMO, SI NO ESTUVIERE LA VID; ASÍ NI VOSOTROS SI NO ESTUVIEREIS EN MI…..EL QUE ESTA EN MI, Y YO EN EL, ESTE LLEVA MUCHO FRUTO;

PORQUE SIN MI NADA PODÉIS HACER…..SI ESTUVIEREIS EN MI, Y MIS PALABRAS ESTUVIEREN EN VOSOTROS, PEDID TODO LO QUE QUISIEREIS, Y OS SERÁ HECHO.  EN ESTO ES GLORIFICADO MI PADRE, EN QUE LLEVEIS MUCHO FRUTO, Y SEÁIS ASÍ MIS DISCÍPULOS.”

“COMO EL PADRE ME AMO, TAMBIÉN YO OS HE AMADO: ESTAD EN MI AMOR…”

“NO ME ELEGISTEIS VOSOTROS A MI, MAS YO OS ELEGI A VOSOTROS; Y OS HE PUESTO PARA QUE VAYAIS Y LLEVEIS FRUTO, Y VUESTRO FRUTO PERMANEZCA: PARA QUE TODO LO QUE PIDIEREIS DEL PADRE EN MI NOMBRE, EL OS LO DE.” (Juan 15: 4-16)

“HE AQUÍ YO ESTOY A LA PUERTA Y LLAMO: SI ALGUNO OYERE MI VOZ Y ABRIERE LA PUERTA, ENTRARE A EL, Y CENARE CON EL, Y EL CONMIGO.” (Apoc.3:20)

“AL QUE VENCIERE, DARÉ A COMER  DEL MANA ESCONDIDO, Y LE DARÉ UNA PIEDRECITA BLANCA, Y EN LA PIEDRECITA ESCRITO  UN NOMBRE NUEVO , EL CUAL NINGUNO CONOCE SINO AQUEL QUE LO RECIBE.”  (Apoc.2:17)

“AL QUE HUBIERE VENCIDO…..LE DARÉ LA ESTRELLA DE LA MAÑANA”, “Y ESCRIBIRE SOBRE EL, EL NOMBRE DE MI DIOS, Y EL NOMBRE DE LA CIUDAD DE MI DIOS….Y MI NOMBRE NUEVO.” (Apoc. 2:26-28; 3:12)

“UNA COSA HAGO”

Aquél cuya confianza está en Dios podrá decir como dijo Pablo: 

“TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE”  (Filipenses 4:13)

CUALESQUIERA QUE SEAN LOS ERRORES Y FRACASOS DEL PASADO, PODEMOS, CON LA AYUDA DE DIOS, SOBREPONERNOS A ELLOS.   Con el apóstol podemos decir:

“UNA COSA HAGO: OLVIDANDO CIERTAMENTE LO QUE QUEDA ATRÁS, Y EXTENDIENDOME A LO QUE ESTA DELANTE, PROSIGO AL BLANCO, AL PREMIO DEL SUPREMO LLAMAMIENTO DE  DIOS EN CRISTO JESÚS”.  (Filip.3:13, 14)

 

 

Read Full Post »

LA FUENTE DE CURACION-parte 18-

UNA EXPERIENCIA DE INDOLE SUPERIOR- parte 3-

SEREMOS GUARDADOS DEL MAL

Como obreros de Dios, debemos llegar a los hombres doquiera estén, rodeados de tinieblas, sumidos en el vicio y manchados por la corrupción.  Pero mientras afirmemos nuestro pensamiento en Aquél que es nuestro sol y nuestro escudo, el mal que nos rodea no manchará nuestras vestiduras.  Mientras trabajemos para salvar las almas prontas a perecer, no seremos avergonzados si ponemos nuestra confianza en Dios.

A todos nos acosan preocupaciones apremiantes, cargas y obligaciones; pero cuanto más difícil la situación y más pesadas las cargas, tanto más necesitamos a Jesús. Nada es más necesario en nuestro trabajo que los resultados prácticos de la comunión con Dios. La comunión con Dios ennoblecerá el carácter y la vida.

Hemos de vivir una vida de pensamiento y acción, de oración y de trabajo.  La fuerza recibida por medio de la comunión con Dios, unida con el esfuerzo diligente por educar la mente para que llegue a ser reflexiva y cuidadosa, nos prepara para desempeñar las obligaciones cotidianas y conserva al espíritu en paz en cualesquiera circunstancias  por penosas que resulten.

EL DIVINO CONSEJERO

Cuando están afligidos, muchos piensan que deben dirigirse a algún amigo terrenal, para contarle sus perplejidades y pedirle ayuda. En circunstancias difíciles, la incredulidad llena sus corazones y el camino parece oscuro.  Sin embargo, está siempre a su lado el poderoso Consejero de todos los siglos, invitándoles a depositar en El su confianza.  Jesús, el gran Ayudador les dice:

“VENID A MI, QUE YO OS HARE DESCANSAR”. ¿NOS APARTAREMOS DE EL PARA SEGUIR EN POS DE FALIBLES SERES HUMANOS QUE DEPENDEN DE DIOS TANTO COMO NOSOTROS MISMOS?

“SIN MI NADA PODÉIS HACER”  (Juan 15:5), dice nuestro Señor.  El resultado de todo lo que hacemos está en manos de Dios.  Suceda lo que suceda, aferrémonos a El con firme y perseverante confianza.  En nuestros negocios, en las amistades que cultivemos, y en los vínculos que duren toda la vida, iniciemos todas nuestras relaciones tras humilde oración.  Así probaremos que honramos a Dios, y Dios nos honrará.  Oremos cuando nos sentimos desfallecer. Cuando estamos desalentados. En nuestra flaqueza debemos asirnos de la fuerza infinita.  Pidamos humildad, sabiduría, valor, y aumento de fe, para que veamos la luz de Dios, y nos regocijemos en su amor.

 

 

 

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: